Jueves, Diciembre 12, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Los contrafuertes fiscales de México en el 2015 que están contrarrestando la caída del petróleo

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Este artículo se corresponde a nuestra colaboración de hoy en el diario Excélsior, que puede leer también en la sección de Dinero. 

En estos días de verano se trabaja, dentro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el diseño del presupuesto más complicado de las últimas décadas. Afortunadamente, durante este 2015, gracias al uso de diferentes instrumentos y mecanismos de gestión hacendaria, tanto financieros como fiscales, se está logrando salvar los muebles. ¿Qué elementos están sosteniendo los ingresos públicos en el 2015 y qué retos se presentan para el 2016? Veamos los primeros.

En primer lugar, están las coberturas petroleras que contrató el gobierno en pleno derrumbe de las cotizaciones. Este dinero todavía no ha ingresado en las arcas públicas: lo harán al final de año, cuando puedan ejecutar sus opciones “put”. El gobierno recibirá la diferencia entre el precio promedio del barril de la mezcla para el 2015 y el precio que pactó en las opciones de 76.4 dólares. El torrente de dinero que entrará no será nada desdeñable, dado que la cobertura abarca 288 millones de barriles, o algo más del 50% de la plataforma de exportación mexicana. En lo que llevamos de año, el promedio de la mezcla ronda los 50 dólares. Esto significa que por cada barril cubierto podría recibir un monto extra de 26.4 dólares, lo que puede significar un total cercano a los 7,600 millones de dólares. 

El segundo elemento, imprevisto, que ayudará a las finanzas públicas es el peso mexicano. Desde que empezó el año, la divisa se ha depreciado un 22% respecto al tipo de cambio establecido en la Ley de Ingresos de 13.4 pesos. Por tanto, los 7,600 millones de dólares extras que se obtendrán por la cobertura no se convertirán en moneda nacional a un tipo de cambio de 13.4 pesos, sino a un tipo muy superior y que aún desconocemos, pero que podría rondar los 17 pesos. Si como mero ejercicio tomáramos ese tipo de cambio, el gobierno en vez de obtener 100,000 millones de pesos (mdp) extras en las arcas públicas, ingresaría en torno a 130,000 mdp, es decir, una ganancia de alrededor de 30,000 mdp por mera depreciación cambiaria.

La tercera coraza con la que contó el gobierno en el 2015 fue el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios. En un principio, esos recursos se estimaban en 7,944 mdp para este año. Sin embargo, esa diferencia está más que cubierta con las ganancias cambiarias, por lo que podría resultar en un ahorro para el gobierno que muy bien podrían ser utilizados en el 2016. 

El cuarto elemento de blindaje se llama Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). Este impuesto ha desempeñado el papel un estabilizador automático en las finanzas públicas mexicanas: cuando el precio de la gasolina importada está por arriba de los precios de las gasolineras, el gobierno subsidia su consumo. Cuando es a la inversa, los subsidios se convierten en ingresos para Hacienda.

Así ha sido durante este ciclo: a lo largo de muchos años, los precios del petróleo han cotizado a precios muy elevados y la Hacienda Pública ha dispuesto de abundantes ingresos petroleros. Esos recursos permitieron al gobierno otorgar un subsidio al consumidor mexicano para que no pagara un precio excesivo por la gasolina importada a la hora de repostar. Esa situación cambió a partir de los llamados “gasolinazos”: el gobierno fue incrementando paulatinamente  el precio de los combustibles en las gasolineras con el objeto de reducir el subsidio al mismo tiempo que el precio de la gasolina importada se hundía junto con el precio del crudo. El resultado ha sido que los precios se han dado la vuelta, que la gasolina se vende mucho más cara de lo que cuesta importarla, y el subsidio se ha convertido en un ingreso.

Pues bien, por el concepto de IEPS sobre gasolinas y diesel se recaudó, entre enero y mayo, 96,397 mdp cuando en el mismo período del año pasado se pagó un subsidio de 15,064 mdp. La cifra es sorprendente, y muestra de ello es que en sólo cinco meses el monto recaudado más que triplica el objetivo fijado en la Ley de Ingresos de 30,321 mdp para todo el año.

Ademas, el IEPS sobre productos no petroleros, como el alcohol o tabaco, se ha incrementado un 14.3% a 55,336 mdp. El resultado es que el monto total recaudado por el IEPS entre enero y mayo se eleva a 151,733 mdp, o un aumento del 355% respecto al mismo período del año pasado.

En quinto componente de protección dentro de los ingresos tributarios, junto al IEPS, es el Impuesto Sobre la Renta (ISR), cuyo comportamiento ha sido excepcional. Los ingresos por concepto de ISR se han incrementado en un 28% a 571,187 mdp entre enero y mayo. En consecuencia, en ese período los ingresos tributarios han crecido un 32.4% 1.043 billones de pesos, lo que supone un aumento de 255,194 mdp respecto al período de enero-mayo de 2014. De ese incremento, un 49% viene explicado por el ISR (125,989 mdp) y un 46% del IEPS (118,370 mdp).

En sexto lugar, y dentro de los ingresos no tributarios, destaca el fuerte aumento de los ingresos por aprovechamientos. En el período de enero a mayo se cumulan ingresos por este concepto de 93,527 mdp, lo que supone un crecimiento del 100% respecto al mismo período del año pasado.

 

El comportamiento de los ingresos no petroleros, tanto tributarios (ISR e IEPS) como no tributarios (aprovechamientos) ha permitido más que contrarrestar el hundimiento de los ingresos petroleros en sus dos principales rubros, los ingresos propios de Pemex y los ingresos petroleros del Gobierno Federal, cuyos recursos, bajo el nuevo esquema fiscal, se concentran en las transferencias al Fondo Mexicano de Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

A pesos corrientes, los ingresos petroleros se han hundido un 39%, lo que supone una merma de casi 200,000 mdp entre enero y mayo. Sin embargo, los ingresos no petroleros han aumentado en un 28%, o en algo más de 300,000 mdp durante ese período. El resultado neto es que los ingresos presupuestarios han crecido en 7.1% a 1.720 billones de pesos lo que supone 113,573 mdp adicionales a los registrados el año pasado.

 

Sin embargo, y pese a todos esos contrafuertes, el déficit fiscal se ha deteriorado. El gasto público neto acumulado de enero a mayo se ha incrementado un 11.8% para ubicarse en 1.909 billones. Eso supone un déficit acumulado de 188,545 mdp frente a 100,616 mdp el año pasado.

Es verdad que parte de ese agujero se tapará hacia finales de año, cuando ingresen los recursos de la cobertura. Pero, ¿cómo harán el año que viene, cuando no disponga de los ingresos de la cobertura, cuando la recaudación presupuetaria se vea limitada una vez que los incrementos del IEPS y el ISR han sido absorbidos y persiste el bajo crecimiento económico (considerando que el gobierno cumple su promesa de que no habrá nuevos tributos y subidas a impuestos), cuando el gobierno tenga que reducir el déficit fiscal en otro medio punto porcentual respecto al PIB,  y cuando el costo de la deuda corre el riesgo de encarecerse en un contexto de volatilidad y mayores tasas de interés?  Ése será el tema de una próxima entrega.

INFOGRAFÍA

Además de la cobertura de petróleo, cuyo monto mejorará gracias a la depreciación de más de un 20% del peso respecto a lo presupuestado en la Ley de Ingresos de 13.4 pesos por dólar, uno de los componentes que más han contribuido a a compensar la caída de los ingresos petroleros es el IEPS, cuyo monto acumulado entre enero y mayo más que triplica el objetivo para todo el año…

 

Fuente: SHCP

… además, el ISR, entre los ingresos tributarios, y los aprovechamientos, en los no tributarios, han realizado importantes aportaciones a los ingresos públicos en lo que llevamos de año…

 

 

Fuente: SHCP

… en consecuencia, los ingresos no petroleros más que han compensado la contracción de los petroleros, por lo que los ingresos presupuestarios han aumentado un 7.1% respecto a lo registrado en enero-mayo de 2014…

 

Fuente: SHCP

 

… sin embargo, el gasto público se ha expandido a un ritmo más rápido, por lo que el déficit público se ha deteriorado en torno a 88,000 mdp respecto a 2014. Parte de ese boquete se cubrirá con los ingresos de la cobertura que se materializarán al final del año.

Fuente: SHCP

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

494781 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy1653
Ayer2016
Esta Semana5748
Este Mes22387
Total3765040

11-12-2019

Visitantes ahora

Guests : 139 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition