Viernes, Mayo 24, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Crece PIB de México 2.6% en III-15. El consumo se consolida como motor de crecimiento

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La economía mexicana se expandió en el tercer trimestre del año un 2.6% respecto al mismo período del año pasado, lo que supone una mejora respecto a la tasa de 2.3% en el segundo. El dato vino un poco mejor que nuestro pronóstico de 2.5% en tanto el consenso del mercado estimaba una expansión de 2.4%. Respecto al Igae de septiembre, se incrementó un 3.1% durante ese mes, por encima de nuestro estimado  (2.8%) y superior al consenso de analistas (2.6%).

 

El principal motor de expansión de la economía mexicana es el sector terciario, cuyo crecimiento fue de 3.3% en el tercer trimestre, en línea con nuestro pronóstico, y por encima de la tasa de 3.1% del segundo. Esa tasa de crecimiento es la más elevada desde el cuarto trimestre de 2014. El sector comercio, el de mayor peso dentro de las actividad terciarias, aumentó un 4.8%.

El gasto del consumidor entró en una fuerte senda de expansión desde mediados del año pasado, y está asociado a cuatro factores: uno, la depreciación del peso, lo que ha provocado que las fuertes entradas de remesas familiares elevaran considerablemente sus montos en moneda nacional al convertir los dólares en pesos a un tipo de cambio más barato;  dos, las bajas tasas de interés que prevalecen en México; tres, la ligera mejora del empleo; y cuatro, la evolución benigna de la inflación, que pese a la depreciación del peso en niveles muy bajos (de hecho, en mínimos históricos) y estables.

Así, el componente de comercio, que venía de crecer a tasas inferiores al 2%, ha pasado de una tasa de 1.6% en el segundo trimestre del año pasado, a expandirse a una tasa de 3.7% en el tercerto, y 5.2% en el cuarto de 2014. En lo que llevamos de año, el comercio ha crecido en todo los trimestres a tasas superiores al 4% (4.9% en el primero, 4.4% en el segundo y 4.8% en el tercero).

Otros sectores terciarios con mucho dinamismo están también relacionados con el gasto de consumo: uno es el de hostelería, que se ha venido acelerando de manera consistente en los últimos trimestres hasta aumentar un 7.1% en el tercer trimestre de este año, la tasa más alta desde el segundo trimestre de 2010. El otro es el de ocio, cuya expansión fue de 5.3%, muy parecida a la tasa de 5.6% del trimestre previo.

También llama la atención el fuerte auge del sector de información, cuya tasa de crecimiento fue de 9.3% desde el primer trimestre de 2013. Sin embargo, el dinamismo de ese rubro se concentra en el ramo denominado “otras”, donde se ubican los servicios de internet,  en tanto el rubro de periódicos y revistas ha entrado en una profunda recesión y se contrajo un 5.2% y el de la industria fílmica se redujo un 1.9%.

El sector de transporte también goza de buena salud, y su ritmo de expansión se aceleró a 4.0% comparado con 3.0% en el segundo trimestre. Esa tasa es la más vigorosa desde el segundo trimestre de 2012, y está impulsada sobre todo por el auge del transporte aéreo, que por segundo trimestre consecutivo vuela a tasas de más de 18%, algo que no sucedía en más de 10 años.

El sector secundario, como ya se había adelantado, duplicó su ritmo de actividad de 0.6% en el segundo trimestre a 1.2% en el tercero.  Esa mejora viene explicada por la construcción, cuya actividad creció con algo más de vigor, y la minería, que en medio de su larga y profunda recesión registró una caída menos dramática que en el segundo trimestre.

La construcción registró un crecimiento de 3.5% en el tercer trimestre, comparado con 2.9% en el segundo. El subcomponente de edificación mantuvo su dinamismo, con un crecimiento de 4.1%, prácticamente la misma tasa observada en el trimestre previo (+4.0%). El componente de obra civil permanece estancado, sin bien registró una expansión de 0.9% luego de contraerse un 0.3% en el trimestre anterior. El componente de trabajos especializados para la construcción aumentó un 5.6% en el tercer trimestre tras registrar una tasa de 3.3% en el período anterior.

En el caso de la minería, el derrumbe de los precios del crudo, los menores recursos de Pemex derivado de la crisis petrolera, y una reforma energética que camina despacio se ha traducido en un retroceso en la actividad extractiva, lo que a su vez ha significado una disminución de la plataforma petrolera. En consecuencia, el sector de minería está imbuido en una larga recesión. Sin embargo, lo peor parece empezar a quedar atrás una vez que la base de comparación empieza a lucir un poco más favorable.

Así, en el tercer trimestre, la contracción del componente de minería fue de 5.6% comparado con 7.6% en el segundo. Esa menor ritma de caída se explica por el comportamiento del subcomponente de extracción de petróleo y gas, el de mayor peso dentro del sector minero, que se redujo un 4.8% tras hundirse un 8.9% en el trimestre previo. Además, la actividad minera excluyendo el rubro de petróleo registró un sustancial avance, al expandirse un 5.8% luego de aumentar un modesto 0.4% en el segundo trimestre. El sector de servicios de minería, finalmente, se hizo pedazos al derrumbarse casi un 30% tras caer un 8.4% en el trimestre previo, aunque su peso es relativamente pequeño.

Finalmente, el componente de manufactura, que representa aproximadamente la mitad de la actividad industrial, se ha enfriado ligeramente. Se expandió un 2.8% en el tercer trimestre comparado con 3.1% en el segundo, 3.2% en el primer trimestre y 4.7% en el cuarto del año pasado. De hecho, la tasa de 2.8% es la más débil desde el último trimestre de 2013.

La desaceleración de la producción industrial está relacionada con el menor ímpetu de la actividad en Estados Unidos, donde la manufactura ha perdido ímpetu derivado de la fortaleza del dólar y el poco dinamismo de la demanda externa, lo que está dañando las exportaciones estadounidenses. Así por ejemplo, algunos rubros importantes han perdido algo de auge: el de equipo de transporte se desaceleró a 5.0% en el tercer trimestre comparado con 7.4% en el trimestre anterior, el de aparatos eléctricos a 5.0% frente a 9.0% y el de maquinaria y equipo se contrajo un 2.9% tras crecer un 1.2% en el trimestre anterior. Sin embargo, la industria alimentaria aceleró su ritmo de expansión a 2.0% en contraste con 1.4% en el trimestre previo.

 

Finalmente, el sector primario se aceleró a 4.1% comparado con 2.6% en el segundo, por encima de nuestro pronóstico de 3.0%. 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

86981 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy322
Ayer529
Esta Semana5743
Este Mes35647
Total3395191

24-05-2019

Visitantes ahora

Guests : 22 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition