Jueves, Marzo 21, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Indicadores cíclicos alumbran a la economía, pero con luz artificial.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Los indicadores líderes publicados por el INEGI el día de hoy trajeron buenas noticias para la economía mexicana al dar una ligera muestra de luz al crecimiento. Si bien, la situación por la que pasa actualmente no es la mejor y, según el indicador coincidente seguimos en  una fase recesiva de la actividad, el indicador adelantado se ubicó por encima de su tendencia de largo plazo (índice = 100) por primera vez en los últimos 11 meses, pero ojo, que podría haber algún sesgo en éste.

El indicador coincidente, que es el que refleja la situación actual de la economía (abril=99.8) según los datos disponibles, mostró una mejora respecto de los meses anteriores donde en marzo apenas había repuntado (99.76) después de que durante enero y febrero (99.75) tuvo su peor desempeño ubicándose en los niveles más bajos desde la crisis económica de 2009. El dato para abril fue de 99.8, aún por debajo de su tendencia de largo plazo.

Dentro de los componentes de este indicador, las ventas minoristas y la actividad económica permanecen en terreno recesivo, los datos de ambas se limitan al mes de abril. Las ventas minoristas han sido las más golpeadas desde la puesta en vigor del nuevo régimen fiscal en México. El tercer indicador con muestra negativa fue el de importaciones, pese a ello, también mejoraron respecto de los meses anteriores al pasar de 99.84 en abril a 99.94 en mayo. Entre los que se ubicaron por encima de 100, la actividad industrial, que es el otro indicador con disponibilidad hasta abril, logró superar de forma ínfima la tendencia de largo plazo para ubicarse en 100.08. Asimismo, la tasa de desocupación urbana y los asegurados del IMSS fueron los que comandaron los buenos números con datos de 100.04 y 100.23. Un mejor desempeño del mercado laboral en México podría ser la base para que elevar el nivel de actividad económica.

Por otro lado, el indicador adelantado por fin se ubicó en terreno positivo, pero habrá que tener cuidado con algunos sesgos que podrían estar influyendo en él. La tendencia del empleo en la manufactura, que junto con las exportaciones debería ser el dato más importante a seguir de este indicador por su relación con el sector productivo, se mantuvo en terreno recesivo (99.44 en mayo), y si bien, está reduciendo la brecha en comparación con el mes anterior (99.34 en abril), aún está lejos de tocar los 100 puntos del índice. Al mismo tiempo, las exportaciones no petroleras siguen debajo de su tendencia de largo plazo; el dato fue de 99.82 durante mayo, mejorando respecto de 99.70 en abril, situación semejante al tipo de cambio real que llegó a 99.79 en mayo desde 99.78 en abril ligando 13 meses reduciendo su brecha respecto del largo plazo.

La TIIE, después de del recorte de tasas llevado a cabo por Banco de México a inicios de junio siguió su camino descendente hasta 99.51 desde 99.67 en mayo, mientras que el desempeño de la Bolsa Mexicana de Valores por fin tocó piso en abril y comenzó un repunte en mayo de apenas una décima (98.79 mayo vs 99.78 abril). Pero el subyacente que sin duda alguna está sesgando al alza al indicador adelantado es el S&P 500 que apenas el viernes pasado se quedó a menos de 15 puntos de superar las 2,000 unidades en toda la historia.

La situación por la que pasa el indicador adelantado, que se supone que nos da una perspectiva de hacia dónde va la economía, es que nos estaría reflejando el optimismo de los inversionistas norteamericanos, y no el desempeño de la actividad local, cosa que debe analizarse con mucho cuidado para no confundir la realidad con la expectativa, y lo peor, con la expectativa en otro país. Si quisiéramos medir la expectativa local podríamos usar la confianza empresarial y la confianza del consumidor, ambas en terreno negativo pero con una discrepancia entre ellas durante los últimos tres meses. Mientras que la confianza del consumidor se ha recuperado tímidamente de 99.10 en su punto más bajo (febrero 2014) a 99.57 en junio, la confianza empresarial se ha estancado en 99.16 en los últimos dos meses, lo cual refleja el mal ambiente que se vive por la incertidumbre en algunos sectores que aún están esperando la resolución de leyes y el impacto real en sus respectivos mercados.

 

Es posible que aunque el indicador adelantado comience a dar alguna pequeña muestra de luz, ésta sea artificial y pueda extinguirse en el momento que el mercado norteamericano lo decida. En tanto, la recuperación económica no vendrá hasta que los subyacentes reales de los indicadores líderes comiencen a desempeñarse por encima de su tendencia de largo plazo.

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

103019 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy1718
Ayer2807
Esta Semana8437
Este Mes38998
Total3290873

21-03-2019

Visitantes ahora

Guests : 59 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition