Martes, Mayo 21, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Fed:¿Cómo pinta la reunión de diciembre tras el FOMC y el PIB? Mañana deflactores e ICE

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Ayer, la Fed dejó la puerta abierta a una subida de tasas en la última reunión del año, la del 15-16 de diciembre. Su intención parece firme, y está respaldada, aparentemente, por 13 de los 17 funcionarios que votan en el Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC), incluida la presidenta de la Fed, Janet Yellen. Tres asuntos cabe resaltar del comunicado de ayer.

Uno, se retiró la frase de que “los recientes acontecimientos económicos y financieros globales pueden restringir algo la actividad económica y es probable que pongan más presión a la baja sobre la inflación en el corto plazo”. Esa oración fue la que impidió un aumento de tasas en la reunión de septiembre: la Fed consideró conveniente esperar para evaluar mejor el impacto que la desaceleración de China estaba ocasionando en la economía global junto con la volatilidad que provocó en los mercados financieros. Una vez que la oración desapareció del comunicado, quedando como único vestigio que “se seguirán monotoreando”, la Fed parece en condiciones de proseguir con su plan y subir las tasas antes de que acabe el año.

Dos, las condiciones económicas internas así lo ameritan. En ese sentido, sorprende, por ejemplo, que reevaluara la fortaleza de la demanda doméstica. Así, en el comunicado de ayer sostuvo que “el gasto de consumo y la inversión fija han crecido a tasas sólidas en los meses recientes”, cuando en septiembre consideraba que habían estado creciendo “moderadamente”. Además, el sector inmobiliario ha seguido mejorando y lo único preocupante es que el sector externo tiene un comportamiento tenue, derivado de la fortaleza del dólar y la debilidad de la demanda foránea. Por el lado de la inflación, reconocen que está por debajo de lo que les gustaría y que permanecerá ahí en el corto plazo, pero esperan que “suba gradualmente hacia el 2% en el mediano plazo conforme el mercado laboral sigue mejorando y los efectos transitorios de la caída de los precios de la energía y los precios a la información se disipan”.

Tercero, si la Fed estima que los acontecimientos globales ya no suponen una amenaza y que las condiciones internas justifican un alza de tasas, sólo falta saber cuándo. Y el comunicado deja claro que la próxima reunión puede ser el momento adecuado: si antes decía que “a la hora de determinar por cuánto tiempo” se iba a mantener el actual rango de los fondos federales de entre 0% y 0.25% se examinarían varios indicadores de empleo e inflación, en el comunicado de ayer expresó que “a la hora de determinar si en la próxima reunión sería apropiado incrementar el rango objetivo” evaluaría dichos indicadores. Eso deja claro que su intención es no esperar más y que desean subir las tasas el 16 de diciembre.

Si nada cambia, por tanto, la Fed subirá en diciembre. Sólo nuevos contratiempos se lo pueden impedir. Con la tasa de desempleo ya en niveles que la Fed considera consistentes con el pleno empleo,  estos se resumen en dos: uno, que la inflación se siga deprimiendo o lo hagan los indicadores sobre expectativas de inflación (encuestas de inflación, o el “break even”); o que surjan nuevas turbulencias externas, bien por la expectativa de que la propia Fed suba o por las dificultades que enfrentan los mercados emergentes, empezando por el mayor de ellos, China.

Si nada de eso sucede, la Fed subirá tasas el 16 de diciembre. El dato del PIB avanzado para el tercer trimestre publicado hoy corrobora la fortaleza de la demanda interna. El PIB se desaceleró a 1.5% comparado con 3.9% en el segundo trimestre, pero la debilidad se concentró en inventarios, que restó 1.44 puntos porcentuales (pp) al PIB, y a un ligero menor dinamismo del gasto de consumo privado, de la inversión fija y del gasto público.

En efecto, la liquidación de inventarios restó 1.44 pp al PIB. Ésa es la peor cifra desde el cuarto trimestre de 2012, cuando quitó 1.54 pp.  Pero si excluimos los inventarios, el llamado PIB final se expandió a una tasa de 2.9% comparado con 3.7% en el segundo trimestre. Ese indicador subraya que la demanda interna, el gasto de consumo privado y la inversión fija sigue creciendo a un ritmo saludable. Y así lo lleva haciendo desde el segundo trimestre de 2014, con tasas cercanas al 3% o superiores, excluyendo el bache del segundo trimestre.

 La mayor explicación de la sólida tendencia del PIB final viene explicado por el gasto de consumo, el cual  trepó un 3.2% en el tercer trimestre, lo que supuso una moderada desaceleración respecto a la tasa de 3.6% del segundo. El gasto de consumo representa 2/3 del PIB y, en consecuencia, marca la tendencia subyacente del crecimiento económico: la creación de empleo, las bajas tasas de interés que prevalecen y el impulso que ha recibido derivado de los ahorros generados por la caída de los precios de los combustibles explican gran parte de su buena salud.

 

La inversión fija sí se debilitó algo más, tanto en su componente no residencial como residencial. La inversión fija total se expandió un 2.9% comparado con un 5.2% en el trimestre previo, explicado por el avance de 2.1% de la inversión no residencial, contra 4.1% en el trimestre previo, y el residencial, con una tasa de 6.1% frente a 9.3% en el segundo trimestre.

En el no residencial destacó la contracción de 4.0% del componente de estructuras, tras expandirse un 6.2% en el trimestre previo. Ese componente se refiere a fábricas, malls, oficinas etc, y quizás esté resintiendo la fortaleza del dólar y su impacto en la manufactura, lo que puede haber afectado al ritmo de construcción de fábricas ante la escasez de demanda externa. Sin embargo, el componente de equipo aumentó un 5.3% tras estancarse en el segundo trimestre (+0.3%).  

La contribución del sector externo fue neutral en el tercer trimestre: se desaceleraron tanto las exportaciones (+1.9% vs +5.1% en el segundo trimestre) como las importaciones (+1.8% vs +3.0%). Eso significó  una contribución prácticamente nula al PIB del tercer trimestre. El gasto público, finalmente, aumentó un 1.7% frente a un 2.6% en el trimestre anterior.

Por tanto, aunque el dato del PIB fue débil en el tercer trimestre, su composición indica una buena salud de la economía que se puede reflejar con otra firme tasa de crecimiento en el cuarto trimestre. Que la economía haya liquidado inventarios en el tercer trimestre en medio de una boyante demanda interna significa que las empresas estadunidenses tendrán que acelerar su ritmo de actividad al final del año para volver a acumular stocks en un período de fuertes ventas por el período navideño. Precisamente, la actividad manufacturera es una de las que más ha sufrido durante el verano debido a la liquidación de inventarios y la apreciación del dólar, lo que afectó a las exportaciones.

En consecuencia, la Fed parece tener el camino libre para subir tasas en un mes y medio, la menos por el lado del crecimiento.

Un asunto más sensible es la inflación: los datos que incorpora el PIB fueron menores a lo previsto y muestran una sustancial desaceleración respecto al segundo trimestre. El índice de precio del PIB registró un incremento de 1.2% comparado con una tasa de 2.1% en el período antes, y por debajo del consenso (+1.4%). Si excluimos alimentos y energía, el deflactor subyacente del gasto de consumo apenas aumentó un 1.3%, una sustancial desaceleración respecto a 1.9% en el trimestre anterior y también inferior a lo esperado por los analistas (+1.4%).

Pero mañana tendremos más cifras relacionadas con la inflación, que nos dirá cómo terminó el tercer trimestre. Se trata del reporte de ingreso y gasto personal de septiembre. Y este último, el del gasto, incorpora los deflactores, el indicador de precios que más le gusta a la Fed.

Para el ingreso personal, el consenso prevé un aumento de 0.2% frente 0.3% en agosto, en tanto el gasto podría expandirse un 0.2%, la mitad de lo observado en el mes previo. En cuanto a los deflactores, los datos puede ser mixtos: el deflactor general puede contraerse un 0.1% respecto al mes previo. De ser así, la tasa anual podría desacelerarse de 0.3% en agosto a 0.2% en septiembre. Pero los ojos estarán centrado en el componente subyacente: el consenso estima un aumento de 0.2% y si fuera así, la tasa anual de la inflación podría acelerarse a 1.4% comparado con 1.3% en agosto. De ser así, sería un paso más hacia el objetivo de 2.0% y un argumento más para subir tasas en diciembre.

Pero habrá más datos de interés: también se publica el índice de costo del empleo (ICE). Éste indicador es el que mejor refleja los costos laborales, porque no sólo calibra el pago de los sueldos y salarios, sino también otras compensaciones del trabajador como el pago de horas extra y bonos, el costo de los seguros de salud, el gasto por vacaciones y ausencias por enfermedad, las contribuciones para el retiro y la Seguridad Social y otros beneficios que recibe el personal laboral por hora trabajada.

 

Mañana se publicarán los datos para el tercer trimestre luego de unos datos extremadamente bajos en el segundo. El Índice de Costo del Empleo apenas aumentó un mero 0.2% respecto al primer trimestre, una tasa históricamente baja. Pero además, el componente de sueldos y salarios también se incrementó un 0.2%, lo que supone el menor ritmo de crecimiento desde que comenzó este registro en 1982. Para el tercer trimestre, el consenso estima un incremento de 0.6% en el Índice de Costo del Empleo. 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

79397 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy14
Ayer2187
Esta Semana2201
Este Mes32105
Total3391649

21-05-2019

Visitantes ahora

Guests : 73 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition