Domingo, Noviembre 18, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

PMI de Europa aclara, si hay recuperación, pero la baja inflación todavía preocupa.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La noticia general que circunda sobre la economía de la Eurozona es que se está al borde de un problema de deflación, y que si no se toman medidas en uno de estos días, el nuevo Japón del siglo XXI podría llamarse: Europa.

Pero lo cierto es que también este temor ha dejado de hacer visible los datos buenos con los que la Unión monetaria combate día a día este proceso de “baja inflación”, como lo bautizó Mario Draghi en su conferencia de abril.

Una de las causas fundamentales a las que se le atribuye el proceso de desinflación en Europa, radica sustancialmente en la baja actividad económica, y el proceso fuerte de paro que acumulan desde 2012, sin embargo, los datos adelantados del PMI dieron un mensaje bastante conciso “el empleo está volviendo a crecer, mientras el comercio llega a su máxima de tres años”, un efecto que despega la sonrisa de las comisuras, porque en efecto, nada mejor para combatir la deflación, que con un poco de crecimiento.

De acuerdo con el reporte oficial, elaborado por Markit, la zona del euro mejoró sustancialmente sus niveles de contratación en el sector comercial, lo que hizo que el PMI de servicios en abril llegase a los 53.1 puntos, desde los 52.2 pts de marzo, al tiempo que el PMI manufacturero mejoró en 3 pbs y se colocó en las 53.3 unidades.

El dato es adelantado, porque apenas recopila el 85% del total de las encuestas practicadas, peor por lo pronto está arrojando que el dato compuesto de la eurozona subió hasta los 54 puntos, lo que hace que el índice este por arriba de las 50 unidades (límite de contracción), por los últimos 10 meses seguidos, con una constante expansión de la actividad comercial desde el mes de julio de 2013.

Chris Williamson, economista en Jefe de Markit, señaló de manera muy precisa “la zona del euro ha comenzado un segundo trimestre en una posición sólida. Una bienvenida aceleración del ritmo de crecimiento en la actividad comercial de abril implica que la región se está expandiendo al ritmo más intenso de casi los tres últimos años”.

Esto índica que el PIB en su conjunto, podría empezar a apuntar sobre el avance de 0.5% en el segundo trimestre, lo que significa que la recuperación sigue cobrando fuerza y brío en la medida en que la locomotora germana sigue avanzando, y Francia ha empezado a estabilizarse.

Con estos datos en frío, la suposición clara es que la tendencia de la economía terminará por empujar los precios de la eurozona, pero que el mayor inconveniente radica en las primeras derivadas de los precios y del crecimiento, es decir, de las velocidades con las que estas ocurran.

De no sincronizarse la recuperación con la caída de precios, la deflación terminará por boicotear todo este avance logrado, y mermará estos datos primerizos con los que abrió hoy markit, así que el mayor apuro de las autoridades monetarias esta en darle tiempo a la recuperación, antes de que la caída de precios sea inminente.

En este punto, si la economía no es la que sigue empujando los precios ¿entonces que lo hace?

Una variable que está estudiando día a día Mario Draghi y compañía, es aquella que los ha orillado a enfrentar un sinfín de turbulencias: el euro.

La moneda única lleva todo el año apreciándose inesperadamente frente al dólar, y se dice inesperadamente porque el dólar, con el tapering en marcha, debió de empezar a cotizar al alza, pero poco ha sido este el efecto, y la rotación del capital ha bajado los precios de bienes importados en toda la eurozona. Por consiguiente, además del saboteo de los precios energéticos, el Banco Central Europeo tendrá que medir fuerzas contra el euro para ganar tiempo sobre la recuperación económica, y puede disparar algún estímulo adicional para provocar su estampida en divisas.

 

Sin embargo, bajo los datos actuales de Markit, es factible que la postura del Comité siga en observar las variables económicas durante mayo, y que Draghi no se decida a nada hasta junio. Pero cuidado, porque si los precios no animan, se corre el riesgo de actuar demasiado tarde, como sucedió en Japón durante los años 90.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1187010 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy85
Ayer2889
Esta Semana17639
Este Mes45749
Total3021641

18-11-2018

Visitantes ahora

Guests : 118 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition