Lunes, Mayo 27, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

¡Inflación a 4.48%! en enero, preocupa a Banxico… No tanto

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), publicó hace unos momentos que la inflación que se registró en enero del presente año tuvo una variación mensual de 0.89%, y alcanzó los 4.48 puntos porcentuales a tasa anual, lo que fue muy en línea con las estimaciones de llama dinero (0.96% m/m ; 4.46% a/a).

No es en absoluto una inflación menor, cuya variación mensual del primer mes del año, es la segunda más alta que ha enfrentado el país en los últimos 10 años, exceptuando el dato de enero de 2010, cuando dos shocks (la crisis, y la influenza), deprimieron la oferta de diversos productos mexicanos, que terminaron por elevar los precios en 1.09% m/m, y cuya variación internaual fue la más grande de los últimos 8 meses (que tal y como apuntábamos ayer, sólo tiene comparación con el dato de mayo del año pasado).

De acuerdo con el reporte, el alza más fuerte sigue concentrándose dentro del componente no subyacente, que varió en 8.58% respecto al mismo mes de 2013, y que en efecto mostró fuertes incrementos en los bienes agropecuarios (6.2%), donde principalmente las frutas y verduras tuvieron la mayor incidencia (10.54%). Recordemos que el incidente con Michoacán ha hecho que el precio del limón por ejemplo, brinque hasta un 44.8%, lo cual ha tenido una incidencia sobre la variación mensual del INPC de 3.7 puntos básicos.

Sin embargo, donde existió la mayor alza de precios fue en los precios del transporte que tuvieron una variación internaual de 8.3%, vinculado principalmente a que las Tarifas autorizadas por el Gobierno crecieron en un 11.02% durante el mes de enero, lo que sigue observando que el alza en el precio del Sistema de Transporte Colectivo Metro (que tuvo una variación mensual de 15.45% en enero, y 4.1% de la incidencia en el índice general), de la Ciudad de México, ha tenido una incidencia principal sobre la inflación general, que a nivel local, ha representado para los capitalinos un alza en los precios de 5.09%, luego de que en diciembre experimentamos una inflación de 4.76%

Ahora, el pasado viernes, el Banco de México anunció que pese a las presiones inflacionarias mantendría su tasa de interés en 3.5 p.p. pero que buscaría que el balance de riesgos inflacionarios no se agravase demasiado.

Pues bien, el truco del dato, es que Banxico no está observando directamente los choques de oferta que está presentando la economía (como es el transporte y los bienes agropecuarios), porque de acuerdo a su monitoreo, estos no están generando efectos de segundo orden. Como que los precios de la Ciudad de México pudiesen generar un efecto de contagio sobre los precios de otras ciudades conurbadas, o de principal actividad económica del país. Efecto que por lo pronto parece no estarse dando.

Así que su mira está atenta directamente a la variación del componente subyacente que vino con una variación anual de 3.2% (0.1 p.p. debajo de lo que esperábamos), y que es el componente que tiene además mayor incidencia sobre la inflación general (64% de la ponderación).

Esta variación señala que la inflación subyacente esta por converger al nivel convenido por Banxico para la tasa general (3%), lo que diagnostica que la variación del INPC puede también menguar.

Los factores de riesgo, están directamente asociados a los precios afectados por la Reforma Hacendaria, como son los refrescos envasados (12.8% m/m), la gasolina de bajo octanaje (1.78% m/m), el precio de las loncherías, fondas, torterias y taquerías (1.85% m/m), o restaurantes similares (1.52% m/m).

Factores que Banxico espera puedan difuminarse a lo largo de este año, por lo que lo vital es vigilar que la Reforma no haya hecho mella sobre las expectativas inflacionarias, y aquí Banxico tampoco ha dejado cabo suelto porque ayer publicó las expectativas inflacionarias de los analistas del sector privado, y la variación esperada en la inflación general es de 4.09% (por fuera de su blanco), pero la tasa de variación subyacente viene en 3.55%, al tiempo que los intervalos de mayor preponderación en la inflación fueron tanto 3.6 - 4.0 por ciento, como 4.1 – 4.5 por ciento.

En consecuencia, es raro tener a un Banco central que esté jugando tan laxamente con la inflación, pero las señales de peligro no son en absoluto contundentes, y Banxico ha iniciado su apuesta por esperar a que las reformas terminen por apuntalar el PIB potencial, y que el crecimiento efectivo revierta el proceso inflacionario

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

95190 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy217
Ayer1924
Esta Semana217
Este Mes40417
Total3399961

27-05-2019

Visitantes ahora

Guests : 94 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition