Aeropuerto de Texcoco se suma al aluvión de proyectos de Infraestructura.

  • Imprimir
Ratio:  / 1
MaloBueno 

El Gobierno Federal informó esta mañana que se ampliará el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en los terrenos de Lago Texcoco, debido a la saturación del presente aeropuerto.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza, puntualizó que la reserva territorial es de 5 mil hectáreas, y que no será necesario adquirir terrenos adicionales para llevar a cabo la plenitud del proyecto, al tiempo que enfatizó que la operación del mismo podría comenzar este año y finiquitarse hasta dentro de 10 o 12 años.

“Este tema es superior a cualquier término político” dijo el Secretario haciendo alusión al calendario de elecciones presidenciales del país en próximo julio de 2018 “La capital del país necesita tener un aeropuerto de clase mundial y desafortunadamente hoy no la tiene” sentenció.

La inversión aproximada será de 5 mil millones de dólares, y Ruíz Esparza comunicó que parte del recurso provendrá  de los ingresos propios que generé el aeropuerto, a través de lo que se presupone será un fideicomiso al estilo de la nueva tarifa del metro de la Ciudad de México, que servirá para realizar los llamados 11 compromisos de transporte del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

No obstante, el proyecto ejecutivo tardará cerca de seis meses en completarse y se acompañará de la construcción de la segunda pista del Aeropuerto Internacional de Toluca, que también está pensado a absorber parte de los usuarios que llegan a la Ciudad de México.

La coordinación de ambos espacios está pensada para sincronizar los procesos operativos de los aeródromos, al tiempo que se habilitará una viabilidad rápida que los conecte.

Las criticas no se han hecho esperar, y dentro de las más robustas esta la que señala que Texcoco está clasificada como una zona “inundable”, debido a que sirve de vaso regulador pluvial al Distrito Federal, lo que la hace ser incompatible con la ampliación del aeropuerto.

Las criticas, dirigidas por Luis Luege, presidente de Ciudad posible, señalan que los municipios de Ecatepec y Netzahualcóyotl pueden ser los principales afectados, dado el ”colapso ambiental” que se puede originar con la implementación del proyecto.

Sin embargo, de acuerdo a los expertos del Comité de Infraestructura del Transporte del Colegio de Ingenieros Civiles de México, la zona de Texcoco es la mejor opción para atender la creciente demanda de pasajeros por vía aérea en la Ciudad de México.

Tanto ICA, como OHL México, son dos de las empresas que ya han levantado la mano para quedarse con el proyecto, y la Licitación estará muy discutida.

Por un lado ICA, a través del Grupo Aerportuario del Centro Norte, ha operado 13 aeropuertos, mientras que OHL tiene una participación del 49% del Aeropuerto Internacional de Toluca.

Así que muy buena luz arrojarán los reportes corporativos de este trimestre, para saber que emisora estará con mejores capacidades financieras para quedarse con el proyecto.

En consecuencia, el dinamismo económico, promovido desde las inversiones de infraestructura puede empezar a lucirse desde la segunda mitad del 2014, cuando se agilicen estos planes de inversión.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, México ocupa la posición 68 entre 144 países en cuanto a competitividad de infraestructura, debajo de naciones como Panamá, Uruguay, Chile y hasta Trinidad y Tobago. Por tanto, Texcoco se suma al aluvión de licitaciones que el Gobierno Federal trae en marcha para hacer andar a la locomotora mexicana y reanimar a la economía. El pitazo ya se ha lanzado, y sólo falta en la querella que los proyectos de infraestructura nos abran el camino.