Domingo, Noviembre 18, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Turquía, la intentona golpista, y su importancia geopolítica

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

Éste es el artículo íntegro publicado hoy en el diario Excélsior sobre la intentona golpista en Turquía, sus implicaciones y la importancia geopolítica de dicho país. El texto lo puede leer también en las páginas de Dinero de la edición impresa y en este link de Dinero en Imagen

No, la intentona golpista en Turquía se quedó en un mero susto, pero eso no quiere decir que haya terminado la historia. Las noticias se sucedieron a última hora del viernes en Europa, cuando en América los mercados estaban a punto de cerrar. Pero eso no evitó que salieran incólumes. Tras el cierre, todavía los inversionistas pueden operar en lo que se conoce como el mercado “afterhours”, y en esa última hora de negociación se hicieron muy visibles los impactos sobre los mercados.

Se notó, sobre todo, en la lira turca. Desde que las noticias empezaron a recorrer los cables noticiosos hasta el cierre del “afterhours”, la divisa se hundió más de un 4%. Respecto al cierre del día previo, el desplome fue de un 4.8%, la peor jornada para la lira turca en un día desde la crisis de 2008. También se resintieron, en esa última hora, las divisas emergentes como el rand sudafricano (-2.4%) y el peso mexicano (-1.4%). El fondo negociable (ETF) de la bolsa turca, el iShares MSCI de Turquía, se hundió un 2.5%, en tanto el S&P’s 500, que cerró el viernes prácticamente plano, cedía en el “afterhours” un 0.5%. El mercado petrolero recibió también un notable impacto. En la bolsa de futuros de Londres, el barril de Brent, más sensible a los acontecimientos de Turquía, cerró la jornada en 47.61. Una hora después, luego de los movimientos en el “afterhours”, se elevaba hasta los48.25 dólares, o un 1.3% adicional. En Nueva York, en el Nymex, el WTI pasada de 45.95 dólares a 46.28.

En contraste, los capitales buscaron resguardo en los tradicionales activos refugio. La tasa del bono de 10 años de Estados Unidos, que antes de conocerse las noticias del golpe de Turquía, se situaba en 1.59%, descendió en la última hora a 1.55%. También subieron de manera notoria, en el “afterhours”, el oro y la plata, con un 0.7% cada uno, y el yen, que se fortaleció un 0.5% en la última hora, volviendo a ser la divisa que más avanzó ante una situación de incertidumbre.

Viendo lo acontecido en los mercados durante esa última hora de negociación “afterhours”, se podría conjeturar que si los militares hubieran triunfado en su intentona de golpe de Estado, la jornada del lunes habría resultado en una sesión de fuerte aversión al riesgo.

Ahora bien, tampoco hay que pensar que el fracaso del golpe de Estado regresa a los mercados a la normalidad. Turquía es una de las economías emergentes más potentes del mundo, una de las referencias fundamentales para los mercados globales. Pero además es un país visagra entre Europa y Asia, con una importancia gepolítica elemental por su relevancia para el comercio por el estrecho del Bósforo, sobre todo para los buques petroleros, y por su situación estratégica como miembro de la OTAN.

Su presidente, RecepTayyipErdogan, despierta poca simpatía entre los líderes occidentales. Fue nombrado primer ministro en el año 2003al llegar al poderde la mano del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), fundado por él. Pese a que se define como un partido liberal conservador de tendencia europeísta, así como de carácter laicoen respeto a uno de los principios fundacionales que instauró el padre de la actual Turquía, MustafáKemalAtatürk, la realidad es que desde el poder ha promovido políticas islamistas, atentando contra los valores laicos, y ha adquirido un marcado sesgo autoritario. Desde el 2014, que asumió el cargo de presidente, ha impulsado la transformación del sistema parlamentario turco a otro presidencialista con objeto de aumentar su poder.

Pero además, sus aliados occidentales cada vez están más incómodos con su política exterior. La hostilidad hacia el pueblo kurdo, su animadversión al régimen sirio de Bashar al Asad y el consiguiente coqueteo con el Estado Islámico y otros grupos radicales que le pueden servir a sus intereses en su lucha contra los kurdos no es la mejor carta de presentación.

En consecuencia,la asonada militar puede enturbiar aún más las relaciones con Estados Unidos y Europa. Por varios motivos. Uno,porque el fallido intento de golpe de Estado ha sido aprovechado por Erdogan para dar un golpe de fuerza, hasta el punto de llegar a especularse que pudo ser él mismo quien urdió un autogolpe. La purga que ha desencadenado en el ejército y el sistema judicial turcos, vistos como los guardianes del laicismo de Atatürk, refuerza la deriva autoritaria e islamista de Erdogan, y difumina aún más la división de poderes. Dos, porque fue evidente la frialdad con la que respondieron sus aliados a las noticias golpistas, como si existiera cierto beneplácito. Y tres, porque encima Erdogan insinuó que la intentona tuvo su origen en Estados Unidos, en el clérigo musulmánFetuláGülen, un antiguo aliado de Erdoganahora exiliado en Pensilvania, lo que ha tensado las relaciones bilaterales.

De modo que tras el nerviosismo del “afterhours” del viernes, no está claro que el fracaso del golpe vaya a traer de nuevo la tranquilidad a los mercados este lunes, y será crucial observar cómo se comporta la lira turca y la prima de riesgo del país. Y esto por dos aspectos: el energético y el de la seguridad mundial.

En lo que se refiere al petróleo, los estrechos de Turquía, que incluyen el Dardanelos y el Bósforo, es el paso obligado entre el mar Negro y el Mar Mediterráneo. Los últimos datos disponibles por la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés) señalan que en el 2013, 2.9 millones de barriles al día pasaron por esos puntos. Pero no sólo es el Bósforo: además está el oleoducto Bakú-Tiflis-Ceyhan, el segundo más largo del mundo, que lleva crudo desde el mar Caspio al Mediterráneo a través de Azerbayán, Georgia y Turquía, con una capacidad de 1.0 millones de barriles al día; o el que conduce petróleo de la región kurda de Irán a los puertos mediterráneos de Turquía con una capacidad de 600,000 barriles al día. Lo normal es que el tráfico de crudo, una vez controlado el golpe, no se vea afectado y las tensiones de última hora del viernes se vean aplacadas. 

Por el lado de la seguridad mundial, Turquía es un aliado fundamental de la OTAN. Ingresó a la organización en 1952, tres años después de su fundación. Su importancia radica tanto en tres aspectos: su situación estratégica, a las puertas de Oriente Medio; el tamaño de su fuerza, la segunda más numerosa de la organizacióndespués de la estadounidense; y su participación en el programa de compartición nuclear de la OTAN, por lo que si bien no tiene armas nucleares de fabricación propia, sí podría hacer uso de ellas en caso de que lo requiera la alianza, y dispone de 90 en la base aérea de Incirlik, desde donde la coalición que lidera Estados Unidos bombardea al Estado Islámico. Finalmente, Turquía está jugando un papel fundamental en el control de inmigrantes sirios a las islas griegas y al resto de la Unión Europea.

Por eso es fundamental para los mercados internacionales, para la lira turca y las divisas emergentes, que Turquía permanezca como un país que mira a occidente, cercano a Europa, laico y de respeto a la libertad y a la democracia. Lo malo es que este fin de semana, en las bellas plazas y puentes de Estambul, los lemas más escuchados eran los de Dios y Erdogan.

INFOGRAFÍA

Cuando parecía que la semana ya estaba terminada para los mercados globales, la cual fue de tranquilidad y suculentas ganancias para las bolsas, regresó la volatilidad cuando se supo de un intento de golpe de Estado en Turquía. La noticia sacudió al mercado “afterhours”, y la lira turca se hundió un 4.8%, el peor derrumbe en un día desde la crisis financiera de 2008, lo que arrastró también al peso mexicano (-1.4%)….

Fuente: Bloomberg

.. en general, en el “afterhours” los capitales huyeron de los activos de riesgo (lira turca y otras divisas emergentes, bolsa turca, S&P’s 500) y buscaron los activos seguros como el bono de 10 años de EU, el yen japonés y el oro y la plata. Además, el precio del barril de crudo se elevó por la importancia que representa Turquía para el tráfico marítimo del crudo, el cual corría el riesgo de sufrir disrupciones…

 

Fuente: Bloomberg

… en efecto, por los estrechos turcos, que incluye el Bósforo y el Dardenelos, atraviesan diariamente 2.9 millones de barriles al día (mbd) de crudo y otros productos petroleros. Además, el oleoducto Bakú-Tiflis-Ceyhan, con una capacidad de 1.0 mbd y otros oleductos que conectan el Caspio con el Mediterráneo ponía en riesgo el tráfico de algo así como 4.5 mbd…

Fuente: Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA)

… finalmente, estratégicamente Turquía es un país clave al ser la puerta al Medio Oriente. Desde la base aérea turca de Incirlik, la coalición liderada por Estados Unidos bombardea al Estado Islámico. Además, cuenta con el segundo ejército más numeroso de la OTAN, por lo que la alianza con Turquía es crucial para mantener la estabilidad en la convulsa región de Medio Oriente.

 

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1186251 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2529
Ayer3123
Esta Semana17194
Este Mes45304
Total3021196

17-11-2018

Visitantes ahora

Guests : 139 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition