Domingo, Octubre 22, 2017
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Semana Entrante

La Semana Entrante: Elecciones en Italia, "Sequester", Bernanke y PIB EE.UU.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

Decíamos el otro día que podía venirse una corrección en los mercados. Y algo así pasó la semana pasada, que fue la peor para Wall Street de este 2013, y la primera en la que el saldo semanal para el S&P’s 500 fue negativo. El asunto de la corrección de los mercados todavía no está del todo saldado con las caídas de la semana pasada. O más bien, todavía hay temas que pueden interferir en el camino de Wall Street hacia los récords históricos de octubre de 2007. Uno de ellos son los resultados de las elecciones italianas del domingo y el lunes, que no garantizan un gobierno estable y sumiso a las reglas de Bruselas. El otro es el “sequester”, el agresivo programa de recorte de gasto que entraría en vigor en EE.UU. el primero de marzo en caso de que el Congreso no alcance un acuerdo para evitarlo. Y esta vez parece que no habrá acuerdo de última hora.

La semana, por tanto, estará enfocada en esos dos asuntos: las elecciones italianas y el “sequester”. Pero habrá más, muchas más, cosas de interés. Por ejemplo, durante la semana, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, comparecerá en el Congreso para dar su testimonio semestral, revelar sus perspectivas para la economía y explicar las políticas monetarias que conduce el banco central. Y en medio de una avalancha de datos económicos (aunque no habrá viernes de empleo el primero de marzo), se publicará el PIB preliminar (o primera revisión) de EE.UU., que posiblemente sea revisado al alza tras sorprender con una lectura de -0.1% en su reporte avanzado.

LAS ELECCIONES ITALIANAS

Lo que son las cosas: el ex-primer ministro italiano, Mario Monti, que tomó el país cuando Italia se tambaleaba tras la forzada dimisión de un Silvio Berlusconi arrinconado por la crisis, Bruselas y varios procesos judiciales abiertos, será castigado en las urnas pese a que logró enderezar el rumbo del país. Y Silvio Berlusconi, que regresa, puede convertirse en la segunda fuerza del país (ganar, creemos que es improbable).

Pero lo que salga de las elecciones del domingo y lunes es una verdadera incógnita. En Italia no se pueden publicar encuestas durante los 15 días previos a las elecciones. En las últimas, el vencedor era Pier Luigi Bersano, líder del centroizquierdista Partido Democrático, con una intención del voto de entre 34% y 38% seguido del partido del Pueblo de la Libertad de Silvio Berlusconi (30%), quien apoyado  por su imperio mediático ha logrado una espectacular remontada.

El tercero era el cómico napolitano Beppe Grillo, con su voto de protesta, de izquierda, con su discurso anti-austeridad, anti-Europa,  que llena plazas mofándose de la política italiana y es apoyado por el premio Nobel, genial e irreverente, Darío Fo. Su “Movimiento cinco estrellas” obtenía en torno al 15%. Y el último quedaba la coalición de centro derecha que lidera Monti. Además, en torno a un tercio del electorado permanecía indeciso y no había revelado sus preferencias en las encuestas.

El gobierno estable y proeuropeo que quieren los mercados es el de Pier Luigi Bersani apoyado, si es necesario, por la coalición que lidera Monti.  Ahora bien,  ¿qué ha pasado durante estos últimos quince días? Posiblemente pocas cosas buenas para ellos.

 

Al parecer, a quien mejor le ha ido es a Beppe Grillo, al “profeta Grillo”, como le han bautizado, quien congrega en plazas a multitudes de jóvenes y desempleados indignados, y que podría afianzarse como la tercera fuerza del país.

Y suponemos que Berlusconi habrá cuando menos logrado mantener su auge impulsado por las televisoras, periódicos y radios que atesora y apoyan incondicionalmente.

Entre ambos pueden haber arañado votos a la izquierda y derecha tradicional,  representados por Bersani y Monti. Y el riesgo es que lleguen a este fin de semana sin la fuerza para lograr la mayoría, sobre todo en el Senado. Por tanto, la posibilidad de que no se logre un gobierno estable o con la fuerza suficiente para sacar adelante las medidas que impone Bruselas es latente. Cualquier resultado que no garantice eso podría ser tomado mal por los mercados y golpear a Italia y a toda la periferia Europea.   

EL “SEQUESTER”

También a lo largo de la semana que viene, el Congreso de EE.UU. debe lograr una solución a lo que antes se conocía como “abismo fiscal” y ahora llaman “sequester”. In extremis, y para evitar el “abismo fiscal”, Obama acordó con los republicanos una subida de impuestos a inicio de año. Pero aplazó al primero de marzo la solución al otro lado de la ecuación presupuestaria: el recorte de gasto.

Ahora hay que negociar las políticas de reducción de gasto, que en un principio ascendería a 1.2 billones de dólares para un período de 10 años. Obama quiere renegociarlo combinándolo con nuevas de subidas de impuestos, para buscar un mejor equilibrio entre políticas de gasto e ingresos. Pero los republicanos arguyen que el lado de los ingresos, de los impuestos, ya se definió a principios de año y que ya no se tocarán.

Por tanto, y visto el ritmo y tono de las negociaciones, cada vez parece más plausible que el primero de marzo entrará en vigor el programa recorte generalizado de gasto, que para este año se elevaría a 85,000 millones de dólares (mdd), y para el resto de los años a 109,000 mdd.  

En un principio, no sería tan preocupante. 85,000 mdd en el 2013 (que en la práctica pod´rian ser menos) en una economía de 16.4 billones de dólares no parece que vaya a lograr hacer mucho menoscabo en el crecimiento. Es decir, entre caer en suspensión de pagos por no elevar el techo de endeudamiento, el “abismo fiscal” o el “sequester”, éste es el menor de los males.

Aun así, habría que sumarlo a la subida de impuestos de 200,000 mdd de principios de año, que no sólo afectó a los más pudientes, a los que ganan más de 450,000 dólares, sino también a la clase media y baja al incrementarse el impuesto a la Seguridad Social en 2 puntos porcentuales. Y en ese sentido, hay que recordar que a Wal-Mart no le ha ido muy bien en este inicio de año, aunque ayer lo atribuyó, sobre todo, a los retrasos en la devolución de impuestos.

Dicho todo esto, no creemos que se deba menospreciar el hecho de entrar en el “sequester”. El gasto público se ha venido contrayendo desde el tercer trimestre de 2010 (con la excepción del tercer trimestre de 2012, cuando se incrementó antes de las elecciones presidenciales)  y ha pesado sobre la recuperación económica. En el cuarto trimestre del año pasado restó 1.33 puntos porcentuales de crecimiento al PIB, y eso antes de que entrara en vigor la reciente subida de impuestos y a la espera de lo que pase con el “sequester”. Macroeconomic Advisers predijo que el asunto podría abortar la creación de 700,000 empleos para el final de 2014. Eso es mucho empleo y mucho consumo potencial en juego, y puede significar una zancadilla importante para la economía.  

EL TESTIMONIO DE BERNANKE

Otro asunto importante la semana que viene será el testimonio semestral del presidente de la Fed, Ben Bernanke, en el Congreso. Llega en un momento delicado: tras las minutas de la Fed, que provocaron una verdadera masacre en el mercado, y sin saber muy bien si habrá “sequester” o no. Bernanke hablará el martes en el Comité Bancario del Senado, a las 9:00 hora de México. Y luego lo hará delante del Comité de Servicios Financiero de la Cámara de Representantes, aunque todavía no se ha fijado ni fecha ni hora (generalmente es al día siguiente y a la misma hora).  

Quizás dentro del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC en inglés) es de los que más a favor están de mantener los programas de compra de activos tal y como están hasta percibir que la recuperación económica sea lo suficientemente firme. Y además, por otras declaraciones previas, sabemos que está a favor de no socavar el crecimiento con políticas agresivas de restricción fiscal, sino de que haya una coordinación entre la política monetaria y fiscal.

Por tanto, y si bien hablará sobre los actuales programas de compra de activos, su eficiencia, costo y riesgos, y de la “estrategia de salida”, quizás lo más interesante de la comparecencia sea el turno de preguntas y respuestas, que probablemente esté más enfocado en temas fiscales.  

Lo más probable es que insista en que la recuperación todavía enfrenta riesgos, reitere que hacen falta políticas fiscales creíbles y reafirme que la Fed hará todo lo que pueda para ayudar a la recuperación, si bien sola no puede hacer todo.

LOS DATOS ECONÓMICOS DE EE.UU.

Finalmente, la agenda está repleta de indicadores, si bien no habrá viernes de empleo. El de mayor relevancia por su impacto será el del PIB preliminar (o primera revisión), más después de la inesperada sorpresa que trajo el reporte avanzado, con una contracción del 0.1%. Se prevé que la cifra sea revisada al alza, sobre todo gracias al sector exportador neto (la cifra de diciembre sorprendió con un déficit mucho menor de lo previsto) y algo de más impulso por el lado del consumidor. El consenso prevé que se revise del -0.1% a +0.5%.

 

 

Con el fin de febrero e inicio de marzo, se empiezan a publicar los indicadores más oportunos para febrero como el PMI de Chicago, el ISM manufacturero o las ventas de autos. Por el lado de los datos duros, la agenda también estará bastante saturada con indicadores como el de las ventas de casas nuevas, los pedidos de bienes duraderos, el ingreso y gasto personal, y el gasto en construcción, todos ellos para el mes de enero.

Finalmente, en los reportes corporativos, y tras el lío de los emails de Wal-Mart, la semana que viene estará copada por los grandes minoristas. Así tendremos una mejor visión de cómo las grandes empresas de consumo ven este año y el impacto que está teniendo sobre el gasto tanto la reciente subida de impuestos como el retraso en al devolución de impuestos, y la interpretación que de esos hechos hagan. A continuación presentamos un calendario tentativo.

Lunes: Lowe’s

Martes: Autozone, Home Depot, Macy’s, Martha Stewart, Radioshack, Saks; Papa Johns,

Miércoles: Dollar Tree, Target; JC Penney.

Jueves: Barnes & Nobles, Best Buy, Domino’s Pizza, Kohl’s; Gap, Sotheby’s. 

Add comment


Security code
Refresh

Indices

Loading
Chart
o Dow Jones content-type content▼type (content-type%)
o S&P 500 content-type content▼type (content-type%)
o Nasdaq content-type content▼type (content-type%)
INDEXDJX:.DJI

Dow Jones

Company ID [INDEXDJX:.DJI] Last trade:content-type Trade time:content-type Value change:content▼type (content-type%)
INDEXSP:.INX

S&P 500

Company ID [INDEXSP:.INX] Last trade:content-type Trade time:content-type Value change:content▼type (content-type%)
INDEXNASDAQ:.IXIC

Nasdaq

Company ID [INDEXNASDAQ:.IXIC] Last trade:content-type Trade time:content-type Value change:content▼type (content-type%)

Hits en Llamadinero

293971 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2508
Ayer2964
Esta Semana18413
Este Mes48668
Total2123788

21-10-2017

Visitantes ahora

Guests : 98 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition