Domingo, Noviembre 18, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Tres razones que dañan a la locomotora alemana

Ratio:  / 1
MaloBueno 

 El dato fulminante de esta mañana fue este: la producción industrial de Alemania se contrajo en agosto un 2.8%.

 

Pero no fue sólo eso, los pedidos de bienes de fabricas alemanas cayeron a su nivel más bajo desde el 2009, debido principalmente a la gran desaceleración económica que está viviendo la zona del euro, y las fuertes incertidumbres que se han generado por los conflictos geopolíticos de la región, lo que ha pospuesto el consumo privado de los hogares y la inversión de las empresas a lo largo y ancho del viejo continente.

La caída fue de 5.7% a tasa anual, frente a una previsión ligera del consenso que estimaba una contracción del 2.7%, y con un descenso sumamente pronunciado de los bienes de capital que cayeron en 2% las ordenes nacionales y en un 12% los pedidos de exportación

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no ha esperado ni un pestañeo tras la publicación de los datos y ha calificado de “decepcionante” el crecimiento manifestado de toda la región que expone diferentes “fragilidades”, proyectando una recuperación económica, en el mejor de los casos, bastante débil.

Pues bien, la proyección del crecimiento económico germano, fue una debacle completa, y de estimar que crecería 1.5% este año, el FMI ha recortado su perspectiva hasta una contracción estimada de medio punto porcentual para el cierre del 2014, lo que  se traduce como el peor recorte de crecimiento esperado en el año en toda la eurozona.

Pero no sólo eso, el FMI espera que Alemania siga en contracción para 2015, y que su caída mengue a -0.2% anual, dejando un veredicto muy claro para todos: un mundial no marca la diferencia, y Alemania entrará en recesión.

Súbitamente, estas manifestaciones del FMI lucen bastante preocupantes, no sólo porque Alemania es el corazón de Europa, sino porque en su coraza de fierro, puede empezar a verse al menos tres abolladuras que marcan un destino incierto para los mejores balompiés del mundo este 2014.

La tragedia de la Eurozona.

Por inicio, aunque Angela Merkel hizo grandes esfuerzos en los años pasados para defender al euro, pero mantener en claro las diferencias entre germanos y españoles, germanos e italianos, germanos y franceses,  germanos y europeos, no ha podido escapar de la tendencia homogénea de la región.

La eurozona esta en un crecimiento entre “bajo” y “no existente”, y eso significa que Alemania debe de convivir con una dinámica mucho más limitada. No tiene compradores en sus vecinos, y por lo tanto, si quiere exportar a otros países y diversificar su comercio, tiene que enfrentarse a la turbulencia del canje cambiario, y los famosos costos de transacción, lo que a todas luces le resta gran competitividad en un momento donde la productividad germana va a paso lento.

El vínculo con Asia.

Parte del fracaso en las exportaciones Alemanas, no es culpa sólo de la mala dinámica de la región. Si tomamos una imagen grande de la película, podemos notamos las exportaciones alemanas se han estado desacelerando también por las bruscas caídas que han tenido las exportaciones a países fuera de Europa.

Alemania fue una de las potencias que se vio fuertemente favorecida en los años anteriores por la expansión de bienes de capital en Asia, y la demanda de los mismos por parte del país germano permitía un ancla provechosa a la cual asirse desde la crisis.

Sin embargo, en agosto cayó precisamente la producción de bienes manufactureros en Asia, y eso ha generado el colapso de la demanda de bienes duraderos en Alemania.

Lo que hay que tener en cuenta por tanto, no es sólo que Alemania trae el frenó domestico, sino que también lo tiene desde el extremo del continente, y la mala noticia es que la desaceleración Asiática está lejos de terminar en el corto plazo.

El FMI espera que China por ejemplo, modere su crecimiento a una tasa del 7% en los siguientes años, los que será  su ritmo de crecimiento más lento desde los tempranos años 90, lo que también acota la expansión económica que pueda tener Alemania por este lado.

El conflicto Energético

Este contexto de un mercado externo adverso a los alemanes, es  aún más frágil si tomamos en cuenta que una de las políticas de oficina de Angela Merkel fue utilizar el carbón alemán como fuente de energía, el cual está en sus niveles más altos después de una década.

La decisión energética de Alemania se generó después del desastre de Fukushima en Japón, y ha hecho de la nación germana uno de los lugares más caros en el mundo para el uso de energía, lo que hace que muchas empresas sean más dependientes del suministro exterior que provee… ¡adivinen!...  ¡Rusia!

Debido a las tensiones geopolíticas, y el menor crecimiento de Asia, la industria energética de Alemania está comenzando a perder confianza en el futuro de los negocios, y eso vulnera el brazo de defensa que les quedaba: el mercado interno.

Por tanto, este es un lío de los grandes que va a requerir más allá de ir a Brasil y jugar un poco con la pelota en porterías ajenas.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1186146 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2522
Ayer3123
Esta Semana17187
Este Mes45297
Total3021189

17-11-2018

Visitantes ahora

Guests : 37 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition