Jueves, Marzo 21, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

¡El IGAE no clasifica dice el INEGI!

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El INEGI ya publicó la cifra de la actividad económica del país para el mes de abril, que mide a través del IGAE, el cual aumentó 1.25% frente al mes inmediato anterior, pero sólo mostró un avance de 0.5% respecto al mismo mes de 2013, lo que es un módico desempeño para las grandes cifras que esperábamos este año, y que indica que iniciamos con el pie izquierdo el segundo trimestre de 2014.

Lo cierto es que el consenso de Bloomberg esperaba una expansión menor, de apenas 0.35% anual, debido al pésimo desempeño del sector industrial en el mismo mes, y el dato es tímidamente neutral respecto a esta lectura, no dice si México va ganando o perdiendo, sino que meramente hay un empate.

No obstante, si comparamos el IGAE respecto a las medias móviles de cinco y 10 años, el crecimiento fue nítidamente pobre, y por debajo incluso del flaco desempeño de los últimos 12 meses de 1.46% de la economía, lo que acusa de una debilidad rotunda sobre el dato.

De manera estacional, abril no suele ser un mes malo para la economía nacional y crece por arriba del 2%, debido a que el sector terciario, y principalmente el comercio suele repuntar a tasas 5 y 6 por ciento, y la industria, llega a tener más días laborales respecto a marzo, debido al efecto de la semana santa.

No ha sido el caso, porque este año, el calendario lunar dictaminó que el periodo vacacional fuese en mayo, y que existiesen menores días de trabajo durante abril, razón que promovió bruscamente la caída de -0.5% anual en la industria, mientras que las actividades terciarias apenas se expandieron un 1.1%.

Esto ya lo adelantábamos en Dinero Llama Dinero el pasado mes de mayo, cuando estimábamos que abril sería un mes complicado para la economía.

Pese a ello, la  caída del IGAE no es nada halagadora, y aunque son distintos factores coyunturales, como es  el lento crecimiento de las manufacturas de Estados Unidos, por el invierno de 2013, la mayor carga fiscal que deterioró el consumo y la inversión privada, y ahora el efecto de Semana Santa, preocupa ver que este "Tigre Azteca" sigue bastante dormido.

Las últimas cuatro décadas la tasa de crecimiento es de 2.7%, nada casual que hasta ahí lleguen las estimaciones oficiales para este año, y en consecuencia, el crecimiento del PIB per cápita, ha sido casi nulo, insuficiente para promover un verdadero desarrollo y converger con las economías avanzadas.

Una de las paredes que bloquean el crecimiento de corto plazo, sigue siendo el sector de construcción que ya acumula cerca de seis trimestres en caídas consecutivas; pero la otra, son los grados de inversión que se están generando en la economía.

El pasado jueves, el propio INEGI dio los datos de la inversión total del país al primer trimestre de 2014, y la inversión inicio el año con una caída de casi 3 puntos porcentuales, a consecuencia de un deterioro de la inversión pública en 8.2% anual, lo que está muy alejado de las cuentas que trae la propia Secretaría de Hacienda ¿porqué?

 

La razón es muy simple, la Secretaría de Hacienda en sus reportes, está contando como devengada, o ejercida como inversión, los recursos que está pasando en los gobiernos locales, pero el flujo de la inversión no está llegando a la actividad productiva. La pregunta del millón, entonces, es por qué esta atorada la inversión pública.

Pues bien, a inicios de este mes, la revista The Economist publicó un artículo titulado: “México´s week economy: over to Ypu, M.r. Videgaray”, donde en términos muy generales anunciaba que el maestro de los pinos, Luis Videgaray,  hacia un cálculo político para presionar la aprobación de las reformas estructurales por medio d elos controles de gasto sobre los gobiernos locales, endureciendo las Reglas de Operación de distintos Fondos (bajo el velo de la actualización administrativa), y cambiando los lineamientos que requieren los proyectos de inversión en obra e infraestructura, lo que prácticamente ha generado problemas para ejercer el gasto, pero deja limpias las estadísticas de Hacienda.

En consecuencia, creceremos, sí, cuando se aprueben las reformas, pero será porque Mr. Videgaray deje de presionar los hilos.

Hasta ahora, el árbitro, INEGI, está siendo muy claro, y advierte que con la estrategia actual, no alcanzaremos ni el 2.7% esperado, y hay que tener cuidado de que con todo, en esta cancha, México no vaya clasificar ni a octavos del concierto mundial.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

103062 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy1719
Ayer2807
Esta Semana8438
Este Mes38999
Total3290874

21-03-2019

Visitantes ahora

Guests : 100 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition