Domingo, Agosto 18, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

¿Será el último presupuesto de Videgaray? ¿Sacará al menos uno decente?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

¿Será que éste es el último presupuesto de Videgaray?Al parecer sí. Luis Videgaray, el hombre de confianza del presidente Enrique Peña Nieto desde que fue gobernador del Estado de México, el que iba a transformar el país con las reformas estructurales, el que iba a mejorar la productividad de los trabajadores mexicanos e iba a sacar a la economía de un crecimiento mediocre de alrededor de 2% a otro de entre 5% y 6%, el que iba a obrar el milagro económico que le iba a llevar derechito a la silla presidencial, no logró acabar el mandato. El flamante secretario, que fue nombrado apenas el primer año como mejor ministro de hacienda del mundo, renunció. A las 11:00, Peña Nieto podría aceptar su renuncia y según las informaciones, podría reemplazarlo por José Antonio Meade.

Entre tanto, entre hoy y mañana se tiene que presentar el proyecto de presupuesto, y los números ya rondan por todas partes dada la importancia que tiene este presupuesto de cara a los mercados y a la credibilidad del gobierno en su gestión de las finanzas públicas porque nunca realizó el ajuste en el gasto que se precisaba y su presupuesto “base cero” fue una farsa. Vea ¿Qué tan "base cero" es el presupuesto 2016? 

Ahora llegan las prisas: las coberturas petroleras ya no son atractivas, la reforma fiscal ya dio todo lo que tenía que dar y el gobierno está vendido a que Banxico le regale otro remanente gigantesco. O, ahora sí, tendrá que venir, de una vez por todas, una ajuste serio en el gasto, porque si no el déficit volverá a irse de las manos al gobierno y la deuda proseguirá su tendencia al alza, con las agencias calificadoras pendientes de cualquier nuevo desliz. ¿Está la SHCP haciendo su chamba? ¿O llevan razón S&P's y Moody's? 

Por tanto, el debate es de cuánto debería ser el recorte, y en dónde debería aplicarse. Jorge Estefan Chidiac, secretario de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, habló de entre 200,000 y 300,000 millones de pesos (mdp). El ex-secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, puso el número en 350,000 y el Partido de Acción Nacional lo elevó a 600,000 mdp.

Por supuesto que un recorte de 600,000 mdp en un solo año es impensable, pues sería un programa recesivo, un plan que abocaría a la economía a una recesión. Eso no va a suceder, porque el año que viene hay elecciones en el Estado de México y en el 20178 son las presidenciales. Eso debería haber sucedido si la SHCP hubiera elaborado un plan bien orquestado desde hace dos años, cuando se veía que los precios del petróleo no se iban a recuperar y las coberturas petroleras cada vez iban a ser menos atractivas.

Nuestro cálculo es que el mínimo, en caso de que el gasto se lograra contener en torno a los 4.85 billones de pesos que se estiman para este año, debe ser como mínimo de 190,000 mdp. Con ese recorte, se lograría reconducir el balance primario (excluyendo el pago de intereses) a un superávit de 0.2% del PIB. Ahora bien, el gasto trae una tendencia inercial que se debe atajar, y en consecuencias, el recorte del presupuesto de egresos tendrá que ser mayor, y lo estimamos en un rango de entre 250,000 y 300,000 mdp. El gasto en pensiones va al alza, el costo del servicios de la deuda se encarece y Pemex atraviesa tantos problemas que en cualquier momento precisa de nueva asistencia financiera. Por tanto, tendrá que ser superior a los 190,000 mdp y podría estar entre los 25,0,000 y 300,000 mdp. Un recorte de ese tamaño, por supuesto, pesará sobre la recuperación económica de México sin abocarla a una recesión. Y además será creíble y logrará contener el aumento de la deuda. Ya llega el presupuesto. ¿De cuánto tiene que ser el recorte?

Ahora bien, ¿dónde se concentrará el recorte? Por supuesto que debe ser en el gasto corriente. El presupuesto “base cero”, teóricamente, estaba destinado a ese propósito. Pero nada de eso sucedió. Y algún día tendrá que acometerse: una prioridad será recortar todo aquel gasto que otorga privilegios a los altos funcionarios del sector público (viáticos, telefonía, alimentación, pero también sueldos y salarios) así como un recorte de personal ante una burocracia que sigue siendo excesiva. También puede suprimirse el elevado dispendio en comunicación del gobierno o en aquellos programas que, disfrazados de un tinte social, no son otra cosa que gastos con fines electorales.  

Ojalá se atreva de una vez por todas el gobierno a recortar los privilegios de los funcionarios y todos aquellos programas con cara de corrupción y moches. Lo peor sería que de nuevo, como el año pasado, la mayor parte del esfuerzo recaiga en el gasto en infraestructura, un gasto más productivo que ayuda al crecimiento de la economía y, a fin de cuentas, al pago de la deuda.

 Sea como sea, se habla de que será el último presupuesto de Videgaray. A ver si con un presupuesto valiente lavara un poco su paso por la SHCP. El anuncio de Peña Nieto será a las 11. 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

250773 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy1913
Ayer2060
Esta Semana12055
Este Mes30079
Total3540304

17-08-2019

Visitantes ahora

Guests : 56 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition