Martes, Diciembre 12, 2017
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

La Fed ya puso en alerta a la banca central de los emergentes

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

 

Después de años de desenfrenada expansión monetaria, la Fed apenas se está acomodando para pisar la palanca de freno. Ya lo pisó suavemente en diciembre, y posiblemente el miércoles den otra pisadita. Pero esa nimia operación ya ha detonado la salida masiva de capitales de los países emergentes, sobre todo de aquellos que ofrecen diagnósticos macroeconómicos algo perturbadores, sobre todo por sus desequilibrios de balanza de pagos. Turquía es uno de ellos: la lira turca se desploma y ya está en mínimos históricos, por lo que el banco central convocó una reunión de urgencia para mañana. El rand sudafricano, también golpeado por la política de la Fed, se haya en mínimos de 2008 y su banco central tendrá ocasión de buscar alguna respuesta en la reunión del miércoles.  

Los efectos que tienen las decisiones de la Reserva Federal para con Estados Unidos y el resto del mundo no siempre son del todo fáciles de pronosticar, en especial aquellos que  son producidos como consecuencias indirectas y cuyo retraso dificulta la lectura que pueden darle los bancos centrales del mundo, limitando la capacidad de reacción de los mismos.

 En los últimos días, la decisión de diciembre pasado por la Reserva Federal de Estados Unidos de reducir el paso de compra de activos, llámese bonos del gobierno o bonos hipotecarios ha tenido fuertes repercusiones negativas en los mercados emergentes, sí, en aquellos que gozaron de bonanza mientras la Fed inyectaba dinero desde 2008.

El caso es que mientras las tasas en Estados Unidos se mantenían muy cercanas a cero, los países emergentes que ofrecían un rendimiento particularmente mayor al del país norteamericano tuvieron altos flujos ingresando a su país, sin embargo, en cuanto llegó el cambio de discurso de Ben Bernanke la tendencia de los mercados de deuda ha sido clara; todos están volviendo a bonos del tesoro o bonos corporativos de alta calificación.

Países como Sudáfrica y Turquía que se apuntalaban a ser los nuevos países emergentes han tenido serios problemas para contener la salida de capitales de sus países, situación grave pues dependen de estos para financiar una cuenta corriente en déficit. Además, tal salida de capitales también ha repercutido en su tipo de cambio que ha mostrado un fuerte revés de las monedas locales, lo cual podría disparar sus precios internos en el mediano plazo.

El caso de Turquía que ha visto cómo su Lira se deprecia más de 13% en los últimos dos meses, se ha agravado en los últimos tres días, situación que ha sido suficiente para que el Banco Central anuncie una junta extraordinaria para el día de mañana donde se tomarán decisiones clave respecto de la política monetaria, pero también podría haber más; una política cambiaria más restrictiva.

El agresivo comportamiento de los mercados para con los países emergentes podría empeorar si las autoridades no logran imponer un control de flujos de capital desde sus propios países. El índice de volatilidad de los mercados emergentes ha repuntado en los últimos tres días a niveles no vistos desde junio de 2013, cuando Bernanke avisó por primera vez que el tapering se encontraba cerca.

Lo preocupante es que las reservas de Turquía están flaqueando y podría entrar en una crisis de balanza de pagos en tanto continúen los flujos negativos en la cuenta de capital hasta que no sean suficientes los fondos para cumplir con sus obligaciones de la cuenta corriente. No conforme con ello, la inflación anual en Turquía durante el mes de diciembre se posicionó en 7.4% lo cual mete presión al banco central no sólo por el lado de los capitales sino por el de los precios.

Durante la reunión pasada, la pasada reunión, el banco central decidió adoptar una tasa de interés extraordinaria y temporal de 9%, la cual se encuentra 125 puntos base por encima de la tasa de interés convencional de la institución, pero que habría sido insuficiente para contener las pérdidas en la moneda turca. Se espera que para la reunión extraordinaria del día de mañana la tasa de interés suba hasta 10%, esto es 225 puntos base en una sola exhibición. La tasa de interés del banco central de Turquía no ha tocado ese nivel desde septiembre de 2012.

Por otro lado, el banco central de Sudáfrica también tendrá reunión de política monetaria, aunque en su caso la situación no es tan crítica y de hecho la reunión no será de emergencia, pero sin duda alguna se espera un mensaje de advertencia al mercado local sobre medidas de restricción monetaria en caso de que el flujo de capitales continúe su curso hacia afuera del país.

Las consecuencias de que el ciclo de expansión monetaria en Estados Unidos esté llegando a su fin, han comenzado a derribar a los mercados emergentes. Ya lo habíamos comentado con Argentina donde la moneda se ha derrumbado en los últimos 3 días, asimismo en México la Bolsa Mexicana de Valores ligó sus dos peores sesiones el jueves y viernes pasados.

 

Mientras tanto, el mercado de bonos en Estados Unidos goza lo que otros sufren. La curva de rendimientos del tesoro se ha rebajado sustancialmente desde la semana pasada, donde el bono a 10 años ha tenido una caída en su rendimiento en 6 puntos base mientras que a 30 años el rendimiento se ha bajado 8pbs.

 

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

626213 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2367
Ayer2573
Esta Semana2367
Este Mes27076
Total2262730

11-12-2017

Visitantes ahora

Guests : 190 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta