Domingo, Agosto 25, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Minutas de Banxico: el recorte no fue unánime, y el crecimiento viene peor de lo pensado.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El pasado 6 de junio, en una decisión de política monetaria sorpresiva, el Banco de México redujo su tasa de interés de referencia en 50 pbs. Se dice sorpresiva porque en su comunicado del 25 de octubre de 2013, la institución, en sus últimos dos párrafos, mando el mensaje de que el ciclo de bajada de tasas había concluido, y que el freno de la política monetaria estaba en 3.5%.

En consecuencia, aquel viernes de junio, fue toda una sorpresa que Banxico disminuyese nuevamente su tasa de interés, y dos preocupaciones saltaron a la vista: o bien la economía mexicana va mucho peor de lo que estamos pensando; o se avecinaba un influjo de capitales desmedidos que podían comprometer la estabilidad del tipo de cambio.

Este segundo argumento, ha sido el más olvidado por los medios, y ha sido de nuestro predilecto aquí en Dinero Llama Dinero, porque apenas con un día de anticipación la moneda iba en 12.86 pesos por dólar, con una clara tendencia bajista, y además, el BCE había destapado un estímulo monetario realmente brusco para defender a la zona del euro de un sesgo deflacionista.

La última vez que se vio un estímulo tan grande, fue el de Japón en abril de 2013, y la moneda estuvo a punto de retomar las 11 unidades por billete verde. Recordemos que una de las premisas de la desaceleración económica de México que sostiene Banxico, radica precisamente en la apreciación cambiaria durante la mitad del año, y por lo tanto, el último recorte podía buscar prevenir un fenómeno similar.

Pues bien, las minutas de hoy ya han hablado,  y la institución sopesa que ha sido más la desaceleración económica en “general” de la economía, lo que ha motivado el recorte de tasas.

En especial el documento revela cuatro razones por las que la institución considero necesario intervenir: 1) la actividad económica es más débil que la anticipada y se han ampliado las condiciones de holgura económica; 2) la inflación tiene un comportamiento mejor a lo previsto, no se han presentado efectos de segundo orden ante los cambios de los precios relativos, y las expectativas inflacionarias se mantienen estable; 3) el equilibrio de las finanza públicas, permite una mayor flexibilidad de la política monetaria; y 4) a institución estima que por la caída del PIB durante el primer trimestre del año de Estados Unidos, retrasará el inicio del alza de tasas de interés en esta economía.

Adicionalmente, los integrantes de la junta observaron que el mercado ya había incorporado tasas menores al 3.5%, por lo que eso facilitaba el recorte.

Dos miembros mostraron inquietudes por el recorte. Uno argumentó que el movimiento de las tasas de Estados Unidos, no será ordenado, porque la curva a plazos necesitará descompensar los niveles de riesgo, no que no sólo empinará la curva, sino que la moverá hacia arriba, haciendo que la normalización no sea ordenada, y se puedan desprender periodos de volatilidad en los mercados financieros internacionales que generen efectos potenciales sobre la inflación de México,  y que la política monetaria, actuando de manera rezagada, poco podría ayudar al ciclo económico.

Otro miembro expuso su preocupación de que con el recorte, se generase una tasa de interés real negativa de manera adrede ex –ante.  Si esto se combina con una inflación resistente, la política monetaria tendría que convivir con tasas negativas reales “por mucho tiempo”, lo que desincentiva el ahorro formal y daña el crecimiento potencial del país.

El resto de la junta arremetió que la tasa de interés real iría aumentando hasta converger a cero en el 2015, conforme se consolide la recuperación económica, asimismo, aunque un miembro recordó que Banxico había mandado el mensaje en octubre de que ya no bajaría tasas (y que el recorte comprometía su credibilidad), el resto de la junta argumento que la institución había estado comunicando que estaría “atenta al grado de holgura económica”, y que la ubicación de los Cetes debajo de la tasa de referencia, mostraban que en efecto, el mercado había incorporado la comunicación reciente de Banxico.

En consecuencia, la decisión no fue unánime, dos miembros se abstuvieron, y lograron que las últimas líneas de la minuta dijesen que “no sería recomendable reducciones adicionales en la tasa de referencia en el futuro previsible”.

En este sentido hay tres conclusiones claras: 1) el debate dentro de la junta cobró brío, lo que impide que Banxico siga recortando; 2) la economía va tan mal, que Banxico está próximo a revisar su pronóstico de abril (2.3 – 3.3%), lo que puede significar que no lleguemos ni al 2.7% que trae la Secretaría de Hacienda y DLLD; y 3) la función de reacción de Banxico esta sopesando no sólo la inflación, sino misteriosamente, también el crecimiento. ¿No cabría pensar entonces en una reforma al Banco Central que le confiera de una vez el mandato dual, y no comprometa su credibilidad?.... bueno, eso va para los legisladores.

Aquí el comunicado oficial.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

263370 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy680
Ayer1500
Esta Semana10464
Este Mes42697
Total3552922

25-08-2019

Visitantes ahora

Guests : 50 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition