Los dilemas de la Fed: ¿de veras hay espacio para subir?

  • Imprimir
Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

Jackson Hole puso aún más nervioso a los mercados: la frase que más se reprodujo en los medios fue la del vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, quien dijo que “hay buenas razones para pensar que la inflación se moverá al alza conforme se disipen las fuerzas que están conteniendo a la inflación baja”. Al mismo tiempo, señaló que la Fed debe anticiparse y empezar a subir las tasas antes de que la inflación llegue al 2.0%, dado que la política monetaria actúa con retardo sobre la actividad real. Finalmente, subrayó que es mejor empezar a subir las tasas de interés con la inflación baja para tener tiempo y conducir un proceso lento y gradual.

Con todo eso, lo que vino a decir es que la Fed sigue contemplando una subida de tasas, y que no se descarta que ésta pudiera darse en la reunión de septiembre. Esos comentarios vuelve a poner nervioso a los mercados, sobre todo a Wall Street:  el Dow, pocos minutos después de la apertura, cae un 0.9% y el S&P's 500 un 0.8%. 

Sin embargo, la Fed tiene poco espacio para subir tasas, y cada vez estamos más convencidos de que en caso de hacerlo, pronto tendrá que dar marcha atrás. En nuestra colaboración en Excélsior terminamos diciendo los siguiente: "Que la Fed salga de la extraordinaria expansión monetaria de los últimos años va a costar sangre, sudor y lágrimas. Quizás algún día logre subir las tasas un peldaño, o dos. Pero tal y como pinta el panorama, nos atrevemos a decir que es muy probable que antes de que la Fed lleve las tasas al módico 1.0% haya claudicado y haya anunciado un QE4". Para leer el texto completo haga click aquí o lea la sección de Dinero de dicho diario.