Jueves, Mayo 23, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

¿Por qué falló la Ronda Uno?

Ratio:  / 2
MaloBueno 

El 15 de julio de 2015 será un día histórico, que se grabará en la memoria colectiva de los mexicanos debido al proceso de apertura que experimentó nuestro sector energético.

No ha habido otro igual, y ese es el gran logró de nuestro país, el haber hecho algo de lo que antes no se atrevía. No importa el resultado.

Esa fue casi la tesitura de lo que hoy, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, desde París, ha tratado de decir sobre el día de ayer. En la historia se quedará ese día para recordar, porque es la primera vez en la vida contemporánea de México, que el Estado asigna a dos empresas privadas, áreas geográficas de exploración en materia de hidrocarburos.

“Fue un buen primer paso” se le escucho decir por la mañana a Videgaray “por primera vez en más de 70 años [se dan] los primeros contratos al sector privado para la exploración de campos petroleros en aguas someras”.

Pero por alguna razón, esquiva a la primera vista, ningún funcionario de la actual administración puede declararse satisfecho. ¿Por qué?

Porque en lo frío de los recuerdos, en lo que la memoria se esforzará en olvidar pero que perdurará sobre el inconsciente abrumador, habrá una pequeña cifra que avergüence todo este inicio de la apertura energética: de los 14 bloques de aguas someras subastados, equivalentes a 1.1 mil millones de barriles de crudo, y 4,222 kilómetros cuadrados, sólo se pudieron adjudicar 2, lo que representó un porcentaje de éxito en la licitación de sólo un 14.3%, por debajo de las expectativas más pesimistas (30%), e incluso el promedio de adjudicaciones que se había visto en otras experiencias internacionales (33%).

¿Qué representa este falló?, la poca demanda de los inversionistas, el poco interés por el tesoro azteca ante las actuales condiciones de este negocio. Representa un fallo en los cálculos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la gran cautela en el mercado, su poca prisa y su poca disposición a pagar precios exorbitantes, o asumir riesgos desbordados, una baja señal para la mayor inversión en nuestro país (esa que tanta se ufanaron durante la aprobación de las reformas), y especialmente un letargo para poder mejorar la producción del crudo nacional, y para poder crecer. Representa un fallo en el corazón de esta administración.

¿Qué fue lo que falló?, casi todo lo que puede fallar en un evento como este. Pero que podemos agrupar en 3 grandes categorías:

1) Los Precios del petroleo:

Los precios, en todo mercado, son un incentivo para el productor para poder invertir, son los ojos del alma de todos los negocios. Cuando en el 2013, el Ejecutivo se aferraba a presentar la Reforma Energética como el eslabón perdido de nuestra cadena productiva, los precios de la mezcla mexicana promediaban cerca de 101.7 dólares por barril, la mitad de lo que cotiza actualmente.

Pero el error no estuvo en eso, nadie a ciencia cierta puede estimar de manera precisa lo que pasará en el futuro, ni siquiera en unas horas. Pero Hacienda creyó que sí podía, y en la presentación de la reforma energética, propuso el gran negocio basado en estimaciones que le quedaron de largo, que pasarán desapercibidas en la historia por el pírrico merito que merecieron.

La labor proyectista de Hacienda resultó todo un desastre. Y ayer, el mercado, lo gritó con fuerza.

2) El poco atractivo de la Ronda Uno.

Ciertamente las aguas someras no son un negocio poco atractivo, pero comparadas con las áreas convencionales de tierra, o de las zonas donde es factible encontrar más  petróleo (como pudiera ser la inversión en aguas profundas), resultó ser un gran lastre para las subastas de ayer.

Todas las áreas contractuales que se dieron en la Ronda Uno eran para fases exploratorias, pero a juicio del mercado, las probabilidades de encontrar un negocio redituable dado el nivel de incertidumbre, no favorecían la inversión. Es lo que se llama “baja materialidad”  debido al perfil geológico de los bloques.

La prueba estuvo en la adjudicación del Bloque 7, que fue el más competido al recibir 5 propuestas de licitación y que al final ganó la empresa mexicana Sierra Oil & Gas. ¿Dónde estaba en Bloque 7?, frente a la costa de Tabasco, donde claramente el perfil geológico sopesaba una alta materialidad.

En otras palabras, se empaquetaron mal las zonas a licitar el día de ayer, y lo que se ofreció simplemente no era un óptimo tradicional entre el riesgo y beneficio que se podía obtener.

Incluso la inversión en aguas profundas, al ser de largo plazo, representaría un menor costo de exploración descontado el factor de incertidumbre, mientras que inversiones en aguas convencionales, que tienen bajos costos de operación, también hubieran incentivado al mercado.

La licitación de aguas someras, por si solas, en cambio, no brindaban el suficiente espacio, y la oferta no pudo crear su propia demanda.

3) Los altos costos.

Para poder aprobar la Reforma Energética en el 2013, Hacienda delimitó estrictamente la participación del sector privado en las utilidades de este sector a un 40-60; lo que en otros términos significa que en cada adjudicación, el privado tenía que pagar un 40% de su utilidad operativa.

El gran dilema de este límite, es que nunca estuvo focalizado por áreas. Lo que también es un defecto técnico, porque no todos los bloques tienen la misma probabilidad de ser redituables. En aquellos donde existía un mayor riesgo, los licitantes esperaban que existiese un menor costo directo por parte de Hacienda.

En el área contractual 6, por ejemplo, que quedó desierta, había una propuesta de ONGC Videsh, pero que pedía una participación mínima del Estado por 20% sobre la utilidad y un 5% de incremento por trabajo. Hacienda la descartó inmediatamente, debido a que dicha área es muy cercana incluso al área 7 que adjudicó Sierra Oil.

Sin embargo, del área contractual 4, que es de las más alejadas de Veracruz, Murphy Worldwide ofreció también su participación si Hacienda rebajaba el mínimo de intervención en la utilidad a un 35%, y fue igualmente desechada.

En suma, fue todo un fiasco técnico el que se vivió el día de ayer, donde fallaron las estimaciones (los precios del petroleo), la optimizan presentada por las zonas a licitar (el paquete formado por las zonas geológicas), y los criterios (los costos de la intervención del gobierno).

A lo pronto, Miguel Messmacher, Subsecretario de Ingresos de Hacienda, ya ha comentado que empezará a valorarse para replantear la estrategia que se seguirá en las demás rondas.

Ahora, lo interesante de todo esto es saber si todo esto permeará el proceso de apertura energética en el país, o si serán errores aprendidos por la actual administración.

La siguiente Ronda (la ronda 1.2) se practicará el 30 de septiembre y traerá 5 áreas contractuales adicionales a estas 14 (de las que sobreviven 12), y que además operarán bajo el esquema de “Contratos de Producción Compartida”.

Seguirán siendo aguas someras, pero algunos de los detalles que se presentaron en esta licitación pueden mejorarse. Posteriormente se licitarán 26 áreas terrestres con el esquema de licencias para el 15 de diciembre de este año, y finalmente entrarán en 2016 los yacimientos no convencionales y Chicontepec.

Pero en todo esto es necesario que Hacienda deje de ser tan optimista como ha venido siendo, y reformule sus criterios de apertura.

El volumen de licitaciones completo será de 914 bloques. Lo que quiere decir que la Ronda Uno apenas significó el 1.5%, y la segunda fase será de sólo 0.5% adicional. Sólo se ha tanteado el agua, pero la impresión es que se necesita calentar esta tina mucho más tiempo.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

82651 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy454
Ayer2223
Esta Semana4864
Este Mes34768
Total3394312

22-05-2019

Visitantes ahora

Guests : 42 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition