Lunes, Mayo 27, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

PIB de México crece 2.2% anual (¿o 2.1%?). Servicios toma relevo del frenazo de la industria

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El PIB de México se expandió un 2.2% en el segundo trimestre respecto al mismo período del año pasado. El dato parece un poquito ajustado al alza: al introducir nosotros los datos originales, nos arroja una tasa de 2.1%. Mientras el Inegi muestra una tasa anual de 0.6% para las actividades secundarias, nuestro hoja de cálculo muestra una tasa de 0.5%. Lo mismo sucede para las actividades primarias, donde el Inegi reporta una tasa de 2.8% y nuestros números muestran un incremento de 2.7%. Esos dos pequeños ajustes que ofrece el Inegi en el redondeo logran que la tasa anual sea de 2.2%. Sea como sea, el dato es decepcionante y supone una desaceleración respecto a  la tasa de 2.6%  del primer trimestre (revisado al alza de una lectura preliminar de 2.5%) y de otra tasa de 2.6% al final del año pasado.

Desde luego que la causa de la desaceleración se concentra en el sector secundario: como decíamos, el sector apenas se expandió un 0.6% en el segundo trimestre, comparado con 1.5% en el primer trimestre y 2.4% en el cuarto. Esa sustancial frenazo en la actividad secundaria se debe a la profunda recesión del sector de minería, que se contrajo un aterrador 7.6% en el segundo trimestre, lo que supone la peor tasa histórica desde que empieza la serie en el año 1994. Esa tasa contrasta con una caída de 5.7% en el trimestre previo y con ella se acumulan seis trimestres consecutivos de caídas.

 La recesión del sector de minería, que representa en torno a un 22% de las actividades secundarias, se debe al derrumbe de las materias primas, sobre todo petróleo. Entre sus rubros, el subcomponente de extracción de petróleo se desplomó un 8.8% comparado con -5.8% en el trimestre previo, y el de servicios de minería un 8.5% comparado -10.1% en el primer trimestre. Sólo el de minerales logró evitar la caída con una magra tasa de crecimiento de +0.2%, tras haber disminuido un 2.5% en el anterior trimestre.

El sector de construcción, que representa otro 22% de la actividad industrial, también se desaceleró. Su tasa de expansión fue de apenas 2.8% comparado con 4.4% en el trimestre previo, la tasa de crecimiento más baja desde el segundo trimestre del año pasado.

Aquí la causa se encuentra en la ingeniería civil: los planes de infraestructura se vienen abajo al disminuir los ingresos petroleros, lo que deja menos recursos para los planes de carreteras, puentes, trenes, etc y frenarse la reforma energética, como muestra el fracaso de la Ronda Uno. De modo que este componente volvió a contraerse (-0.3%) tras aumentar un 1.5% en el primer trimestre. En lo que llevamos de sexenio, este componente ha registrado tasas negativas en todos los trimestres salvo el anterior. El componente de edificación que sufrió una severa crisis al inicio del sexenio al cambiar el modelo de vivienda, se desaceleró a una tasa de 3.9% frente a 5.8% en el primer trimestre, conforme se supera el efecto de la base de comparación.

Finalmente, la manufactura se mantiene potente, aunque con algo menos de fuerza que en el pasado ante la pérdida de dinamismo fabril en Estados Unidos. Aun así, creció a una tasa firme de 3.0%, un poco por debajo de la del primer trimestre (+3.2%) aunque una sustancial desaceleración respecto al cuarto trimestre del año pasado (+4.6%).

Afortunadamente, el sector terciario, el de mayor peso en la economía, ha tomado el relevo frente a la desaceleración de la industria. El sector servicios se expandió un 3.1% frente a una tasa de 3.0% en el primer trimestre. Esa tasa es la más robusta desde el cuarto trimestre de 2012, al final de la era de Calderón. Bueno parte del fortalecimiento de la demanda doméstica se debe a las remesas: la entrada de dólares de Estados Unidos ha magnificado su poder de compra al convertirse en dólares a un tipo de cambio más barato. El componente de comercio al por mayor y por menor subió un firme 4.2% tras registrar una tasa de 4.8% en el primer trimestre.

Algunos sectores de servicios que mejoraron su desempeño fue el de ocio, que aumentó 5.6% tras registrar una tasa de 3.5% en el primer trimestre, el de hostelería, que creció un 4.5% tras incrementarse un 3.6% en el trimestre anterior,  el inmobilario (+3.3% vs 1.7%) y el de servicios educativos (+1.1% vs 0.0%). El sector de información también creció a una tasa firme de 4.7%, si bien supuso una desaceleración respecto a 6.1% en el primer trimestre. El buen comportamiento de este componente en la primera mitad del año pudo deberse a las elecciones. El subcomponente de radio y televisión se disparó un 16% tras una tasa de 7.7% en el primer trimestre.    

Finalmente, el sector primario registró una tasa de 2.7%, también inferior a la tasa de 6.7% del primer trimestre.

En términos desestacionalizados y respecto al primer trimestre, la economía creció un 0.5%, una décima por encima de lo registrado en el primer trimestre (+0.4%). El sector secundario mejoró ligeramente (0.0% vs -0.2%) así como el terciario (+0.9% vs +0.7%). El sector primarios se contrajo un 1.6% tras expandirse un 3.4% en el primer trimestre. 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

95178 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy216
Ayer1924
Esta Semana216
Este Mes40416
Total3399960

27-05-2019

Visitantes ahora

Guests : 81 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition