Domingo, Agosto 18, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Inflación sigue en ascenso y los precios agrícolas por los cielos

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El día de hoy, el INEGI reveló que la inflación para el mes de agosto tuvo un incremento mensual de 0.49%, llevando a la tasa anual de un 6.44% a un 6.66%.

Este dato es solo comparable con el visto hace más de seis años, en mayo del 2001 cuando la inflación llegó a una tasa de crecimiento anual de 6.95% Para aquel entonces, se vivía otro entorno. De hecho, la evolución de la inflación venía en su fase descendente, producto de la política monetaria contraccionista que se estaba llevando a cabo incluso a escala global y por los incrementos en el precio del petróleo de sobretodo antes del 2000. En el mercado interno, la economía venía de crecer un 6.9% en términos reales durante el año inmediato anterior, cifra que fue la mayor desde 19 años atrás y en donde la demanda final creció en promedio un 7.9%, impulsada por un crecimiento de la inversión de 5.6%. Sin embargo, ya desde la segunda mitad del 2000, la economía mundial se venía desacelerando, producto en gran parte del estallido de la crisis “dot com” que tuvo alcances en las variables reales, sobretodo en la inversión privada en los sectores de la tecnología. Lo anterior, contribuyó a que la Demanda Agregada tuviera un menor dinamismo y existieran menores presiones inflacionarias, pues de pasar de una tasa de 9.48% en mayo del 2000, se llegó al 6.95% ya mencionado.

Para lo que hemos visto de los meses recientes, la historia es diferente. La inflación entró a su fase más culminante en enero de este año, cuando la variación mensual llegó a una cifra de 1.69%. Este momento se basó en un repunte de las expectativas inflacionarias, en un tipo de cambio que alcanzó su máximo histórico (21.95 pesos por dólar), en un aumento en los precios de la gasolina (“gasolinazo”) y en mayor incertidumbre con el cambio de gobierno de Estados Unidos.

Pero lo que no para de subir es la inflación a tasa anual. El 6.6% que vemos para este último dato tiene detrás una nueva fase del crecimiento inflacionario que mensualmente sigue subiendo, aunque a un menor ritmo. Al interior del índice, el componente subyacente se mantiene desde hace cuatro meses creciendo en torno al 0.20%, impulsado esta vez por un crecimiento en los precios de las mercancías que es de 0.16%. Sin embargo, el componente no subyacente es el que presenta una nueva variación al alza importante, de hecho, es la segunda más fuerte del año, de 1.22%, que no viene impulsada esta vez por los productos petroleros, sino por un repunte, que desde julio prevalece, de los productos agropecuarios (0.20%).

Y es justo este último elemento el que más sorprende. Pues al analizar la variación anual, hemos visto como desde que empezó el año, sigue subiendo en una espiral que cada vez agarra más empuje. El crecimiento de los productos agropecuarios para agosto fue de 13.9%, promediando un 11.4% en los últimos tres meses. Al interior, lo que ha subido con mayor intensidad son las frutas y verduras que este mes anterior vinieron con un repunte de ¡25.8%!, promediando una subida de 20.5% en los últimos tres meses. Quiere decir que, en un año, los precios han subido en una cuarta parte más de lo que valían y, por lo tanto, los ingresos en términos reales se han relajado casi en la misma proporción al comprar la canasta básica. Está claro que el precio de este tipo de bienes es más volátil debido a que están expuestos a las condiciones climatológicas o a la estación del año. Las presiones por la oferta estacional que ha habido por las intensas lluvias han afectado al productividad y calidad del campo, cuestión que tiene al componente inflacionario no subyacente creciendo 1.22% mensual y a una tasa de 11.98% anual.

Así que, parece que la estimación por parte de Banco de México de que la inflación general llegue apenas por encima del 4.0% sigue distante. El objetivo es que para el 2018, el índice general ya se encuentre dentro de la banda de 3%  (+/- 1%), considerando los ajustes en política monetaria que se han hecho y que han llevado a la tasa de interés de referencia a un 7%. De momento, la postura del Banco Central es que estas presiones inflacionarias son transitorias y que el ritmo de subida de tasas va a esperar. Aún con el aumento de 400 pbs desde diciembre del 2015, las presiones alcistas continúan, aunque con un entorno externo con menor volatilidad, cuestión que parece que ha contribuido más a disminuir el ritmo inflacionario.

 

  

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

250858 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy1934
Ayer2060
Esta Semana12076
Este Mes30100
Total3540325

17-08-2019

Visitantes ahora

Guests : 24 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition