Domingo, Noviembre 18, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

¿Problemas en el paraíso Europeo?

Ratio:  / 1
MaloBueno 

A finales del año pasado, y gracias al buen dinamismo que se presentó dentro de todo el 2012, el concierto de las opiniones convergía a una misma nota musical: la economía mundial está mejorando gradualmente.

Y la eurozona, de quien tanto habíamos temido su fracaso previamente, era una de las regiones pioneras en el avance del crecimiento afianzado y sostenido, gracias a factores como la política acomodaticia, la menor carga fiscal en algunas economías, y el re-emprendimiento de estímulos para algunas economías periféricas que habían alcanzado cierta estabilidad tras la volatilidad de los mercados financieros.

Llegados a febrero de este año, los últimos indicadores de opinión apuntaban a que se mantenía una moderada expansión de la economía de la eurozona, auspiciada en mayor medida por el fortalecimiento progresivo del comercio internacional, pero donde el gran contexto de peligro se definía por desenvolvernos en una racha de inflación a la baja, factor explicado por tres causas: 1)menor precio de las materias primas (demanda); 2) elevada capacidad productiva sin utilizar (oferta); y 3) un anclaje aminorado, o de niveles bajos, en las expectativas inflacionarias.

Con ello, la eurozona bloqueaba los tres canales básicos de generación de inflación, y auspiciaban que el robustecimiento económico o acelerado sería una pieza difícil de alcanzar. Incluso, Mario Draghi, el presidente del BCE, en su discurso del seis de febrero de este año, comentó que los precios bajos  no eran un fenómeno patentado por la zona del euro, sino que acontecía en todo el esplendor de las economías desarrolladas, lo que no obstante, convergía con la idea de que existiría un repunte de precios general.

Sin embargo, los últimos datos de la inflación están frustrando esta idea, y el malogro de no poder hacer caer la tasa de paro, empieza a inquietar a algunos miembros del comité del BCE dirigido por Draghi sobre cómo se puede apuntalar más los precios, y/o a la economía en su conjunto.

Pues bien, hoy Ewald Nowotny, presidente del Banco central de Austria, dijo que el próximo intento del BCE por animar las cosas es llevar a la tasa de depósitos (la que paga el BCE por recursos inyectados a su hoja de balance por algún banco comercial) hacia un nivel negativo,  algo que muchos han estimado tendrá poco efecto sobre el mercado, y peor aún, sobre la economía en general, porque la tasa en negativo anula el incentivo de generar mayor crédito, una contradicción que se genera por la facilidad de no perder dinero al mantener un activo ocioso. Un matiz más de vivir con trampa de liquidez en el mundo.

Sin embargo, Ewald estimó que una tasa negativa, debe de entenderse “en el contexto de la reducción de la tasa de interés de referencia”, lo que significa que el Mercado podría adelantar una potencial baja de tasas claves mientras Europa viva todavía procesos de inflación por debajo del 2%.

Al día de hoy, la tasa de referencia esta en un mínimo histórico de 0.25%, y una baja posible podría venir sólo por 15 pbs, que sería el regalo escondido cuando la tasa de depósitos caiga a nivel negativo, lo que de sí, podría anticipar un efecto desde que el mercado intuya que el movimiento de Draghi irá en serio para dinamizar la formación de precios. Con lo cual Draghi sólo necesita disparar sobre la tasa de depósitos, y asegurar que se cuentan con mecanismos de actuación, para que los engrandes del mercado apunten a mayores precios (la creación de un proceso inercial de la inflación).

Y no hay que ir demasiado lejos para saber cuando Draghi pone cartas en el asunto. Haciendo un poco de memoria, en el verano de 2012, el mercado estaba atajando ferozmente a España y había elevado la prima de riesgo de dicha economía a niveles angustiantes, mientras la tasa de los bonos a 10 años colgaba a un 7%.

Todo logró calmarse cuando el presidente del BCE, después de mucho cavilar con los alemanes, salió en su habitual conferencia de prensa y anunció que el BCE intervendría con todo el arsenal del que disponía para apaciguar las cosas y  afirmó “créanme, será suficiente”. Y lo fue, apenas Draghi anunció el programa de las Compras Monetarias Directas (OMT por sus siglas en inglés), el mercado logró comportarse, y sin su estrés, la economía logró estabilizarse el año pasado.

El punto, es que para que Draghi, por medio de su verbo, logre generar este impacto, tendrá  que nuevamente convencer al cielo germano de que la política acomodaticia aún es prudente, y eso no es tarea fácil.

Antes del OMT, el BCE utilizaba el Securities Market Programme (SMP) para intervenir en el mercado secundario de deuda (posterior a la crisis griega), que logró  detener las fuertes especulaciones que se daba en la zona del euro. Un programa, que, no obstante, era esterilizado, es decir, la cantidad de dinero utilizada por la compra de bonos era compensada por una operación de mercado abierto negativa (o de orden inverso), lo que finalmente no alteraba la base monetaria (y evitaba el conflicto con la posición alemana).

Sin embargo, cuando las defensas de Europa fueron vencidas por los caballos troyanos de buques especulativos, Draghi  lanzó el OMT como última defensa,  programa que a diferencia del SMP, utiliza como una de sus facilidades monetarias las operaciones de refinanciamiento de largo plazo (el LTRO por sus siglas en inglés), con lo que logra sustituir temporalmente las funciones del mercado interbancario y empuja la base monetaria al alza. Algo que el mandatario defendió como un mecanismo para evitar la deflación ante los alemanes.

Pues bien, en un contexto donde lo que empieza abundar en la eurozona, es el sentimiento de recuperación económica, la justicia alemana ha vuelto a considerar que el OMT excede el mandato único del banco central (la estabilidad de precios), y que también viola la Unión Europea porque este “infringe los poderes de los estados miembros, y viola la prohibición de financiación monetaria del presupuesto”.

Desde hace dos semanas (antes de la reunión del BCE), el Tribunal Constitucional de Alemania ha derivado sobre una demanda en contra del programa que utiliza el BCE con miras a obstruir cualquier implementación de éste (recordemos que el mecanismo de estabilidad con la constitución del fondo europeo fue anunciado pero que ninguna economía se decidió por acudir al mismo).

El debate se da en un entorno, donde al BCE se le empiezan a cumular presiones del tipo de “calidad” que tendrá la eurozona en su recuperación económica, por lo que un enfrentamiento con el parlamento alemán, podría volver a perjudicar la estabilidad ganada durante el año pasado.

Al respecto, Moody´s señaló hoy que el obstruir, o si quiera mandar la señal de obstrucción del OMT dañaría brutalmente la credibilidad del BCE (que ni si quiera ha puesto en marcha el propio programa), lo que podría vulnerar el perfil crediticio de varias economías europeas.

Simultáneamente, el Tribunal germano esta exasperado de ver  la continuidad de las posturas  acomodaticias de Draghi, bajo un discurso de anclaje de precios, y recuperación económica, lo que incentiva a que el BCE adelante esfuerzos en transitar hacia el nuevo ciclo monetario (más restrictivo). Pero cualquier paralización potencial de la influencia de Draghi podría alarmar a todos los inversionistas del orbe, lo que vulnera no sólo la cotización del euro, que se ha estado presionando todo este mes por dicha discusión, sino el apetito del riesgo en el mercado, ya de por sí caprichoso y voluble.

 

El tribunal Alemán se pronunciará el próximo 18 de marzo sobre el mecanismo del BCE. Y aunque el mecanismo no ha sido usado, la falta de claridad en el tema puede perjudicar no sólo la política monetaria de la institución en su conjunto, sino que también complica los planes de Draghi para jugar con mayores canicas en cuanto al rendimiento negativo en la tasa de depósitos.  Lo que no obstante, no evita que el Comité siga acaparando presiones bajo la alfombra.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1187001 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy84
Ayer2889
Esta Semana17638
Este Mes45748
Total3021640

18-11-2018

Visitantes ahora

Guests : 112 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition