Lunes, Septiembre 23, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

¿El peor inicio de año? El S&P reconquista los 2,000 pts

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Tercera semana de ganancias en Wall Street. Hace tres semanas, el S&P’s 500 se elevó un 2.8% y hace dos avanzó un 1.6%. En la semana pasada, la primera de marzo, el S&P’s 500 aumentó un 2.7%. En esas veleidades que tienen los mercados, tanto el S&P’s 500 como el Dow Jones quisieron terminar la semana recuperando niveles psicológicos clave: el S&P’s 500 cerró el viernes prácticamente sentado en los 2,000 pts en tanto el Dow Jones reconquistó los 17,000 pts.Desde los mínimos del 11 de febrero, el Nasdaq ha trepado un 10.6%, el S&P’s 500 un 9.3% y el Dow Jones un 8.6%, lo que hace que a estar alturas queden pocos rastros del escabroso inicio de año: las pérdidas acumuladas en este 2016 apenas son de 2.2% para el S&P’s 500, de 2.4% para el Dow Jones y del 5.8% para el Nasdaq.

Si a inicios de año parecía que el mundo se acababa, ahora los inversionistas se preguntan si no se estarán perdiendo un suculento rebote que podría llevar al S&P’s 500 a nuevos récords. ¿Qué es lo que ha provocado que de nuevo emergiera el sol y el buen humor regresara a los mercados?

En primer lugar está la resistencia de la economía estadounidense a los embates de China, el petróleo y la volatilidad financiera. Su economía sigue creciendo de manera firme escudada en la fortaleza del gasto de consumo, que sigue gozando de buenos fundamentos de cara al futuro cercano: el crédito permanece barato, la caída de las gasolinas ha llenado los bolsillos de los estadounidenses de dinero extra para gastar en otros bienes y servicios, el aumento de los precios de las casas recompone su riqueza, y el mercado laboral sigue dinámico y generando empleos.

Basta con ver el dato del pasado viernes: en febrero se crearon 242,000 puestos de trabajo, muy por encima de los 190,000 que estimaban los analistas, y una sustancial mejora respecto a los 172,000 empleos del mes de enero, que además se revisaron al alza de una lectura preliminar de 151,000. Por otro lado, el indicador que más vigila la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dentro del dato de empleo, el del crecimiento de los salarios, reflejó un menor ritmo de aumento en las remuneraciones: en enero se contrajeron un 0.1% respecto al mes previo, por lo que la tasa anual se desaceleró a 2.2% comparado con 2.5% en enero y 2.6% en diciembre. Ese indicador deja algo de margen a la Fed en la conducción de la política monetaria dado que los empresarios, sin presiones salariales acuciantes, se verán menos apremiados a aumentar los precios para preservar los márgenes de beneficios.

Finalmente, y pese a la recesión que atraviesa la industria estadounidense como resultado de la contracción del sector de energía y la fortaleza del dólar, el sector servicios, que es el gran soporte de su economía al representar un 90% del PIB, se mantiene a flote: hace unos días advertíamos que un dato clave de la semana pasada era el ISM no manufacturero para el mes de febrero: pues bien, el dato sorprendió con una lectura mejor de lo previsto, al mostrar una lectura de 53.4, prácticamente sin cambios respecto a enero (53.5).

Mientras la economía de Estados Unidos resista, será difícil que la economía global se vaya a una recesión. Pero además el peor escenario de China ya parece haber sido incorporado por los inversionistas. Por un lado, el CSI300 ha sufrido ya una severa corrección: en lo que llevamos de año, el principal referente bursátil de China ha caído casi un 17%, y desde su máximo de junio del año pasado, un 42%, por lo que buena parte del ajuste ya ha quedado atrás. Por otro lado, las autoridades están dispuestas a hacer lo que sea en caso de que la economía flaquee más de lo previsto, lo que no sólo amenazaría a la recuperación económica global, sino que pondría en riesgo la estabilidad política y social del país. Al inicio de la semana pasada, el Banco Central de China inyectó liquidez al sistema reduciendo los requerimientos de reservas con el fin de reactivar el crecimiento. Pero además, están dispuestos a recurrir a nuevos estímulos, no sólo monetarios sino también fiscales, para alcanzar un crecimiento económico más ambicioso de lo que prevén los grandes organismos internacionales.

El fin de semana se celebró el Congreso Nacional de China donde se estableció un objetivo de crecimiento promedio de 6.5% entre el 2016 y el 2020. Para este año, la meta de crecimiento es de entre 6.5% y 7.0% y para lograrlo se anunció un plan de recortes de impuestos y aumento del gasto de gobierno, por lo que el déficit público se incrementaría a un 3.0% del PIB comparado con 2.3% en el 2015. El FMI, en contraste, prevé que este año la expansión de China sea de 6.3% para desacelerarse a 3.0% en el 2017. Para esta semana, el mercado estará muy pendiente al dato de reservas internacionales de China para evaluar el ritmo de salidas de capitales que está sufriendo el país así como las cifras de la balanza comercial, ambas para el mes de febrero.

El tercer punto que ha animado al mercado es la percepción de que, también en el mercado petrolero, ya se ingirió el peor trago, y se percibe que las cotizaciones tocaron su piso. El 11 de febrero, el barril de WTI llegó a hundirse a 26.21 dólares. Sin embargo, el viernes cerraba casi en los 36 dólares, lo que implica una subida de 37%, ante la percepción de que los riesgos de una recesión se alejaban y que existía el compromiso de varios países de al menos congelar la producción, si bien lo harán muy cerca de sus niveles de producción récord. El rally petrolero ha sido fundamental para impulsar a las acciones del sector y, sobre todo, relajar las tensiones en el mercado de crédito. El riesgo crediticio, medido por el CDX de Estados Unidos de empresas de alto riesgo, ha disminuido de 588 pbs el pasado 11 de febrero a 472 pbs al cierre del viernes.

El cuarto componente es la reacción de los banqueros centrales, que parecen haberse coordinado tras la reunión del G-20. El Banco Popular de Chin ya intervino. Pero la semana que viene, probablemente, el Banco Central Europeo (BCE) inyectará nueva liquidez al sistema financiero. El BCE lo ha venido anunciando, y ese escenario ha ganado más fuerza tras conocerse los datos de inflación para el mes de febrero. La inflación en la eurozona se redujo un 0.2% respecto al mes de febrero del año pasado. Eso quiere decir que el comportamiento de los precios en Europa vuelve a entrar en territorio de “deflación”. De hecho, es la cifra más baja desde febrero de 2015 (-0.3%). Las inflación subyacente, excluyendo alimentos y energía, también se ha desacelerado, al ubicarse en una tasa anual de 0.7% en febrero comparado con 1.1% en octubre del año pasado. Esa tasa es la más reducida desde abril de 2015.

A su vez, el Banco de Japón, en la reunión del próximo 14 de marzo, también podría anunciar nuevos estímulos monetarios. La gran cuestión es la Fed: también ellos se reúnen el 15 y 16 de este mes. Posiblemente no suban tasas: pero dada la fortaleza de la economía de Estados Unidos y la estabilidad que han recobrado los mercados, insistan en sus planes originales de seguir aumentando las tasas este año. Veremos cómo lo toman los mercados. Nos tememos que la volatilidad persistirá a lo largo de todo el año.

 

INFOGRAFÍA

Tras el peor inicio de año en Wall Street de toda la historia, los mercados han resurgido y tanto el S&P’s 500 como el Dow Jones han reconquistado niveles psicológicos clave, los 2,000 pts y los 17,000 pts. Desde los mínimos del 11 de febrero, el S&P’s 500 ha trepado un 9.3% y el Dow Jones un 8.6% y la pérdida acumulada en el año se ha reducido a apenas un 2.2% y un 2.4% respectivamente…


Fuente: Bloomberg

… la recuperación de los mercados viene respaldada por la resistencia de la economía estadounidense a los choques externos. El sector servicios, que representa un 90% de la economía de Estados Unidos, se sigue expandiendo a paso firme pese a la recesión de la manufactura. Por otro lado, la economía creó 242,000 puestos en febrero, recuperándose del bache de enero y superior al promedio de 2015 (229,000)…

Fuente: Oficina de Estadísticas Laborales (BLS por sus siglas en inglés)

… la situación de China también parece estabilizarse. Lo peor del ajuste, al menos en los mercados financieros chinos, parece quedar atrás, y tras el Congreso Nacional, el mensaje de las autoridades es que harán lo que sea para restablecer el crecimiento, no sólo con medidas monetarias sino también fiscales. Finalmente, el petróleo también ha rebotado con fuerza, trepando un 37% desde su mínimo…


Fuente: Bloomberg

… el rebote del petróleo, junto con el ritmo de recuperación estadounidense y la menor aversión al riesgo, también ha sido fundamental para relajar las condiciones en los mercados de crédito, sobre todo en el sector corporativo de alto riesgo. La prima de riesgo de los CDS, medido por el Markit CDX de Estados Unidos, para las empresas de alto riesgo se redujo en más de 100 pbs.


 

Fuente: Bloomberg

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

320151 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy246
Ayer626
Esta Semana246
Este Mes53564
Total3615934

23-09-2019

Visitantes ahora

Guests : 79 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition