Domingo, Noviembre 18, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

¿Todos quieren ser Rusos?

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Poco a poco, y día a día, se ha comenzado a notar un grito unánime, conciso, y en ocasiones hasta estridente, a lo largo de la Europa Oriental: “Todos queremos ser Rusos”.

El primero en innovar esta pasarela fue Crimea, quien el pasado mes de marzo estiró velas, y con una aprobación de más del 95% de la población habitante, obtuvo un referéndum pleno para anexarse al país Ruso.

Vladimir Putin, dijo en aquella conferencia tan emblemática, que la potestad de Rusia sobre Crimea era, sobre todo, un derecho histórico, parte del legado que el desmembramiento de la Unión Soviética había velado durante tantos años, y al que ahora, el destino resarcía cuentas ante la exclamación de todo un pueblo: “Queremos ser Rusos”.

Y así fue, Crimea  baila ahora rítmicamente al compás de una polka, y ha dejado por detrás los saltos del Jopak Ucraniano.

Sin embargo;  tal parece ser que el desfile no ha concluido, y que en su modelaje viene  distintas regiones interesadas por convertirse en rusos.

Donetsk, quien se sitúa al este de Ucrania, y representa el corazón industrial de dicho país tomó las sedes gubernamentales y de la policía de la región, ha proclamado su autonomía, y lanzó un referéndum a efectuarse el 11 de mayo para seguir los pasos de Criemea y colindar con bandera rusa este mismo año.

Las llamadas de Barck Obama con Vladimir Putin poco han podido aclimatar el ambiente de tensión que se vive en la región, y más allá de las intenciones diplomáticas del presidente de Estados Unidos por urgir una solución elegante del problema, Putin ha espetado que poca interferencia tiene él con el supuesto grito de moda que sacude a Ucrania.

 Esta mañana, incluso, ante la activación de la operación anti terrorista por parte del gobierno de Alexander Turchínov,  ha comenzado el escándalo internacional de una posible guerra civil en el país, ante la toma del aeropuerto de Kramatorsk y la ciudad de Slaviansk por parte de los militares del gobierno (ambas localidades situadas en la cercanía del sector industrial y minero de la región).

Hasta ahora, la cifra va en 20 muertos, y un número no calculado de heridos. Pero la euforia pro-rusa, no se ha detenido, sigue ahí, resistiendo al embiste militar. ¿Porqué?

Rusia, históricamente, es un país de gran fuerza y relativo ahínco, que antes de la crisis financiera de 2009 venía creciendo a tasas cercanas del 8% gracias a la gran expansión de sus exportaciones (que crecían hasta en un 30% antes de la crisis), y que se sumo a los elogios de los así bautizados como BRIC´S, que serían, decía O´Neil, quienes heredarían la tierra.

Pero lo cierto es que Rusia no ha sido la misma desde  el 2011 a la fecha. Y más recientemente, empieza a cuestionarse que sus factores de desenvolvimiento económico que le permitan prosperar a partir de este año.

Una de los principales inconvenientes de Rusia, es que el letargo de Europa, y de Asia le están empezando a pasar un alto costo en materia de exportaciones, y el ritmo de crecimiento de las mismas se ha mermado,  provocando que el robusto superávit de cuenta corriente pasase de un 6.6% del PIB en mediados de 2012, a tan sólo 1.55%.

Esto, claramente ha pasado factura al dinamismo del propio producto nacional ruso, que mermó sus tasas de crecimiento hasta tener el peor año desde la crisis financiera en el 2013, al expandirse módicamente un 1.2% en el año pasado.

Asimismo, el tipo de cambio ha picado al alza, pero no sustancialmente por el inicio del tapering en Estados Unidos (como si sucedió en otros mercados emergentes), sino principalmente a la intensidad del problema con Ucrania, que a expensas de tener una economía debilitada, y restringida por las nuevas sanciones económicas entre Estados Unidos, y la Unión Europea, le ha valido una depreciación del 10.2% en lo que va del año.

Ahora, teóricamente la caída sobre el tipo de cambio debería ayudar a mantener en vigor las exportaciones rusas, sin embargo, esto se pierde ante las rigideces añadidas a las relaciones comerciales entre Rusia y el mundo por represalias del evento con Crimea. Exceptuando el comercio de energía, la Unión Europea está comenzando a pensar en el tipo de limitantes que le pondrá al gobierno ruso por medida resarcitoria del desmembramiento de Ucrania, lo que se une a la posible prolongación del impacto que tenga la depreciación cambiaria sobre la balanza comercial, lo que deja, en el corto plazo, impávida a la economía rusa.

Esto se suma a que, pese a que el rublo sea débil, este comenzando a existir demasiada volatilidad en el mercado financiero Ruso, que ha mostrado que logra tomar volatilidades de hasta 40 pisos de altura, y que pese al mejoramiento de las últimas sesiones, la volatilidad promedio de las últimas sesiones sigue siendo demasiado alta.

Esta volatilidad, irrumpe en las transacciones financieras que se realizan en el mercado ruso, y que comúnmente proveen de liquidez no sólo al conjunto del sistema financiero, sino también a diversas empresas que fondean sus proyectos de inversión (para exportar) a través del mercado, el cual por dicha incertidumbre sobre un posible enfrentamiento bélico, ha sugestionado una toma de utilidades encarecida de hasta  un 12% en lo que va del año.

El riesgo también se está dejando sentir en dos componentes esenciales de evaluación. Por un lado la prima de riesgos soberana vista en CDS´s ha remontado el vuelto, y esto ha congestionado a los inversionistas conservadores con tenencia de bonos rusos a 10 años, los cuales han subido hasta 80 puntos base desde que inicio el conflicto.

En otros términos, la economía de Rusia no va bien, pero encima, los eventos recientes han hecho que el país se esté poniendo encima y a contratiempo al propio mercado.  Cotizar con altos niveles de volatilidad, y altas tasas de interés puede golpear severamente el dinamismo económico, no sólo mediante una baja del consumo presente (vía sustitución por aumento de las tasas de mercado), sino también alterar a la inversión productiva, y no a causa de las tasas  (como supondría un efecto keynesiano, cásico si es válida esta vinculación), sino mediante el incremento de los niveles de riesgo.

Aún no se sabe la cifra del crecimiento de Rusia al primer trimestre, pero la inflación está colgada en un 6.5% (casi el doble de la inflación de Ucrania), y han comenzado previsiones a la baja del estiramiento potencial de esta economía en diversas corredurías internacionales (como el S&P, o Morgan Stanley), y empiezan a converger hacia un crecimiento mediocre.

¿Por qué entonces tanta insistencia en ser parte de Rusia?, bueno, porque a grandes rasgos, aunque el ritmo de crecimiento de vida es muy similar entre Ucrania y Rusia (cerca de un 16 y 18 por ciento de variación en los años pasados), y pese a que en 2013 hubo una divergencia con Ucrania por la caída del consumo.

En realidad la distancia no va sobre valores relativos sino absolutos. El PIB per cápita de Ucrania es de 2.9 mil euros por ciudadano, mientras que el de Rusia equivale a 11.15 mil euros.  Una distancia no menor y para nada despreciable.

Otras variables como el índice de desarrollo humano, el índice de competitividad etc, también son sobresalientes en Rusia, pero lo que aquí preocupa es que la tendencia de esta economía no va al alza como lo piensan en Donetsk, y la tela para la pasarela puede seguir siendo de una calidad media.

Oscar Wilde, a través de su entrañable personaje Lord Henry Wotton, en el Retrato de Dorian Gray sentenciaba “desde el punto de vista artístico la moda es una forma de fealdad tan intolerable, que nos vemos obligados a cambiarla cada seis meses”, y no estaba equivocado. Hoy la moda es Rusia, pero aunque  Crimea, Donestk, o la propia Kiev se vuelvan parte de Moscú, si Rusia no crece en seis meses nos veremos obligados a declarar la moda sobre Alemania, y en alguna ocasión remota, tal vez y hasta salga una moda por México.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1186276 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2533
Ayer3123
Esta Semana17198
Este Mes45308
Total3021200

17-11-2018

Visitantes ahora

Guests : 164 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition