Lunes, Agosto 19, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Mala subasta de Cetes una señal de Peligro para México.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Recién terminó  la subasta semanal de valores gubernamentales de la cuarta semana del año, donde se ofertaron cetes del tramo corto (1, 3 y 6 meses), Bondes D a cinco años, y  Bonos a 10 años.

Pues bien, desde donde se tiene registro, la colocación de la semana pasada había tocado un mínimo histórico de 3.05% en  las tasas primarias a 28 y 91 días, auspiciado por la fuerte tendencia bajista en las subastas que se generó desde noviembre (más precisamente durante la subasta número 46 del año), la cual se congracio debido al fuerte anclaje que mostró la tasa overnight de Banxico (y su recorte consecutivo en 2013), y la fuerte promoción de que 2014 tendría una despliegue de oportunidades para la economía mexicana, donde se aducía a colectar los primeros frutos caídos que dieran las reformas emprendas el año previo.

En esas estábamos, con un enero que ha sido placentero para la emisión de bonos en economías emergentes, dado el aprovechamiento de anticipar la aceleración del tapering. Sin embargo, algo ya empieza a ocultarse dentro de los instrumentos de deuda en México, y hoy por fin el estupor del tramo largo de la curva de México por ceder cuesta abajo, ha venido a repercutir dentro de los títulos de más corto plazo.

Los cetes a 28 días tuvieron un alza en esta subasta de 8 puntos base, la subasta más incomoda que hayamos tenido desde hace un año justamente, y que ha colocado el rendimiento de los títulos primarios a dicho plazo en 3.13%, mientras que los instrumentos a 91 días variaron en 3 pbs y quedaron a 3.39%.

Los spreads implícitos dentro de los contratos forwards  están a 45 y 80 pbs respectivamente, mostrando un diferencial a tres mes es de 23 pbs. Una reticencia realmente observable, respecto a la subasta pasada ¿Por qué?

Como en otras notas de Llama Dinero hemos comentado, la reducción de estímulos por parte de la Fed ha presionado la demanda de los bonos hacia abajo, al tiempo que su anticipación ha servido para tener ligeramente una emisión de oferta mayor a su demanda, lo que ha hecho que la curva en su tramo largo se alzase sobre tasas.

Del mismo modo, el rebote inflacionario ha golpeado la parte corta de la curva, que hasta ahora había resistido bastante bien la pormenorización de la formación de precios. Sin embargo, existe un tercer factor en discordia para que la subasta de este día saliese complicada.

Y es que el país caribeño, y favorito desde 2010 por los diversos analistas, Brasil, subió la semana pasada nuevamente su tasa de referencia en el mercado (Selic), y la paridad nominal ha hecho menos atractiva las inversiones sobre México que respecto a su par sudamericano.

 

El spread sobre las tasas claves que persigue la autoridad monetaria respectiva de cada país se ha alzado en 7 puntos porcentuales tras la última decisión caribeña, lo que básicamente a elevado el spread sobre el mercado en los bonos a corto plazo en el mismo sentido (7.8 p.p. de diferencia).

Ahora, parte d ela explicación puede deberse a que este spread puede ser el punto de inflexión en la paridad de intereses de ambas economías (México y Brasil), pero otra puede deberse a que esta habiendo un cambio en las expectativas de ambas economías.

Brasil, no es la primera vez que ajusta tasas al alza, mientras que México colinda todavía en mínimos históricos. Desde 2013, el Banco central brasileño a levantado la Selic en más de seis ocasiones, desde la reunión que sostuvieron el 17 de abril del año pasado (cuando la selic estaba en 7.5%), hasta la reunión de la semana pasada (que dejo la selic en 10.5%), y eso no había afectado el rendimiento de los Cetes en corto plazo. ¿Porqué ahora si?

7 por ciento de diferencia sobre las tasas objetivo parece ser razón suficiente para alzar las posturas en México, sin embargo, también se complica porque casi toda la mitad de 2013, México se vio favorecido por expectativas complacientes con nuestra economía, lo que hacia que cada vez que la paridad se ampliase, o bien porque Brasil subía la Selic, o bien porque Banxico bajaba la TIIE, entrase más capital a nuestra nación. 2014 pinta diferente, y la renuencia de los Cetes parece apuntar a que tal como van las cosas, necesitaremos tasas más altas para atraer al capital. De lo contrario, Brasil que también esta endeble, lucirá por puro spread más rentable.

En suma, el escenario bajo el que se mueven las tasas de los bonos últimamente es bastante complejo, y sortea una marejada de barreras dignas de atención: tapering, inflación, y paridad respecto a otros monos emergentes, son una fuente no sólo de empinamiento para la curva de bonos, sino también para la depreciación cambiaria, la cual ha llevado a la moneda por arriba de sus tendencias móviles a mediano y largo plazo.

¿Qué tanto peligro arrojó hoy la subasta primaria de valores gubernamentales?, en realidad, no es concluyente del todo, porque los bonos a 10 años fueron colocados 13 pbs por debajo de la subasta previa. Si bien también quedaron 4 pbs por arriba del cierre que tuvo el mercado secundario,  lo que significa que esta semana hubo mayor demanda que oferta, lo que puede apuntar a que la curva ya no se mueva demasiado.

Sin embargo, es de relevancia observar que por lo  menos a corto plazo, México comienza a acuñar señales de riesgo a la luz de los inversionistas, parte de ello se debe a que las eternas incógnitas del nación aún no han encontrado respuesta bajo la nueva tutela del gobierno federal: ¿Cuál es el punto de las reformas, sino existe seguridad?, ¿Qué importancia tiene el modernizar si no se logra crecer?,  esas parecen ser las preguntas.

Pero hay más, la violencia desatada en el Estado de Michoacán, parece estar contrarrestando del todo la imagen de ese México transformados y moderno, y empieza a sabotear no sólo las intenciones políticas, sino también de inversión en el país.

De acuerdo con Bloomberg, diversos economistas en jefe estiman el conflicto sobre Tierra Caliente repercutirá sobre el componente inflacionario en los próximos meses, con mayores efectos sobre productos como el aguacate y el limón (el cual ya presentó un incremento de 8 pesos por kilo respecto al precio de diciembre, una barbaridad).

Michoacán, no lo olvidemos, es el mayor productor de estos productos (aguacate y limón) del país, y el tercero sobre la producción de tomate, por lo que su conflicto podría repercutir en toda la renta fija, si Banxico no logra apaciguar las aguas. La subasta por lo pronto, trae un veredicto... aquí las cosas no van bien.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

253205 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy857
Ayer2019
Esta Semana857
Este Mes33090
Total3543315

19-08-2019

Visitantes ahora

Guests : 99 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition