Domingo, Septiembre 23, 2018
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

10 posibles efectos de la ruptura del pacto nuclear con Irán

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Éste es el texto íntegro de nuestra última publicación en Excélsior, el cual puede leer también en la edición impresa, en las páginas de Dinero, en la sección de Economía a Detalle. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presume que cuando hace promesas las cumple, y con las elecciones de noviembre cada vez más cerca, cumplió cabalmente una de ellas en otro de sus grandes despropósitos: abandonar delicado y difícil acuerdo que alcanzó la administración estadounidense de Barack Obama en 2015 con el régimen iraní para detener su programa nuclear.  El acuerdo, suscrito también por China, Rusia, Alemania y Francia con el aval de la Naciones Unidas, implicaba levantar determinadas sanciones económicas a cambio de que Irán redujera sus planes de enriquecimiento de uranio. A juicio de Trump, ese acuerdo, “el peor jamás”, como también le gusta tildar al TLCAN, no ha logrado detener las intenciones de Irán de poseer armas nucleares, tal y como evidencia su programa de misiles balísticos, y sólo ha logrado dar aire y recursos al gobierno iraní para financiar el terrorismo islámico. Y Trump mencionó al régimen sirio de Bachar al Asad, al que de vez en cuando le manda un ataque militar, al grupo radical libanés Hezbolá o a las guerrillas islamistas de Yemen, todas ellas chiíes. Pero Trump también metió en el mismo saco a Al Qaeda, pese a que su orientación es suní.  Por tanto, en un movimiento que busca asegurarse el voto duro y conservador antes de las elecciones de noviembre, se salió del pacto y reinstauró las sanciones económicas “en su más alto nivel” sobre el Estado Islámico. ¿Qué implicaciones puede tener la decisión de Trump?

1. El tono duro de su discurso deja poco espacio para dar marcha atrás y reconducir las negociaciones. Se trata de una ruptura total, y descarta cualquier posible renegociación de los puntos débiles del acuerdo de Obama. Tachó al régimen iraní de “dictadura” y lo acusó de ser el “principal promotor del terror”. El acuerdo fue despedazado, para júbilo de los grandes enemigos de Irán en la región: Israel, y los países árabes del Golfo, liderados por Arabia Saudí. Por tanto, la primera implicación es el recrudecimiento de la inestabilidad política en Medio Oriente.

2. Resultado de esa inestabilidad en Medio Oriente y de las sanciones reimpuestas sobre Irán, se pueden producir disrupciones en el suministro de crudo. El principal impacto recaerá sobre la plataforma iraní, el tercer mayor productor de la OPEP tras Arabia Saudí e Irak. El país, desde que se le levantaron las sanciones a finales de 2015, ha incrementado la producción en un millón de barriles al día. Con las nuevas sanciones, su nivel de extracción de crudo puede volver a deprimirse. Ese millón de barriles extra de Irán es el que está en juego, el que podría dejar de producirse en caso de que todos cumplan con las sanciones que exige Trump. Estados Unidos advierte que tomará represalias sobre aquellos países o empresas que compren petróleo a Irán. Ahora bien, los principales clientes de Irán son asiáticos: China es el mayor comprador de crudo iraní, al haber adquirido casi un tercio de sus exportaciones durante el último año, seguido de India y Corea del Sur. Turquía y los países europeos (Italia, España, Francia) también forman parte de su cartera. ¿Cómo responderá China a la decisión de Trump? ¿Cumplirá con las sanciones? ¿Y sus aliados europeos? Por tanto, el impacto sobre la oferta de crudo iraní dependerá del grado de seguimiento que el resto de países den a las sanciones que Trump, unilateralmente, ha impuesto.

3. De momento, las meras advertencias de que Estados Unidos saldría del pacto nuclear y su confirmación el pasado martes ha provocado un repunte del precio del crudo en las últimas semanas que lo ha llevado a máximos no vistos desde noviembre de 2014. Las sanciones a Irán llegan en una coyuntura en el que la sobreoferta de petróleo se ha comprimido por los recortes de la OPEP y los problemas de Venezuela, y por la mayor demanda de barriles ante el mayor dinamismo de la economía global. En la jornada de ayer, los futuros del WTI cerraron por encima de los 71 dólares el barril y los del Brent de los 77 dólares tras trepar más de un 3.0%.

4. Dado que China es el mayor comprador de crudo iraní, buena parte del éxito de las sanciones de Trump dependen de que China cumpla con las exigencias estadounidenses. Pero, ¿acatará Beijing el deseo de Washington? ¿Por qué China debería hacer ese “favor” a Estados Unidos justo ahora que la administración estadounidense ha levantado las espadas comerciales contra ellos? ¿Impondrá Trump esa condición para alcanzar un acuerdo comercial con China? ¿Hasta qué punto puede la crisis iraní  entorpecer las ya de por sí complicadas negociaciones comerciales entre la administración de Trump y la de Xi Jinping? El gobierno estadounidense recortar su déficit comercial con China en 200,000 millones de dólares antes del 2020.

5. En caso de que la mayoría de los países sigan las sanciones de Trump y la producción iraní se deprima en cerca de ese millón de barriles, lo más probable es que la OPEP junto con algunos países externos que se adhirieron al pacto como Rusia decidan terminar con los recortes en las cuotas de producción.

6. Asimismo, la decisión de Trump puede enrarecer las negociaciones con Corea del Norte, cuyo propósito es el mismo que con Irán: desnuclearizar al país. El gobierno iraní, tras el desplante de Trump, ha quedado mal parado frente a todo el país. El presidente Hassan Rouhani, moderado, es ahora el hazmerreír de las facciones conservadoras: concedió detener su programa nuclear para ahora, militarmente más debilitado, recibir el golpe de las duras sanciones económicas. Su figura ha quedado tocada y su estrategia malograda por la supuesta burla estadounidense. ¿Se expondrá el líder norcoreano, Kim Jong-un, al riesgo de sufrir la misma afrenta, esto es, desmantelar su programa nuclear para después ser acusado de incumplimiento e imponerle nuevas sanciones? ¿Cambiará la crisis iraní el planteamiento de Kim Jong-un? De momento, las negociaciones parecen bien encauzadas: con el secretario de Estado Mike Pompeo en Corea del Norte, ayer se anunció la liberación de tres detenidos estadounidense en manos del gobierno norcoreano, una clara victoria diplomática de Trump.

7. En mal momento recibe la economía iraní esta cachetada. El país atraviesa horas bajas. La ciudadaía no sintió que el levantamiento de las sanciones en 2015 trajera mucha prosperidad. Regresó algo de la inversión extranjera, pero con timidez, y aunque el crecimiento se disparó en 2016 (+12.5%) tras una larga recesión, no tuvo continuidad y se frenó en 2017 (+4.3%). El desempleo permanece elevado, la moneda iraní, el rial, se ha hundido en torno a un 23% durante el último año, y la inflación supera el 10%. Con ese panorama, las sanciones estadounidenses y los menores ingresos por exportaciones de crudo abortarán las expectativas de un crecimiento cercano al 4% para este año. Para tratar de limar el impacto, el gobierno iraní tratara de salvar parte del acuerdo a través de China, Rusia y Europa.

8. En ese sentido, también tendrá que verse la respuesta de Europa a la nueva provocación de Trump. Europa quería preservar el acuerdo, pero sus deseos vuelven a ser despreciados por el gobierno estadounidense. No es nuevo: le ha pasado con las políticas comerciales, el cambio climático, las políticas de gasto militar. La alianza histórica entre Estados Unidos y Europa está resquebrajada.

9. ¿Y para los mercados? A Wall Street le gusta Trump. El enfrentamiento con Irán y la tensión geopolítica no sólo hace que el precio del petróleo suba, sino también el gasto militar. Wall Street brincó ayer con fuerza, liderados por las petroleras. El sector energético ganó un 2.3%: volaron Exxon Mobil (2.4%), Chevron (+1.7%), Devon Energy (+3.1%) o Marathon Oil (2.4%). Pero también brillaron Boeing (1.8%), United Tecnologies (+0.9%) o Lockheed Martin (+0.9%). 

10. Para el resto del mundo, el aumento del precio del crudo debe verse desde una doble perspectiva. Para los países exportadores, lo verán como una bendición. Es el caso de Rusia, Arabia Saudí, Venezuela o México. Sin embargo, el incremento de las cotizaciones internacionales encarece los combustibles y se refleja en mayores precios al consumidor. Eso no debe perderse de vista en un momento en el que la inflación estadounidense está en el objetivo de la Fed, lo que está presionando a las tasas al alza en Estados Unidos y haciendo estragos en las divisas internacionales, sobre todo de los países emergentes. Y ayer la tasa del bono de 10 años volvió a tocar en Nueva York el 3%.

INFOGRAFÍA

Trump lo había telegrafiado y finalmente lo cumplió: rompió el pacto nuclear con Irán. Desde que empezó a advertirlo, el precio del petróleo ha venido repuntando y ayer cerró en nuevos máximos ni vistos desde noviembre de 2014. El WTI acabó por encima de los 71 dólares y el Brent de los 77 dólares tras subir más de un 3% en el día. En el año han trepado un 18% y un 15% respectivamente… 

Fuente: Bloomberg

… el incremento del precio del petróleo se explica por las disrupciones que la ruptura del pacto nuclear y las nuevas sanciones pueden significar para la producción petrolera de Irán. Desde que en 2015 se levantaran las sanciones, la producción iraní se ha recuperado en torno a un millón de barriles al día. El impacto de las sanciones depende de lo que China y Europa estén dispuestos a cumplir con las exigencias de Trump…

Fuente: Departamento de Energía de EU

… la decisión de Trump, por tanto, puede enrarecer las negociaciones comerciales con China o el acuerdo de desnuclearización que pretende con Corea del Norte. Entre tanto, Wall Street subió con fuerza ayer liderado por el sector de energía ante el alza del precio del petróleo, entre ellas Exxon (+2.4%), Chevron (1.7%) o Marathon Petroleum (2.4%). También ganaron las de defensa como Boeing…  

 

Fuente: Bloomberg

… el auge del precio del petróleo también será bien recibido por los países exportadores de crudo, como Rusia, Arabia Saudí, Venezuela o México. Sin embargo, el incremento de las cotizaciones del crudo repercutirá en los combustibles y en un alza de la inflación, lo que pondrá presión sobre las tasas de Estados Unidos, el principal factor que ha movido a las divisas emergentes. Ayer, la tasa regresó a 3.0%.

Fuente: Bloomberg

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

985796 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2301
Ayer2850
Esta Semana11856
Este Mes41918
Total2890314

22-09-2018

Visitantes ahora

Guests : 60 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition