Jueves, Mayo 23, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Con la papa caliente en manos, Carstens habla sobre la decisión del viernes.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, tiene una antesala de miedo para su reunión de política monetaria el próximo viernes 31 de enero, con una inflación por arriba del blanco que su institución persigue, en medio del asidero que presenta el taerping para subir tasas, que hoy incrementó su recorte, y justo cuando los mercados emergentes se han desplomado con una fuerte depreciación en sus divisas, y con el alza de la tasa de interés en todas partes.

Pues bien, el mandatario aseguró, en una entrevista practicada por Arena Pública, que las estimaciones realizadas para México en este 2014, confirman que somos optimista dentro de un escenario negativo, es decir “que vamos a estar menos peor que el año pasado”.

Aunado a ello, el mandatario notificó la poca prudencia que sentía respecto a las estimaciones de crecimiento del FMI, que diagnostican a México con un crecimiento de 3%.  Ese nivel “nosotros lo tenemos como piso” aclaró Carstens “y parece que  [el FMI] quisiera ver más avance en la parte de las reformas, las leyes secundarias y su implementación”. Además de que estimó que el FMI le está dando “más” peso a que la volatilidad del mercado afecte el crecimiento de las economías emergentes, donde para su gusto, se vio muy estricto con México, pese a que varias agencias han bajado la calificación de deuda soberana en muchos países emergentes y en México ha sucedido lo contrario.

En referencia a la volatilidad de los emergentes, el año pasado, en Singapur, Agustín Carstens señaló la preocupación que tenía de que el aterrizaje de varios capitales sobre arena emergente, pudiera desatar lo que denominó “una tormenta perfecta” en lo futuro, y ahora, justo cuando parece que estamos en medio del huracán que pronosticaba, la opinión del mandatario fue diametralmente menos pesimista.

En su opinión, las políticas acomodaticias que incentivavan la creación de la tormenta han desaparecido prácticamente del orbe, y sí, el proceso de normalización ha generado volatilidad en los mercados, pero  esto ha ayudado a limpiar varias posiciones y moderar el apetito de riesgo de varios inversionistas, por lo que sentenció “hay volatilidad pero vamos ordenados”.

Al mismo tiempo, Carstens dijo que el trabajo que está haciendo la Fed por “suavizar” su política de estímulos es altamente eficiente, y que su estrategia de comunicación derivada del forward guidance permiten darle tranquilidad al mercado cada vez que este preste oídos.

Esto no quita que el ajuste de las tasas de EEUU haya mermado también varias posiciones en México, a lo que el gobernador contestó que el país, a diferencia de otras economías emergentes, tiene buenos fundamentales.

“Por ejemplo” señaló el mandatario en la entrevista “si vemos los spreads que miden el riesgo soberano, la nuestra es una de las pocas naciones en el que –durante el año pasado – bajó en comparación al resto de los países emergentes.” Y enfatizó que “México se distingue de esas naciones porque sí estamos en una circunstancia donde, a pesar de que están tratando de normalizar las políticas monetarias […] el PIB del mundo seguirá debajo de su potencial tanto en países avanzados como emergentes. Ahora alrededor del mundo se está haciendo mucho énfasis en las reformas estructurales y en el mercado persiste la percepción de que vamos un paso adelante por las reformas realizadas […] otro tema importante es que varios países tienen elecciones este año, lo que da un ingrediente de incertidumbre adicional”.

En consecuencia, Agustín Carstens  reflexionó que el empinamiento de la Curva de México, a la par de EEUU, no significa un empeoramiento de la sensación de riesgos en nuestra economía, sino la posibilidad de un mayor crecimiento económico hacia adelante. Dado que el único factor que ha estirado la curva de México de todos los factores posibles (mayores expectativas inflacionarias, mayor riesgo soberano, mayor tasa de depreciación esperada) el más agudo es el “mayor premio esperado de largo plazo”, que tiende a subir cuando las esperanzas de crecimiento son mayores.

En este punto, es indudable que un choque inflacionario afecta a la curva cero en el tramo corto de los instrumentos. Empero, de variar desfavorablemente las expectativas inflacionarias (de ir al alza), la parte larga de la curva puede empezar a sufrir por menores.

“Vamos a tener una situación muy particular los próximos meses” aseguró el mandatario en el tema inflacionario “de hecho en las próximas semanas […] tendremos una inflación por arriba del 4 por ciento”.

Carstens aseguró que el shock de precios no es exclusivo del paquete fiscal 2014, sino que también el clima ha hecho que algunos precios agropecuarios estén por arriba de lo debido, lo que se ha juntado con el aumento de los precios de transporte urbano, que son parte del componente no subyacente, y que rezagadamente todavía afectarán a la inflación en enero, y, ojo, estimó que muchos de estos efectos pueden ser de carácter permanente en la economía, por lo que el viernes, la junta de gobierno tendrá que discutir que tanto este fenómeno puede generalizarse.

La posición del mandatario, no obstante, es que  el cambio de precios terminará siendo transitorio, y sobre precios relativos, no en el agregado, lo que afecta el comportamiento de la inflación pero de manera limitada. El apuro es que si bien algunos precios pueden corregir su tendencia en el año, la base sobre la que comparamos la inflación con el nuevo paquete fiscal, no podrá variar sino hasta 2015, por lo que todo el año Banxico tendrá que bañarse al fuego de la presión de los precios.

La cosa es que si Banxico decide elevar tasas, como la política monetaria tiene un efecto retardado muy lento sobre la economía (cerca de 9 meses por decisión), si se quiere combatir estos choques con una corrección en la postura monetaria el efecto llegará cuando tal vez no se le necesite.

El viernes por tanto, el clímax de la discusión con los otros miembros de la junta, será si se considera o no que tardaremos más de un año de salir del bache inflacionario, y que tan permanente será lo permanente, y qué tan transitorio será lo transitorio.

El otro tema que ha causado furor entre los analistas, es que la tasa de interés de Banxico con la inflación actual, es negativa, algo que no ha soportado el capital en otros países emergentes y que ha obligado a los bancos centrales a subir la tasa de referencia.

En este sentido, la paridad de intereses con nuestra economía comenzará a jugar de manera adversa al perfil con el que suele moverse Banco de México, lo que puede incitarlo a tener una primera reacción hawkish este viernes. Algo así como una primera llamada.

Para ver la entrevista completa dar click aquí.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

82681 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy456
Ayer2223
Esta Semana4866
Este Mes34770
Total3394314

22-05-2019

Visitantes ahora

Guests : 29 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition