Domingo, Noviembre 18, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Llega Mark Carney al Banco de Inglaterra pero no hay cambios en la política monetaria... por ahora.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

Hoy el Banco central de Inglaterra, al estreno de su nuevo mandatario, mantuvo sin cambios su tasa de interés de referencia en 0.5%, y dejo intacto su programa de compra de bonos. (Aquí te dejamos el comunicado oficial).

Lo relevante de esta decisión ha sido que es la primera reunión precedida por Mark Carney, el canadiense y nuevo gobernador de la institución, que rompe por primera vez con la tradición histórica de mantener un gobernador nacido en el vientre de Inglaterra.

El comunicado dejo ver que el comité espera que el alza implícita de los intereses de los bonos del gobierno (que cotizan justo ahora arriba del 2%), no impacte la recuperación económica del país.

Cabe destacar que la institución mantiene la misma tasa de referencia desde el 05 de marzo del 2009, fecha en la que inicio a su vez el programa de compra de bonos, que tuvo una última modificación en 05 de julio de 2012, cuando el ritmo de compras creció a 50,000 millones de libras.

Sin embargo, el comité ha decidido empezar una evaluación de la inflación hacia agosto, en miras de tener muy en concreto la restricción de la institución para mostrarse más agresiva.

La llegada del nuevo gobernador había sido esperada de sobremanera por todos, en sustitución de Mervin King, quien desde febrero voto en todas las reuniones a favor de reactivar los estímulos monetarios, pero que no alcanzó consenso dentro del comité.

Carney, de su lado, ha sido auspiciado como un banquero mucho más pragmático, y en más de una ocasión ha espetado que la política monetaria aún no llega a su límite. Pero hoy, tal como ayer, no hubo sorpresas, y al igual que King, Carney mantuvo la misma postura monetaria, sin hacer torcer al Comité en su primogénita reunión.

Parte de este suceso ya estaba adelantado por el mercado, dado que se conocía que  Richard Bean renovará su mandato como subgobernador de la entidad un año más, para llevar a cabo una transición moderada entre King y Carney. En este sentido, la posición reacia de Bean ya dejaba ver que Carney no jugaría brusco esta mañana.

Asimismo, Paul Tucker, subgobernador de Estabilidad Financiera, ya ha anunciado su intención de renunciar entrados en el otoño, después de 30 años de servicio en el Banco, y en señal de que no planea apoyar al canadiense.

El nuevo gobernador, y uno de los más influyentes banqueros centrales que tiene la particularidad de viajar en metro, no ha estimado controversia alguna, y se ha concentrado en señalar que revolucionara el concepto de política monetaria, incluso promoviendo un cambio en el blanco de inflación hacia el blanco de crecimiento del PIB nominal. Tarea de proporciones mayúsculas.

Así que el “Clooney” del Banco de Inglaterra, como se le comienza a llamar en la prensa local a Carney, ha fijado desde el lunes al menos 4 objetivos de urgencia inmediata:

1)      Mantener a raya la inflación. Que en mayo se sostuvo en 2.7%, por encima del blanco de la autoridad monetaria (2%), y de la que algunos analistas estiman pueda llegar hasta 3% en junio.

2)      Mantener bajas las tasas de interés. Aunque la bomba inflacionaria mantuvo a raya la posición de King. Carney tiene toda la intención de mantener las tasas bajas, e incluso  deprimirlas más.

3)      Mejorar el crédito. Parte de las responsabilidades del Banco de Inglaterra estriban en salvaguardar el sistema bancario y financiero local, el nuevo gobernador ha sido enfático en que el crédito bancario no fluye como debería, por lo que ha de tomar cartas en el asunto la institución.

4)      Cambiar la Política Monetaria. El gran reto y compromiso de Carney, es sólo uno. Hacer que la economía británica crezca, y para ello tendrá que hacer algo con el instrumento monetario que no hemos visto por estas fechas. Tendrá que derribar muros.

A respuesta de tan temeraria labor, Carney se ha convertido desde este primero de julio en el banquero central mejor pagado del mundo al cobrar más de 1.3 millones de dólares al año, un salario seis veces más grande que el de su homologo Ben Bernanke.

Después de todo, como dijo George Osborne (ministro de finanzas en Inglaterra) cuando presentó al nuevo gobernador, tener al “candidato perfecto” tiene su precio.

En resumen, hoy ha sido un día preámbulo, y de cortesía, se han mirado se han saludado y han decidido mantener la mesa tal cual, pero el juego está por comenzar y veremos nuevas fichas.

En otros países, recibir como gobernador del banco central a un “extranjero” (pronto a nacionalizarse) hubiera causado gran escándalo. Pero en Inglaterra no, todo fue parco y prudente, acostumbrados a ver en Inglaterra a grandes estrellas nacientes como David Beckham, Hugh Grant o hasta el propio Harry Potter, Carney ha sido esperado, más no abochornado por su nacionalidad.

 

Al contrario, el Clooney de gran Bretaña ha despertado simpatía en los medios y en la clase política, quienes para variar hasta se han puesto a estudiar un poco de política monetaria para saber que preguntarle. Carney es un soplo de energía positiva, y en él han puesto todas las esperanzas. La próxima reunión del Comité, seguramente tendrá más sorpresas guardadas que las de este primer día. Habrá que esperarla.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

1186253 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2529
Ayer3123
Esta Semana17194
Este Mes45304
Total3021196

17-11-2018

Visitantes ahora

Guests : 141 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition