Martes, Diciembre 12, 2017
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

La apuesta de la OPEC y sus consecuencias.

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Durante los últimos tres meses, mientras Estados Unidos se consolida como el gran motor de la economía mundial, los países emergentes, aquellos que habían sacado la cara por el resto del mundo cuando la peor crisis económica desde la Gran Depresión cayó sobre el país norteamericano,  han comenzado a sufrir de forma dramática. Y este sufrimiento ha tenido como principal causa los precios de los commodities. El año antepasado comenzaba el aviso con los metales, donde América Latina, en especial Brasil, sufrió el desplome de los metales, tanto preciosos como industriales ante el atisbo del final de la expansión monetaria y ante la desaceleración China.

Hoy, comenzando el 2015 la situación pinta oscura, la gran dependencia de las materias primas por parte de los emergentes golpeará ahora a los productores de petróleo, en los últimos 3 meses, el precio del crudo se ha desplomado más de 50%. Al momento de escribir esta nota, el Brent cotiza por debajo de 50 dólares mientras que el WTI, que cayó por debajo de este precio desde inicios de semana, se cotiza en 48.11 dólares por barril.

Pero, ¿qué hay detrás del reciente desplome? Como lo dijo El-Erian, la caída en el precio del petróleo es muy diferente esta vez respecto de lo que había sido en épocas anteriores. Desde 1986, los desplomes en el precio del crudo habían sido conducidos, en su mayoría por expectativas de demanda bajas en el corto y mediano plazo. Salvo inicios de la década de los 80, donde el descubrimiento de nuevos pozos petroleros trajo como resultado una caída en los precios por medio de la oferta. Sin embargo, el mercado energético vive en este momento un evento inédito en los últimos años, una combinación de menor demanda y mayor oferta podría ser la respuesta a la reciente caída con un peso mayor en la oferta.

Detrás de este sanguinario hundimiento en los precios del WTI, Brent, Maya, etc.  podemos encontrar a los grandes productores de petróleo, en especial la OPEC que ha utilizado su poder de mercado para rebajar los precios mundiales y utilizarlos como un arma contra sus competidores norteamericanos. Estados Unidos que siempre utilizó a los mercados como su principal misil económico y político, está siendo golpeado con su misma medicina, y sus productores lo están sufriendo.

Los representantes de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Kuwait anunciaron hace apenas mes y medio que no cortarían su producción, declarando oficialmente una guerra de precios contra los norteamericanos. El temor de los productores de la OPEC reside en la política de autosuficiencia energética de Estados Unidos desde 2007, política con la que ha logrado reducir sus importaciones netas de petróleo en 72%.

 Estados Unidos. Cifras de 2015 son estimaciones de EIA.

En un movimiento que acentúa más la guerra de mercado que se vive actualmente (aunque confuso), Saudi Aramco, la compañía estatal de petróleo de Arabia Saudita ha comenzado a discriminar precios. Mientras que a Europa le otorga una descuento de 1.50 dólares por barril para Febrero, a sus clientes asiáticos les dará un descuento de 1.40 dólares, mismo que es menor al de 1.90 dólares que había dado para el mes de enero, con lo que se cree que está intentando sacar provecho de su posición física (cercana a Asia, lo cual les da la posibilidad de disminuir el descuento al cual le vende el precio y seguir siendo la mejor opción para los compradores debido a los costos de de transporte) para mantener su porción de mercado que se ha visto amenazada en tanto Estados Unidos, que era su principal cliente, se hace autosuficiente.

Los costos, ya se estiman para ambos bandos, mientras que esta guerra podría costarle a los 12 miembros de la OPEC alrededor de 257 mil millones de dólares en ingresos durante 2015 de acuerdo a la EIA (Energy Information Administration por sus siglas en inglés). Por el Lado de Estados Unidos, se cree que las compañías norteamericanas Helmerich & Payne, Nabors Industries y Patterson-UTI Energy corten alrededor del 30%, aun con el esfuerzo de reducir los costos de las perforadoras, donde las compañías han reducido en 10% la tarifa a la que están dispuestos a pagar por perforar los pozos de acuerdo a información publicada por el New York Times.

Debido a lo costoso que es perforar pozos en algunas regiones de Estados Unidos como Dakota, la caída en los precios del petróleo es catastrófica para los productores, que de mantenerse el precio a estos niveles, corren el riesgo de tener que reducir su producción o pararla por completo. ¿Cuánto durará el precio en estos niveles? Es difícil saberlo, en especial porque después de la guerra de precios viene otra complicación, la demanda.

Si bien, el consumo de energía renovable no ha terminado por despegar, en Estados Unidos ha crecido, desde 2001 un 85%, prueba de ello es el incremento en la producción de autos híbridos en el país norteamericano, la cual ha pasado de 53.7 millones de vehículos a 76.4 millones de vehículos de 2009 a 2014.

 Quad BTU: Medida de energía equivalente a 1.055 x 1018 joules.

 Cifras de 2015 son estimaciones de EIA.

Pero también, la economía mundial vive momentos complicados. Los clientes asiáticos no le durarán toda la vida a la OPEC, y quizá se esté enemistando con el agente equivocado. Mientras que China se desacelera, Estados Unidos prospera rápidamente, al tiempo que Europa se asemeja a un cuerpo inerte, y la porción de mercado que la OPEC busca mantener podría no ser la de mayor demanda en el futuro próximo.

Los daños colaterales sin duda alguna podrían ser devastadores, y los países dependientes de las materias primas son los que más sufrirán. Ayer lo dijimos, Venezuela está en busca de crédito por parte de China en un contexto donde la probabilidad de que entre en default en los próximos 5 años es de 93%. En México, la caída en los ingresos provenientes del petróleo ya han comenzado a hacer ruido, y Luis Videgaray salió el día de ayer a decir que la única forma de contrarrestar menores ingresos, será a través del gasto.

Recordemos que las participaciones, la principal fuente de ingresos para las entidades federativas de México están íntimamente ligadas al precio del petróleo. Algunas estimaciones realizadas por equipos económicos en la cámara de diputados y senadores calculan que los ingresos podrían caer alrededor de 100 mil millones de pesos, lo cual tendrá que compensarse con recortes al gasto si se desea mantener el actual nivel de déficit presupuestal. Bajo este contexto, la economía mexicana podría tener otro año de mal desempeño económico, teniendo en cuenta que en años posteriores no existió este conflicto y la eficiencia del gasto no fue la mejor, siendo responsable, en parte, del bajo crecimiento de México.

 

 

 

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

626194 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2366
Ayer2573
Esta Semana2366
Este Mes27075
Total2262729

11-12-2017

Visitantes ahora

Guests : 177 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta