Viernes, Diciembre 06, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Cuidado, la inflación de mercancías sigue presionando a la subyacente: ¡ya está en 4.20%!

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La inflación de México durante la primera quincena de febrero volvió a sorprender con cifras por encima de lo esperado, sobre todo en el componente que con más atención vigila Banxico: la inflación subyacente.

La historia es un poco parecida a la de la segunda quincena de enero, lo que indica que la tendencia no ha cambiado. Y es la siguiente: la inflación general viene bastante en línea con lo previsto. Pero la buena cifra de la inflación general se debe a un comportamiento mejor de lo esperado en la inflación no subyacente, sobre todo en el componente de agropecuarios, en tanto la inflación subyacente, que marca la tendencia duradera de los precios, sorprende con números mucho más altos de lo previsto.  

Así, la inflación general de febrero se incrementó un 0.33% durante los primeros quince días del mes. Ese número vino prácticamente en línea con el consenso (0.32%). En consecuencia, la inflación anual se aceleró de 4.66% en la segunda quincena de enero, a 4.71% en la primera de febrero, y se sigue alejando del techo del rango objetivo de Banxico (2%-4%).

Pero lo preocupante es la tendencia de la subyacente, donde se observan, fundamentalmente, los efectos de “segunda ronda” derivados de la depreciación acumulada del peso y del “gasolinazo”. La inflación subyacente de la primera quincena de febrero fue de 0.46% y es la más alta del año: en la primera quincena de enero, la inflación fue de 0.37%, cifra que se repitió durante la segunda quincena. Es decir, la inflación subyacente, en vez de moderarse, se sigue deteriorando como resultado de esos efectos de “segunda ronda”. El aumento de 0.46% destrozó la expectativa del consenso (+0.28%) y significó que la tasa anual repuntara de 3.95% a 4.20%, muy por encima de lo previsto (4.01%) y rompiendo así también el techo de 4.0%.

El rubro de la inflación subyacente que más está resintiendo el impacto del peso y el “gasolinazo” es el de mercancías. En la primera quincena, la inflación fue de 0.69%. Esa tasa es la más elevada desde la primera quincena de enero de 2014, cuando entró en vigor la reforma fiscal de Peña Nieto, con el aumento del IVA en la frontera o el alza de impuestos en refrescos y comida chatarra. Lo malo es que en aquella ocasión, el impacto impositivo fue “de una sola vez”, y en esta ocasión es una tendencia sostenida en el tiempo. El aumento de 0.69% en el rubro de mercancías durante la primera quincena de febrero es la más elevada para un período similar desde la primera quincena de febrero de 1999.


Fuente: Inegi

Esa presión en el rubro de mercancías hizo que la tasa anual pasara de 4.96% en la segunda quincena de enero a 5.27% en la primera de febrero. Esa tasa anual es la más elevada desde finales de 2012.

En el rubro de servicios de la inflación subyacente, las presiones son menos evidentes. La tasa quincenal fue de 0.27%, inferior a la tasa de 0.30% en la segunda quincena de febrero. En enero siempre se nota, dentro de ese rubro, el aumento de las colegiaturas, impacto que ya no se sintió en febrero. Sin embargo, se debe estar atento a la evolución del subcomponente de “otros servicios”.

Frente al mal comportamiento de la inflación subyacente, sobre todo del rubro de mercancías, la inflación general recibió el alivio de la inflación no subyacente. Luego de que este componente se disparara un 5.03% durante la primera quincena de enero como resultado del “gasolinazo”, ha encadenado dos quincenas de tasas negativas: -0.14% en la segunda de enero y -0.04% en la primera de febrero. Eso ha permitido que la tasa anual se relajara de 8.02% en la primera quincena de enero, a 6.79% en la segunda y 6.25% en la primera de febrero.

Esa tendencia a la baja está arrastrada por el rubro de “agropecuarios”, que lleva tres quincenas de tasas negativas. En la primera quincena de febrero se redujeron un 0.86%, lo que hace que la tasa anual haya sido de 2.92%. Sin embargo, en el rubro de “energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno”, la presión sigue latente: los precios aumentaron un 0.42% en la segunda quincena de febrero y la tasa anual se aceleró de 11.63% en la segunda quincena de enero a 12.26% en la primera de febrero, tasas que no se habían visto desde el año 2003.

Por tanto, la inflación para la primera quincena de febrero sigue arrojando números preocupantes, sobre todo en lo que se refiere a la inflación subyacente y al rubro de mercancías. Esto hace pensar que todavía la tasa anual no ha tocado techo y que las expectativas inflacionarias del mercado se pueden seguir revisando al alza.

 

Ante ese escenario, Banxico posiblemente tendrá que seguir incrementando las tasas de referencia, más si la Fed se decanta por dar otro apretón monetario en el mes de marzo. Con el deseo de estabilizar al peso, la Comisión de Cambios anunció unas coberturas cambiaras que, en caso de funcionar, podrían limitar la necesidad de Banxico de aumentar las tasas en su esfuerzo por contener las expectativas inflacionarias. Nuestra expectativa es que la inflación para final de año ronde el 6%, cuando el consenso del mercado, según la última encuesta de Citibanamex, es de 5.36%. 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

478302 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy726
Ayer2038
Esta Semana8833
Este Mes12977
Total3755630

06-12-2019

Visitantes ahora

Guests : 60 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition