Jueves, Diciembre 13, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Se mantiene la moda de Crimea, mientras Rusia se avecina al borde de una crisis económica.

Ratio:  / 2
MaloBueno 

Y así fue, hoy con las urnas llenas, se realizó el referéndum de Donetsk y Lugansk dónde al igual que Crimea, la población decidió casi al unísono que querían formar una republica autónoma, para posteriormente, como Crimea añadirse a la madre patria: Rusia.

El resultado oficial fue del 89.07% de la población a favor de la misiva lanzada desde el mes pasado por los rebeldes, y se contó con una participación del 74% del electorado, con poco más de 10 mil voluntarios organizando toda la votación.

“No compartimos ni la ideología, ni la historia, ni los héroes de Kiev” fueron varias de las consignas que alimentaron el voto este día.

El resultado es que desde hoy existe  de manera soberana la república autónoma de Donetsk al este de Ucrania, y que los habitantes empezarán a decidir desde mañana las tareas más difíciles de un país independiente, como es su economía, y su defensa, al tiempo que “elegiremos de verdad una lengua que queramos hablar y sentir”.

El referéndum de hoy, era considerado ilegal por casi toda la comunidad internacional, donde tanto la canciller merkel, como el presidente francés Hollande criticaron conjuntamente el procedimiento que se realizaba esta mañana en ucrania. Incluso el propio Vladimir Putin, el pasado jueves, instó a que se pospusiera el referéndum en razón de buscar una salida más armoniosa para la presión que se etsa generando entre ambas naciones. Pero nada, Donetsk se declaró hoy libre, autonomá e independiente, hizo oídos sordos, y desde hoy a fundado su propia república al igual que lo hizo Crimea el pasado mes de marzo, en esta tan afamada pasarela de pro-rusos.

 Sin embargo, la gran diferencia con la pequeña península del mar negro, es que Donetsk y Lugansk representan cerca del 20% del PIB de Ucrania, mientras que Criema significaba apenas 3.7% del producto nacional de éste país.

 Encima Dontesk es casi un tercio de la producción industrial de los ucranianos, y también tiene la mayor influencia sobre la producción minera, siendo el corazón tanto de la producción de hierro como de carbón, por lo que a vuela pluma, la separación de Donetesk representa un golpe asiduo, quizá hasta fatal, para la empequeñecida economía de Ucrania.

 Pero un poco más preocupante, es que los números no están siendo favorables tampoco para Rusia, la cual se esta viendo fuertemente dañada por el confícto, aunque los medios poco estén diciendo del fuerte apuro en el que se encuentra.

 Por un inicio, el PIB de Rusia ya se había venido alentando por la falta de vitalidad en su sector exportador, lo que ya había esfumado su superávit de cuenta corriente.

 Ahora, el gran dilema es que el mercado ha intuido que con el desbalance que estaba teniendo Rusia, por los incrementos inflacionarios que llevaron el pasado mes de abril a elevar la tasa de interés del banco central hasta en un 7.5%, y la baja de calificación por el S&P a BBB- en abril, no podría sostenerse mucho tiempo, lo que le ha vaticinado una salida abrupta de capital mientras el conflicto de Dontesk cobraba brío.

De esta forma hasta el pasado 14 de marzo, la salida neta de capital en Rusia alcanzaba los 50,000 millones de dólares, lo que era equivalente al 2.5% de su PIB, superior al superávit de cuenta corriente de 2.0% del producto nacional, lo que significa una brecha negativa en la balanza de pagos.

 A esto hay que sumar, que las sanciones económicas, tan pobremente aplaudidas en occidente, no han sido tan menores como esperábamos desde la óptica del mercado, y los inversionistas han empujado la depreciación del Rublo en un 10% este año a razón de que diversas empresas rusas se verán castigadas por las sanciones económicas.

 Esto s probablemente lo que ha empujado a Vladimir Putin a dar un giro en su discurso recientemente, y hacer notar que no desea mayores restricciones a su economía por los movimientos separatistas que generó la “moda pro-rusa” de Crimea.

La situación no parece que vaya a mejorar ahora con el referéndum, porque a Dontesk le falta declarar oficialmente sus intenciones de anexarse a Rusia, y la poca capacidad de crecimiento que tiene esta economía, puede empujar a que con una oferta restringida, el incremento de la demanda se traduzca en mayores precios, que alimenten una nueva salida de capital.

 No es para menos, la economía Rusa, ha sido de las más pobres en el concierto de las economías emergentes, y el 2013 lo cerró con un pobre crecimiento de 1.3%, sólo debatido por la locomotora azteca de México que apuntó un avance de 1.1%.

 La agencia Moody´s mencionó la semana pasada que Rusia podría ir por un 1.0% de crecimiento este año. El FMI por su parte trae una estimación de 1.3% para el 2014, lo cuál no es ni la mitad del optimismo que tienen sus estimaciones para México, su homologó de trinchera durante el 2013. En este sentido,  las proyecciones apuntan a que este año le irá tan mal a Rusia como el año anterior, y a ese ritmo, Rusia no podrá ser capaz de generar la estabilidad que necesita la nueva población sumada de Crimea y Dontesk.

 Este primer trimestre, la economía de Rusia avanzó 0.5%, según los datos oficiales de Moscú, y están apuntó de entrar en una recesión técnica que resultará difícil de remontar si la brecha negativa en la balanza de pagos degenera en una crisis.

 Nuestra perspectiva, es que dicha crisis no será inmediata, después de todo, el Banco centra ha empleado 35 mil millones del año en un principio para defender al rublo, y aun guarda en reservas 49 mil millones. Pero el ritmo con el que se están saliendo los capitales es realmente preocupante, y este bollo caliente nos puede quemar en un futuro muy cercano.

 Recordemos que la depreciación puede ayudar a las exportaciones rusas, sí, pero que las sanciones económicas en comercio pueden dirimir todo el efecto positivo que generé la curva “j” de la balanza comercial en los próximos meses, así que la única salida de Putin en el corto plazo, es paradojamente, convencer al capital, hablarle, susurrarle y detenerle.

 Vaya moda la que se esta generando en el oriente de Europa, que sin mucho cuidado puede llegar la pasarela a un desfiladero.

 

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1302922 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy1471
Ayer2411
Esta Semana8602
Este Mes28887
Total3081323

13-12-2018

Visitantes ahora

Guests : 52 guests online Members : One member online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition