Domingo, Noviembre 18, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

El porqué del posible fin del Reino Unido tal y como lo conocemos

Ratio:  / 2
MaloBueno 

Mrs. Nicola Sturgeon ha dicho ya que si se lleva a cabo un segundo referéndum sobre la permanencia de Escocia en el Reino Unido, hará que este último abandone sus intenciones de salirse de la Unión Europea, el cual esta siendo alentado por Theresa May. 

Sturgeon decidió no ejercer el “cast-iron mandate”, el cual otorga la posibilidad a Escocia de llevar a cabo un segundo referéndum para votar sobre la permanencia en el Reino Unido, sino que prefirió analizar la posibilidad de un lugar para Escocia en la UE y permanecer en el mercado común sin la necesidad de abandonar el Reino Unido. Sin embargo el gobierno británico ha mencionado que “a su manera o nada”.

A partir del anuncio de Escocia de apelar al artículo 50 y la posibilidad de un segundo referéndum para abandonar el Reino Unido, la libra esterlina cayó a $1.23 dólares por libra. Se espera que a partir del aviso del segundo referéndum, el próximo 17 de marzo durante un acto del Partido Nacional  Escocés, la libra siga perdiendo valor respecto al dólar y al euro, como ocurrió en el referéndum pasado. La libra esta perdiendo valor frente a casi todas las divisas después de esta noticia, aquella vez del primer referéndum. Ésta divisa llegó a caer contra el dólar hasta un 0,6%, y ahora 0,2%. Frente al euro se deja un 0,5%.

El sector energético escocés resultaría afectado por la salida de Escocia del Reino Unido. Al salir dicho país los consumidores podrían verse afectados al pagar sus cuentas ya que un tercio del subsidio en energía renovable está dirigido a Escocia, con esto los Scots pagan solamente un 10% de la energía que se utiliza, algo que podría cambiar al momento de la independencia.

Con Escocia independiente, que apoye energías renovables al nivel actual y sin ningún subsidio proveniente del gobierno central en el Reino Unido,  se generaría una carga de un lado para consumidores y contribuyentes y por el otro para inversionistas que necesitarían la promesa de un subsidio para invertir en plantas generadoras de electricidad, cuya demanda sería difícil que fuera cubierta por Europa al momento.

Los pro-independentistas apoyan la idea de permitir una integración de los mercados energéticos que beneficie al bloque y mantener los buenos términos, ya que tanto  Escocia, que exporta 26% de su electricidad al Reino Unido, como el resto del Reino Unido necesitan de la energía producida en cada lado y así  evitar una carga sobre la población e inversionistas. Además de ser Escocia pieza fundamental para el Reino Unido y lograr sus objetivos en energías renovables.

En el caso del petróleo los precios de este energético comenzaron a subir dada la tendencia optimista de los inversionistas por ver a UK como parte del Reino Unido, sin embargo después de la decisión del Brexit los precios de commodities, en este caso del petróleo, cayeron 4.9%. Sin embargo en los últimos días, después del anuncio de un altamente probable referéndum en Escocia, el precio del Brent, $56.54 por barril, tuvo una alza debido a la confianza de los inversionistas en que el mercado se mantendrá en esa tendencia y por los anuncios de recorte a la producción en el mundo.

Por el lado de la vivienda, a pesar de que el precio crece despacio, sigue aumentando entre 2 y 7 por ciento anual. Jeremy Corbyn, líder del Partido Laboral, señala que enfrentar este problema, el de la escasa vivienda, no se puede enfrentar con una independencia de Escocia. Sin embargo, Escocia pide que el gobierno central en Londres no quite el beneficio a jóvenes de entre 18 y 21 años para poder hacerse de una vivienda, en donde el Banco de Escocia ha encontrado que el promedio de las viviendas en Escocia ha aumentado 3%. El gobierno escocés acusa al Reino Unido de no prestar atención a las demandas de vivienda de las personas en el país del norte, cuya accesibilidad al mercado inmobiliario es la peor desde 2009.

Sin lugar a duda, el “Scotchexit” (por acuñar un término), significaría incertidumbre y nuevos retos para la economía del Reino Unido y de Escocia. EL país del norte quiere ver sus exigencias sean cumplidas en ciertos sectores y tener mayores beneficios. Sin embargo parece Theresa May no estar preocupada por el rumbo que puedan tomar las cosas, y mantenerse firme en su decisión de “our way or no way” (a nuestra manera o nada). ¿Será la misma preocupación para los Scots?.

 

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1186245 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2528
Ayer3123
Esta Semana17193
Este Mes45303
Total3021195

17-11-2018

Visitantes ahora

Guests : 132 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition