Domingo, Abril 22, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Trump vuelve a arremeter contra México, pero el peso lo desdeña y avanza 0.6%

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El tumultuoso e irascible Donald Trump ha vuelto a alborotar, con una entrevista a Reuters y algunos de sus tuits, los temas de México. Pero los mercados mexicanos, esta vez, encajaron los golpes sin muchos sobresaltos. En la entrevista de Reuters, Trump dijo que terminar con el Tratado de Libre Comercio (TLCAN) sería el mejor acuerdo para relanzar un pacto con México y Canadá que resulte en mayores beneficios para los intereses estadounidenses. “Estamos renegociando el TLCAN. Veremos que sucede. Puedo terminar el TLCAN”, dijo en la entrevista. E insistió: “la mejor manera de lograr el mejor acuerdo es terminar con el TLCAN”.

Esas declaraciones entran en contradicción con las realizadas la semana pasada para el Wall Street Journal, en las que afirmaba que “sería un poco más flexible” con el tema del TLCAN, y daba a entender que sería muy difícil alcanzar un acuerdo antes de las elecciones presidenciales de México el 2 de julio dado que algunas decisiones que tendría que tomar México eran difíciles de adoptar en medio de la campaña. De ahí se daba a entender que Trump sería más paciente, y que alargaría las negociaciones. De hecho, a la reunión del TLCAN de la semana que viene (23 a 28 de enero), pese a su relevancia (es la sexta ronda de siete que se han agendado y habría que intentar destrabar varios temas espinosos) no acudirá siquiera el máximo negociador estadounidense, el representante de comercio Robert Lighthizer, quien preferirá asistir a la cumbre de Davos.

Para colmo, esta mañana torpedeó las redes con tres tuits que contradecían a su feje de gabinete, el general John Kelly, quien había afirmado que México no pagaría el muro (al menos directamente), que los “dreamers” tendrían posibilidad de quedarse en Estados Unidos, y que el presidente había “evolucionado” en los temas de migración. Pues bien, el presidente, en un tuit de esta mañana, era categórico: “el muro es el muro, y nunca ha cambiado o evolucionado desde que lo concebí” y que México lo pagará directa o indirectamente. Volvió a despotricar contra el  TLCAN, un mal chiste que le da a México un superávit de 71,000 millones de dólares (mdd), por lo que el muro de 20,000 mdd no es nada comparado con lo que obtiene del TLCAN. De paso, volvió a tildar a México como el país más peligroso del mundo.

Esas declaraciones, por sí solas, deberían haber provocado un descalabro del peso mexicano. Pero la divisa miró para otro lado, cansado de tanto desvarío. De hecho prosiguió el rally que inició el jueves pasado y trepó hoy un 0.6% para cerrar en 18.605 pesos por dólar. Desde que empezó el  año,  la divisa se ha apreciado un 5.7% y es la moneda, de entre las más negociadas, que más se ha fortalecido seguido por la corona noruega (+4.5%) y el real brasileño (3.0%). Es verdad que el dólar se ha debilitado contra el resto de divisas del mundo: en el año,  el índice del dólar spot de Bloomberg, que mide el comportamiento del dólar respecto a las diez divisas más negociadas del mundo, ha retrocedido un 2.2%. Pero el peso mexicano ha sido la más favorecida.

El aumento de las tasas de interés a lo largo de 2017 junto con el reciente aumento de los precios del crudo han favorecido al peso mexicano. Ayer, el barril del WTI apenas se movió, para quedar en 63.95 dólares, y el del Brent ganó un 0.3% a 69.38 dólares. Por tanto, su influjo sobre el peso pudo ser moderado.

¿Será entonces que el peso mexicano ya no teme tanto los exabruptos de Trump? Esa hipótesis la manejamos en esos días. Pese a todo lo dicho por Trump, no está claro que realmente le interese abandonar el TLCAN. Tanto los lobbies agrícolas como industriales le han dicho,  por activa y  por pasiva, que es mejor permanecer en el TLCAN. Pero además, podría acabar con la euforia bursátil que tan bien le está viniendo en medio de la baja popularidad de su mandato, y causar tantas turbulencias en el peso mexicano, en un contexto de elevada inflación y tasas altas, que podría poner en bandeja la presidencia al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, cuya postura sería de más oposición no sólo en las negociaciones del TLCAN, sino también con la reforma energética y potenciales negocios de las petroleras estadounidenses en México.

Por otro lado, las empresas estadounidenses más expuestas a un posible rompimiento del TLCAN aguantaron más o menos bien. Las ferroviarias ganaron terreno: Kansas City Southern avanzó un 0.6% (mañana publica sus resultados antes de la apertura) y CSX otro 0.6%. Por otro lado, en el sector automotriz, las pérdidas fueron contenidas: GM descendió un 0.4%, y entre las empresas de autorpartes, Lear Corporation cedió un 0.6% y Magna International un 0.3%. Solo Delphi registró caídas más remarcables (-3.3%).

 

Por tanto, los mercados parecen haberse sujetado más a las declaraciones del jueves pasado, que a los comentarios vertidos en Reuters y a los tuits. Sin embargo, el nerviosismo sigue latente. Con Trump nunca se sabe. 

Add comment


Security code
Refresh

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

480232 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy94
Ayer2530
Esta Semana13907
Este Mes44194
Total2530127

22-04-2018

Visitantes ahora

Guests : 31 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition