Viernes, Mayo 24, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Sube la inflación de México más de lo esperado en febrero. Y ahora fueron las frutas y verduras

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Para la segunda quincena de febrero, la inflación subyacente se comportó bastante en línea con lo previsto, pero la no subyacente, que llevaba dos quincenas registrando tasas negativas y que había servido para amortiguar el impacto de la depreciación del peso y del “gasolinazo”,  inesperadamente repuntó, por lo que la inflación general también aumentó más de lo previsto.

En la segunda quincena, la inflación fue de 0.25% comparado con una tasa negativa de -0.05% en el mismo período del año pasado. El dato superó al consenso, que estimaba un incremento de 0.18%. Eso hizo que en términos anuales, la inflación de esta quincena contra la de febrero de 2016 arrojó un aumento de 5.02% comparado con 4.71% en la primera quincena. Una tasa anual por encima de 5.0% para una quincena no se registraba desde el verano de 2009.  

El problema, esta vez, no provino de la inflación subyacente, que es donde se concentra la atención al concentrar los impactos de “segunda ronda”. La inflación subyacente, en la segunda quincena, fue de 0.23%, la mitad de lo registrado en la primera quincena, lo que indica que las presiones en este componente se pueden estar mitigando. Aun así, la cifra de la segunda quincena de febrero fue casi el doble de la de hace un año, de 0.12%. Por consiguiente, la tasa anual de la inflación subyacente durante la segunda quincena se aceleró a 4.31% comparado con 4.20% en la primera.

Tanto los precios de las mercancías como los de servicios se moderaron en la segunda quincena. Los de mercancías aumentaron un 0.38% comparado con 0.69%, y los de servicios a 0.10% frente a 0.27% quince días antes. Mientras la tasa de 0.1% de servicios es muy parecida a la de hace un año (+0.11%), la de mercancías, de 0.38%, fue sustancialmente superior a la de la segunda quincena de febrero de 2016 (+0.14%), por lo que es éste rubro donde todavía se resiente el impacto de la depreciación del peso y del “gasolinazo”.

Sin embargo, la sorpresa inflacionaria se detectó, en la segunda quincena, en la inflación no subyacente. Tras dos quincenas de tasas negativas (-0.14% en la segunda quincena de enero y -0.04% en la primera de febrero), los precios aumentaron un 0.3% en la segunda quincena debido al cambio de tendencia de los precios agropecuarios. En ese rubro, los precios se incrementaron un 0.45% comparado con -0.86% en la quincena anterior. Los precios de energía y tarifas autorizadas se relajaron a 0.21% comparado con 0.42% en la quincena previa.

Para todo el mes de febrero, preocupa el comportamiento de la inflación subyacente, que refleja claramente el impacto de “segunda ronda” sobre los precios. La inflación mensual del índice general se desaceleró a 0.58% en febrero frente a 1.7% en enero. Ese comportamiento era de esperar, una vez que el impacto del “gasolinazo” quedó atrás. Con esa tasa mensual de inflación, la tasa anual de la inflación general pasó a 4.86% comparado con 4.72% en enero.

Lo que preocupa es que en febrero, la inflación subyacente se deterioró respecto a enero: el aumento fue de 0.76% comparado con 0.58% en enero. De este modo, la tasa anual brincó a 4.26% comparado con 3.84% en enero.  

Especialmente robusto fue el incremento de los precios de las mercancías, que treparon un 1.11% en febrero contra 0.93% en enero. Desde el año 2000 no se registraba una tasa mensual superior al 1.0% en el rubro de mercancías, y la tasa anual ya se ubica en 5.39%. El rubro de servicios también acentuó su tendencia al alza, al situarse en 0.47% comparado con 0.28% en  el mes antes.

Los datos de inflación podrían haber sido más alarmantes si la inflación no subyacente se hubiera visto presionada. Pero no, la tasa en febrero fue de 0.03% comparado con 5.14% en enero, gracias a la caída de los precios agropecuarios. Lo malo es que esa situación puede revertirse en marzo, dado que ya durante la segunda quincena de febrero, los precios agropecuarios se dieron la vuelta y empezaron a subir. Por tanto, si la inflación subyacente sigue presionada por el efecto de “segundo orden” y los precios no subyacente repuntan por el alza de los agropecuarios, todavía podemos seguir recibiendo malas noticias en el frente inflacionario. Y eso podría seguir alterando las expectativas inflacionarias, que han seguido aumentando. La última encuesta de Citibanamex, ponía la tasa anual para la inflación general en 5.4% para el cierre de 2017, comparado con 5.36% en la encuesta previa.

 

Para colmo, la Fed subirá tasas el 15 de marzo, y veremos cómo reacciona el peso. De momento, con el deterioro de las expectativas de inflación, es de prever que Banxico, a final de mes, vuelva a apretar la política monetaria. Ahora falta evaluar si serán otros 50 pbs o rebajará la dosis a 25 pbs. 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

87123 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy335
Ayer529
Esta Semana5756
Este Mes35660
Total3395204

24-05-2019

Visitantes ahora

Guests : 41 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition