Jueves, Marzo 21, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

¿Es el momento de negociar la cobertura petrolera para el 2017?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Éste es el artículo íntegro que se publica hoy en el diario Excélsior, el cual se puede leer también en su edición impresa, en la sección de Dinero, o en la página de Dinero en Imagen de dicho diario en este link. 

México está muy pendiente del mercado petrolero. Y no es para menos. Cuando el 20 de enero el precio de la mezcla mexicana se fue a los 18.90 dólares el barril, su nivel más bajo desde 2002, pocos pensaban, incluyendo los altos funcionarios del gobierno mexicano, que mereciera la pena contratar una nueva cobertura para el 2017, al tiempo que elucubraban con otro recorte serio en el gasto público para el año que viene si no se producía un rebote en los precios del petróleo. Sin embargo, desde esa fecha al cierre del pasado martes, cuando terminó en los 40.2 dólares el barril, la mezcla se ha disparado un 113%. 

Ahora bien, la cobertura se contrata a través de una combinación de opciones “put” o de venta sobre el crudo maya y el Brent, los cuales cotizan en los mercados internacionales. Para este año se aseguró un precio promedio de 49 dólares el barril, y las actuales cotizaciones podrían garantizar una cobertura parecida a la de este 2016, lo que ayudaría a estabilizar los ingresos públicos en el 2017. Ayer, por ejemplo, el barril de Brent cerraba muy cerca de los 50 dólares luego de haber ascendido un 74% desde su mínimo de este año. Por otro lado, el WTI ha volado en torno a un 82% y también roza ya los 50 dólares.

Por eso, la negociación de compra de opciones “put” está de nuevo sobre la mesa. Así lo ha sugerido recientemente el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela. E incluso se puede empezar a pensar en garantizar, a través de la cobertura, un precio del petróleo por encima de los 50 dólares sin que se encarezca su costo respecto a este año, cuando en los pre-criterios anunciados a principios de abril se daba por sentado que la cobertura para el año que viene sería inferior a la de 2016.

Así lo considera, por ejemplo, Goldman Sachs, una firma que ha manejado una visión bastante pesimista sobre el precio del petróleo. Pues bien, ahora estima que durante la segunda mitad del año el precio del WTI promedie 50 dólares el barril comparado con los 45 dólares que estimaba en marzo. Al parecer, el actual rally no sólo se sostendrá sino que aún se puede fortalecer un poco más.

El argumento que sostiene Goldman Sachs es que se ha producido un reequilibrio del mercado petrolero más rápido de lo que se podría prever y que, después de dos años de superabundancia, el mes de mayo puede registrar un déficit petrolero. Morgan Stanley y Barclays también se apuntan a esa tesis. La Agencia de Energía Internacional, asimismo, reconocía la semana pasada que la sobreoferta durante la primera mitad de este 2016 está resultando más leve de lo estimado originalmente.

Ese trepidante ajuste se ha debido a varios factores. Algunos de ellos son excepcionales. Es el caso de los traumáticos incendios en Canadá. En la provincia de Alberta, las llamas han devorado toda una región rica en arenas bituminosas e hizo arder a la polémica ciudad de Fort McMurray, la más rica de América y quizás del mundo (no por nada se la llamaba McMoney). Allí se concentra el 95% de las reservas petroleras canadienses, las terceras más grandes del planeta detrás de Venezuela y Arabia Saudita, y se extraen 2.5 millones de barriles al día (mbd), más que en todo México. Debido a la catástrofe se estima que la producción del país, que oscila en torno a 4.4 mbd, se redujo en cerca de 1.2 mbd.

Pero otros pueden tener un carácter más duradero. Es el caso de Nigeria, donde varios actos de sabotaje han deprimido la producción de petróleo a algo así como 1.4 mbd, su nivel más bajo en veinte años. O de Libia, donde su principal puerto de embarque de petróleo, el de Marsa al Hariga, se encuentra bloqueado en medio de los diferentes conflictos políticos que se han sucedido desde que, durante la primavera árabe de 2011, cayera el dictador Gadafi. Ante esa situación, la producción de crudo se ha hundido de los 240,000 barriles que se extraían anteriormente a 90,000 barriles diarios en la actualidad.

En América Latina, Venezuela, en estado de emergencia y una brutal crisis económica, también se resiente. Su transparencia es poca, y aunque ellos sostienen que bombean 2.2 mbd, la realidad puede ser que esté entre los 1.7 y 1.8 mbd. Dentro de Latinoamérica, la producción de crudo en México y Colombia también está en declive.

Estados Unidos tampoco se escapa. Pese al reciente rally de los precios del crudo, justo es ahora cuando las compañías de petróleo “shale” ya no resisten ante la falta de liquidez, la escasez de refinanciamiento y las dificultades para vender activos, por lo que se han producido las mayores bancarrotas desde que empezó la crisis. La semana pasada se produjo la mayor quiebra, la de Linn Energy, que poseía una deuda de 8,200 millones de dólares (mdd). Pero el lunes pasado se produjo la segunda más abultada, la de SandRidge Energy, con una deuda de 4,000 mdd. A la lista se han sumado otras empresas grandes como Breitburn Energy Partners y Penn Virginia.

Esa oleada de quiebras se están reflejando también, de manera más palpable, en el cierre de plataformas y caída en la producción de petróleo. Las plataformas petroleras siguen cerrando y ya sólo hay 406 abiertas según el conteo de Baker Hughes, lo que representa un mínimo histórico. La producción, en consecuencia, se ha seguido deprimiendo y a principios de mayo se ubicaba en 8.802 mbd, un mínimo desde septiembre de 2014, y una caída de 800,000 barriles al día respecto a los 9.610 mbd  de junio de 2015.

Pero no sólo es la producción. Por el lado de la demanda, el consumo de India, China y Rusia está resultando más firme de lo esperado. La India es el caso más notable, y está desplazando a China como dinamizador de la demanda de crudo: de entre las grandes economías, es la que se expande de forma más agresiva, lo que explica su hambre por barriles de crudo. Según el FMI, su PIB aumentará este año en 7.5% y la Agencia Internacional de Energía estima que su demanda se incrementará en 300,000 barriles al día durante este 2016.

La caída de la producción durante las últimas semanas, que Goldman Sachs estima entre 1.5 y 2.0 mbd, y el relativo auge de la demanda es lo que explica que el precio del barril se pueda sostener elevado. Y lo que puede propiciar una buena cobertura para el 2017. Para este año, la cobertura fue de 212 millones de barriles y un costo de 1,090 millones de dólares (mdd). Eso implicaba, si excluimos las comisiones, que la cobertura de cada barril fue de 5.1 dólares. Actualmente, las opciones “put” del barril Brent con precio de ejercicio de 49 dólares y vencimiento en mayo de 2017se ubican en torno a 6.2 dólares, por lo que podría rondar el costo de la cobertura en torno a los 1,300 mdd.  

Ahora bien, el gobierno tendrá que estar muy ágil. Los inventarios de crudo en Estados Unidos siguen por los cielos, Irán ampliará la producción, y no se puede descartar que los productores estadounidenses regresen con precios del petróleo más alto. Y además está la Fed: las opciones de una subida de tasas en junio están de nuevo sobre la mesa. Ayer lo confirmaron las minutas. La reacción fue que el dólar se apreció y el petróleo se desvaneció tras conocerse el reporte. El rally del petróleo ha abierto una buena oportunidad al gobierno, y quizás sea el momento de ir tomando algunas posiciones.

INFOGRAFÍA

El rally del petróleo de los tres últimos meses ha regresado las cotizaciones a niveles atractivos para que el gobierno busque una buena cobertura petrolera para el 2017. El WTI ha ganado en torno a un 82%, el Brent un 74% y la mezcla más de un 110%, aunque esa diferencia se debe a la base de comparación: la mezcla cotiza con descuento respecto al Brent y el WTI…

 

Fuente: Bloomberg

… en los últimos días, el Brent ha estado coqueteando con los 50 dólares, lo que lo sitúa en niveles muy cercanos al precio de ejercicio pactado para el 2016 de 49 dólares el barril. Eso era bastante impensable cuando se publicaron los pre-criterios generales para el 2017, y abre una oportunidad para poder garantizar el precio del barril a niveles cercanos a los de 2016, lo cual es crucial para la estabilidad de los ingresos públicos…    

Fuente: SHCP y elaboración llamadinero.com

… el rally del petróleo ha venido abaratando las primas de las opciones put. Por ejemplo, para las opciones de dentro de un año, con vencimiento en mayo de 2017 y precio de ejercicio de 49 dólares, la prima se ha reducido de casi 16 dólares que costaba en enero a algo cercano a los 6 dólares. Ahora bien, no hay que perder de vista que el vencimiento que tradicionalmente busca el gobierno mexicano es noviembre de 2017…

Fuente: Bloomberg

… pero para noviembre de 2017, al ser más largo el plazo, la prima se encarece. Lo ideal sería que el precio del petróleo se mantuviera en los actuales niveles o se fortaleciera, como espera Goldman Sachs. Ahora bien, la oferta de petróleo, pese a las recientes disrupciones, sigue siendo muy abundante como ponen de manifiesto los gigantescos stocks. La Fed, que amenaza con subir en junio, también puede debilitar las cotizaciones.

Fuente: Bloomberg

 

  

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

103058 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy1719
Ayer2807
Esta Semana8438
Este Mes38999
Total3290874

21-03-2019

Visitantes ahora

Guests : 96 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition