Domingo, Noviembre 18, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Entre la espada y la pared: ¿cumplirá Francia con su meta fiscal de 2013?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

Las primeras nubes de nerviosismo comienzan a posarse sobre Francia. El gobierno de Hollande no parece estar próximo a cumplir este año con su objetivo de déficit fiscal de 3 por ciento respecto PIB. Compromiso que Bruselas daba por hecho desde hacía ya unos meses.

Perder la meta fiscal propuesta para este año, tiene serias implicaciones para la economía francesa. Por un lado, su estrategia de consolidación fiscal ha estado bajo el escrutinio del mercado,  en especial por parte de las tres grandes de agencias calificadoras. Al respecto Moody evalúa la deuda soberana gala con una calificación de AA1; S&P la ha mantenido AA+ desde noviembre de 2012 (aunque recientemente ha amenazado con bajar la nota junto a España y Portugal); y Fitch reafirmo en AAA; pese a ello, las tres calificadoras han puesto al unísono perspectivas negativas para el gobierno francés, que, de confirmarse el incumplimiento fiscal, agravarían la probabilidad de que las mismas valoraciones se revisen a la baja y  se alteren pesimistamente la  evolución de los mercados financieros.

Por el otro lado, forzar el cumplimiento al objetivo, podría conducir a la economía francesa hacia una trampa de austeridad, que implica estancar el crecimiento económico, y hacer aún más difícil la reducción del déficit respecto al producto; de ello, que Francia requiriese, como muchos otros países europeos, de una segunda oleada de austeridad para cumplir con el objetivo.

El tema ha hecho furor entre los diputados socialistas que temen una amonestación el próximo viernes por parte de la Comisión Europea, o la exigencia de un ajuste forzoso en París por mandato directo de Bruselas, lo que podría dañar los compromisos de desarrollo social que se generan a través del gasto público, y que son parte de la política familiar en Francia (pensiones, seguro social, vivienda, entre otros).

Las proyecciones que tiene el gobierno, hasta ahora,  estiman un crecimiento del PIB en 0.8%  para 2013, lo que le permitiría en primera instancia cumplir con su objetivo. Empero, sus estimaciones son mucho más altas que los pronósticos atañidos a otras organizaciones internacionales (véase cuadro), como la CCE, el FMI o la OCDE. En dichas perspectivas, gobierno de Hollande logrará una disminución del déficit de un punto porcentual (de 4.5 en 2012 a 3.5% para 2013), pero permanecerá por arriba de su blanco fiscal en 2013.

                                     Fuente: Morgan Stanley, 2013

 Las cifras de este consenso expresan un crecimiento medio de 0.3% a/a, y una consolidación del balance en 3.4%. Estimación que contradice diametralmente los pronósticos del Gobierno de galo. 

Lo cierto es que después de llevar dos años reduciendo el déficit fiscal, Francia ha comenzado a tropezarse con el ritmo de ajuste por el deterioro de la situación económica en toda Europa (que a decir verdad puede ser debido en gran medida por la austeridad fiscal en los otros países); y que poco probable es mantener inalterable sus estimaciones económicas, a la luz de sus recientes resultados económicos. 

De incumplirse el blanco fiscal, el ratio deuda/PIB no declinara en 2014 (como se había prometido), y su estabilización comenzará a sembrar distintas dudas sobre los inversionistas, presionando cada vez más las salidas de depósitos en los Bancos nacionales.

Desde la perspectiva de las autoridades europeas (BCE, CCE y CCE), el riesgo de presionar a Hollande para cumplir con el compromiso fiscal, implica meter en recesión a la segunda economía más importante de la región, lo que significa minar el crecimiento de la eurozona en su conjunto. Pero las muestras de mayor flexibilidad con algunos estados miembros, como precedió recientemente para el caso Griego, de España y Portugal, puede, secuencialmente, dañar la credibilidad macroeconómica de las propias autoridades, e irrumpir efectos negativos dentro de los objetivos de política monetaria, como es el anclaje sustancial de las expectativas.

Del lado de Francia, el ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, reconoció el pasado martes que será muy probable no cumplir con la meta fiscal, “por lo que debemos evitar aplastar lo que queda de crecimiento al tiempo que somos responsables y nos aseguramos que la palabra de ahorro forme parte de nuestro vocabulario”.

Pierre Moscovici por su parte (ministro de finanzas), no ha dado a torcer el brazo tan rápidamente, y aseguró que el gobierno socialista reflexionará de su blanco fiscal hasta finales de marzo. 

Ganar tiempo para Francia, en virtud de reducir su déficit de sus finanzas, significa la evasión de la trampa de austeridad, pero al mediano plazo, tendrá de todas formas que encaminarse hacia la consolidación fiscal, a la que habrá que añadir la necesidad de encontrar $10 mil millones de euros por año para reestructurar su deuda en 2016, y otros $10 mil millones de euros para refinanciar la rebaja de impuestos corporativos planeados para 2014 y 2015, como conformidad con el Pacto de Crecimiento, Competitividad y Empleo del eje París-Berlín. 

Este choque de trenes estará próximo a observarse en los próximos meses, y aunque en Bruselas se intente aplicar la doctrina de la canciller Angela Merkel, es probable que París encuentre en su discurso, algo más bien solidario hacia el fenómeno de Atenas, es decir; repensar la meta de 2013.

 

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1186960 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy81
Ayer2889
Esta Semana17635
Este Mes45745
Total3021637

18-11-2018

Visitantes ahora

Guests : 85 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition