Sábado, Diciembre 16, 2017
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

10 puntos básicos para entender la renegociación del TLCAN

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Éste es el artículo íntegro de nuestra última colaboración en el  diario Excélsior, el cual se puede  también leer en la edición impresa, en las páginas de Dinero, en la sección de Economía a Detalle, o en el siguiente link de Dinero en imagen

1. La semana que viene empiezan las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio (TLCAN)  entre México, Estados Unidos y Canadá. Se trata de la primera ronda, y se celebrará en Washington entre el 16 y el 20 de agosto. En un principio, se espera que en total sean siete rondas con un intervalo de cerca de tres semanas entre una y otra. De cumplirse ese calendario, la revisión del Tratado podría estar concluida para inicios de 2018, uno de los objetivos de México para evitar que el proceso se politice por las elecciones presidenciales. La segunda ronda acontecerá en México en torno al 10 de septiembre, una vez publicado el proyecto de presupuesto para el 2018.  Los principales protagonistas de las negociaciones son los siguientes: el jefe del equipo negociador de Estados Unidos será John Melle, vicerrepresentante de Comercio para el Hemisferio Occidental; por parte de México, el jefe técnico será Kenneth Smith, director de la oficina de Comercio en la embajada de México en Estados Unidos; la delegación canadiense estará encabezada por Steve Verheul, quien ha dirigido las negociaciones comerciales de Canadá con la Unión Europea.

2. Poco se sabe, a priori, de las cartas que llevará cada uno a la mesa de negociaciones. La iniciativa de revisar el TLCAN proviene del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para quien dicho Tratado fue “el peor acuerdo comercial firmado en toda la historia”, que ha creado déficits comerciales y ha robado empleos a Estados Unidos. Sin embargo, si bien la retórica de Trump sigue siendo dura, lejos parecen quedar la propuesta de imponer un arancel de 20% sobre las importaciones mexicanas, algo que significaría, en los hechos, abandonar el Tratado. El 17 de julio, la Oficina del Representante Comercial publicó sus objetivos en la negociación del TLCAN y todo parece indicar que pretenden proseguir con un área de libre comercio, sin aranceles ni cuotas: más que desmantelar o desvirtuar el TLCAN, su intención parece más bien modernizarlo. Ahora bien, sí deja claro que su principal objetivo es reducir el déficit comercial con los países pertenecientes al Tratado.

3. En ese sentido, Canadá parte de una situación más ventajosa que México.  El déficit comercial de Estados Unidos con Canadá fue, en el 2016, de 10,958 millones de dólares (mdd) en tanto el de México fue de 64,354 mdd, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. El déficit con México es el cuarto más elevado por detrás del colosal déficit que posee con China (-347,016), con Japón (-68,810) y con Alemania (-64,736).

4. Otra ventaja de Canadá es que es el principal cliente de Estados Unidos. En el 2016, Estados Unidos exportó a Canadá 266,800 mdd, o un 18.3% del total de sus exportaciones. Ahora bien, el segundo es México con 231,000 mdd (o un 15.9% del total). China queda en un lejano tercer lugar, con la mitad de las compras de México, esto es, 115,800 mdd o un 8.0% del total.

5. La última vez que Estados Unidos tuvo un superávit comercial con México fue en 1994, el primer año en el que el TLCAN entró en vigor (+1,350 mdd). Sin embargo, en el segundo año, Estados Unidos ya registró un déficit de 15,808 mdd con México, coincidiendo con la devaluación del peso. 2007 fue el  año en el que la brecha comercial registró un récord, con 74,796 mdd. Con la “Gran Recesión”, el  déficit se recortó a 47,762 mdd en el 2009, pero volvió a ampliarse en los años sucesivos hasta los 64,354 mdd del año pasado. Durante ese período, de 1994 a 2016, el comercio con Estados Unidos se ha más que quintuplicado, pasando de 110,337 mdd a 523,758 mdd el año pasado. Actualmente, México es el  tercer socio comercial de Estados Unidos con un 14.4% del comercio total, sólo superado por China (15.9%) y Canadá (15.0%).

6. De los diez rubros en los que está clasificado la balanza comercial, según la Clasificación Uniforme de Comercio Internacional (SITC por sus siglas en inglés), ambos países están bastante balanceados: Estados Unidos registra déficit en cinco y superávit en otros cinco. El mayor balance positivo lo alcanza en el rubro de “Químicos” con un superávit de 19,436 mdd, seguido de “Bienes Manufacturados por Material” como cuero, plástico, madera, papel  o textiles (10,708 mdd) y combustibles y lubricantes (10,542 mdd), donde el déficit en petróleo crudo se ve más que compensado por los superávits en productos refinados. En conjunto, los cinco rubros superavitarios arrojan una cifra favorable de casi 47,000 mdd. Nada mal.

7. ¿Entonces? ¿De qué se queja Estados Unidos? Sobre todo de un rubro, el de “Maquinaria y Equipo de Transporte”. Sólo ese capítulo significó un déficit de 81,332 mdd en el 2016. Es decir, si excluimos ese rubro, Estados Unidos habría registrado un superávit de casi 17,000 mdd con México el año pasado. El otro gran rubro deficitario para Estados Unidos es el de “Manufacturados Misceláneos” (muebles y camas, instrumentos médicos, ropa) con 15,756 mdd, seguido  del de “Alimentos y Animales Vivos” (-5,377 mdd).

8. Viendo más de cerca el  rubro de “Maquinaria y Equipo de Transporte”, en el 2016 Estados Unidos importó 190,000 mdd en este tipo de productos, lo que representó casi el 65% del total de compras que realizó a México. Por tanto, Estados Unidos sobre todo compra a México vehículos de motor (25.4% de las importaciones totales), maquinaria eléctrica y electrodomésticos (+11.8%) y equipo de telecomunicaciones. El agujero,  en el subrubro de “Vehículos de Motor” es de 53,434 mdd, lo que explica un 83% del déficit total de Estados Unidos con México.

9. Por tanto, si el objetivo de Trump es reducir el déficit con México, poco logrará si no consigue recortar el déficit en el  rubor de “Maquinaria y  Equipo de Transporte”. El problema es que en ese sector las cadenas están tan interrelacionadas y los países son tan interdependientes que cualquier cambio en el TLCAN podría cambiar de manera sustancial la estructura de la industria automotriz en todo Norteamérica, provocando disrupciones en la producción. Las ventajas de producir los autos en México son muchas y si lo  fabricantes así lo han decidido es, sencillamente, porque se optimizan sus estructuras operacionales. Así lo explicamos en estas páginas en un artículo del 23 de enero (“Van a Washington a defender los autos mexicanos”) y donde se comparaba el costo de producir un Ford Fusion en una fábrica de Hermosillo o en Michigan.

10. En se mismo artículo adelantábamos que, al menos en ese rubro, lo más que se podía mejorar a la hora de revisar el TLCAN serían los estándares laborales y medioambientales. Sobre el segundo, poco puede exigir Estados Unidos tras abandonar el Acuerdo de París. Pero sí se puede realizar cambios en el ámbito laboral e incluir algunas cláusulas en defensa de los trabajadores, un asunto que se ha dejado de lado. Y parece ser que al final por ahí irán los tiros.  El TLCAN se esperaba que contribuyera a mejorar los estándares de vida entre los países,  algo que no ha sucedido entre los trabajadores mexicanos. Según datos de la OCDE, el salario promedio del trabajador mexicano, medido por la Paridad de Poder de Compra, se ha reducido en un 4% desde la entrada del TLCAN, siendo algo inferior a los 16,008 dólares de 1994, mientras que en Canadá se ha incrementado un 39% y en Estados Unidos un 34%. Y como bien se dice, es bueno que la globalización beneficie a todos y las rentas se distribuyan un poco mejor, que luego surgen nacionalismos que se nutren de ese desencanto.

INFOGRAFÍA

El miércoles se inicia en Washington la renegociación del TLCAN, la primera ronda de siete previstas que se espera termine a inicios de 2018. El principal objetivo de EU es lograr un mejor acuerdo que le permita reducir el déficit con Canadá (-10,958 mdd) y sobre todo México (-64,354 mdd). Sólo en 1994, EU tuvo un superávit con México y el déficit récord fue en 2007 (-74,796 mdd)…

Fuente: Oficina del Censo

… por rubros, el saldo de EU está equilibrado con México. Cinco son superavitarios y cinco son deficitarios. Sin embargo, hay un rubro que eclipsa a todos los demás: el de “Maquinaria y Equipo de Transporte”. Sólo ese rubro arroja un déficit para Estados Unidos de 81,332 mdd. Si se excluyera ese rubro, el saldo comercial sería favorable para EU en casi 17,000 mdd…

Fuente: Oficina del Censo de EU

… y dentro del sector de “Maquinaria y Equipo de Transporte”, el principal capítulo deficitario para EU es el de “Vehículos de Motor”, con -53,434 mdd, lo que representa un 83% del déficit total. El 25% de las compras totales de EU a México son “Vehículos de Motor”, seguido de un 12% en “Maquinaria Eléctrica” y un 12% en “Equipo de Telecomunicaciones”, un rubro con un déficit de 18,168  mdd…

Fuente:  Oficina del Censo de EU

… sin embargo, cambiar la actual estructura de producción de vehículos en Norteamérica, un proceso muy integrado y optimizado, sería muy costoso e ineficiente para la región, y perderían competitividad. Sin embargo, sí se pueden hacer cosas en el mercado laboral: el TLCAN debe contribuir a que converjan los estándares de vida, y los trabajadores mexicanos llevan 23 años estancados.

Fuente: OCDE

Add comment


Security code
Refresh

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

652766 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy125
Ayer2963
Esta Semana13841
Este Mes38550
Total2274204

16-12-2017

Visitantes ahora

Guests : 96 guests online Members : One member online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition