Lunes, Septiembre 23, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

La Fed buscará tapar en Jackson Hole el boquete de los mercados

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

Hoy Wall Street se vuelve a ir para abajo, aunque los retrocesos son moderados y vienen tras dos días de espectaculares ganancias, los dos mejores días desde el 2008. En China, el Shangai Composite voló durante la última hora de negociación para terminar con una subida de casi el 5%, aunque parece ser que el gobierno intervino en la bolsa de China. Por tanto, la volatilidad sigue siendo intensa y el caos bastante pronunciado. Para poner orden en los mercados, llega el momento de la Fed en Nueva Yok.

Allí se discutirá sobre todo si los últimos acontecimientos en los mercados globales han cambiado las perspectivas sobre la economía estadounidense. Y en algo sí puede haber cambiado, sobre todo en lo que se refiere a la inflación. Hoy se publicaron los deflactores del gasto de consumo para el mes de julio y la inflación parece alejarse de su objetivo.

La inflación general fue de 0.1%, lo que deja la tasa anual en 0.3%. El bajo nivel de la inflación general se debe a la caída de los precios de la energía. Pero la subyacente, excluyendo alimentos y energía, también se incrementó un modesto 0.1%. Es el cuarto mes consecutivo que aumenta a dicha tasa, por lo que la inflación anual se desaceleró a 1.2% tras seis meses consecutivos de lecturas de 1.3%. Esa tasa es la más baja en cuatro año. ¿Qué lectura se hará en Jackson Hole de la evolución de los precios en un foro cuyo tema es precisamente la inflación?.

El mensaje clave lo dará mañana el vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer. Sobre ese asunto trató nuestra última colaboración en Excélsior publicada ayer que puede leer aquí, y que reproducimos íntegramente abajo.    

LA FED BUSCARÁ TAPAR EN JACKSON HOLE EL BOQUETE DE LOS MERCADOS

Hoy empieza el foro de la Reserva Federal en Jackson Hole, que terminará el sábado. La toponimia de este lugar, el “Agujero de Jackson”, se explica por tratarse de un valle enclavado en medio de las Montañas Rocosas, en el estado de Wyoming. Pues bien, ahí, en la incomparable hondonada del “Agujero de Jackson”, la Fed tendrá otra ardua encomienda: tapar el inmenso boquete que en los últimos días se ha abierto en los mercados globales.  

Pekín ya hizo su trabajo, pero no fue lo efectivo que se podía esperar. Tras los batacazos del lunes y el martes, cuando el ShangaiComposite registró un desplome acumulado del 15.5%, el Banco Popular de China anunció el ansiado recorte en las tasas de interés de referencia así como una reducción en los requerimientos de reservas.

Pero los mercados bursátiles no logran estabilizarse y siguen dando tumbos, cada uno por su lado, como en un caótico sálvese quien pueda. Ayer miércoles, tras el anuncio del Banco Popular de China, el ShangaiComposite apenas logró abrir al alza antes de iniciar una debacle que le llevó a perder casi un 4.0%. Ahí rebotó, ante las especulaciones de que las autoridades chinas habrían intervenido de nuevo directamente en el mercado bursátil comprando acciones. Eso llevó al índice de Shangai a trepar hasta los 3,091 pts, lo que significaba una subida de 4.2% en la sesión (¡o del 8.4% respecto al mínimo de la jornada!). Pero el alivio fue efímero. El ShangaiComposite volvió a desinflarse y terminó la jornada con un retroceso del 1.3%.

La misma reacción se observó en los mercados globales, donde los vaivenes han sido continuos. Tras el anuncio de Pekín, Wall Street registró un fabuloso ascenso durante buena parte de la jornada, pero a última hora Nueva York se desvaneció y la jornada concluyó con un retroceso en el S&P’s 500 del 1.4%. Al día siguiente volvió  abrir con firmes subidas, pero volvieron a moderarse conforme avanzaba la jornada. En Europa, las bolsas reaccionaron el martes al anuncio de Pekín con virulentas subidas, pero al día siguiente volvieron a naufragar en pérdidas.

De modo que si bien la decisión de China ha logrado aplacar el pánico, en ningún modo ha logrado estabilizar a los mercados, que siguen muy volátiles. Con Pekín fuera de juego, todas las miradas se dirigen ahora al agujero de Jackson Hole.

Allí se reúnen los altos funcionarios de la Fed (con la excepción de la venerable presidenta Janet Yellen, que se perderá esta vez la cita) junto con otros banqueros centrales del mundo, reputados académicos e influyentes inversionistas. Y con el mundo como está, con las bolsas dando bandazos, las materias primas hundiéndose, la economía global desacelerándose como consecuencia del frenazo de China y las divisas de los países emergentes sufriendo estragos, la Fed no se puede quedar de brazos cruzados. Ellos saben jugar bien estas partidas  y cómo ponera los mercados de nuevo en órbita.

Para ello basta con hacer saber a los inversionistas que no subirán las tasas de interés en septiembre. Y mandar el mensaje velado de que quizás no lo hagan tampoco en lo que resta de año. Incrementar las tasas de interés tendría consecuencias tan indeseables que lo único que podría generar es arrepentimiento en un futuro no muy lejano. Y esto es así porque aumentar ahora las tasas de interés entraña muchos riesgos para todos los objetivos de la Fed, que son tres: inflación estable y cercana a 2.0%, pleno empleo y estabilidad financiera. Veámoslo.

La inflación es, ahora mismo, el argumento más fuerte que tiene la Fed para retrasar una subida de tasas. Y sobre la inflación versa, precisamente, el foro de Jackson Hole, cuyo tema es “La dinámica de la inflación y la Política Monetaria”.

La inflación es uno de los objetivos que la Fed no ha logrado cumplir en los últimos años y que todavía está lejos de alcanzar. Así lo recalcó en las últimas minutas de la Fed, donde expresó dudas de que los precios se vayan a mover pronto hacia el objetivo de 2.0%.  En junio, el deflactor del gasto de consumo, el indicador de inflación que más le gusta a la Fed, se ubicó en apenas 0.3%. Desde que empezó el año, y en gran medida derivado del efecto del desplome de los precios de la energía, la inflación general ha estado plana, en un rango de entre 0.1% y 0.3% anual.

Si excluimos el componente de energía, con su impacto a la baja, y el de alimentos, los precios también están muy deprimidos: la inflación anual, bajo esa medición, apenas es de 1.3%, y en ese nivel lleva varado seis meses. Esa tasa significa una sustancial desaceleración respecto a la tasa de 1.7% observada el verano pasado y lleva más de tres años por debajo del objetivo de 2.0%

El gran pretexto que tiene ahora la Fed es que los recientes acontecimientos ponen presión a la baja sobre la inflación estadounidense, lo que lo puede alejar aún más del objetivo de 2.0%. Por un lado, las cotizaciones del petróleo han sufrido un nuevo y severo desplome con la crisis de China, lo que acentuará la tendencia a la baja de los precios de los combustibles y, en consecuencia, de la inflación estadounidense. Por otro lado, el dólar se ha fortalecido tras la devaluación de yuan, lo que abaratará aún más los precios de los bienes comprados a China, su principal proveedor, de quien adquiere en torno al 20% de todas sus importaciones. Además, y pese al bajo nivel de la tasa de desempleo, cercana al concepto de pleno empleo, la Fed no percibe aún presiones salariales preocupantes. 

Por el lado del mercado laboral, se teme que Estados Unidos, tarde o temprano, resienta los efectos de la desaceleración global. ¿O acaso su economía puede subsistir en un remanso de paz y prosperidad mientras el crecimiento en el resto del mundo se tambalea? Una subida de tasas en Estados Unidos no sólo tendría un impacto en la economía local, sino que además forzaría a muchos bancos centrales a replicar ese movimiento al alza en sus países, lo que dañaría una de por sí débil demanda global a través de un menor consumo e inversión. Por consiguiente, un aumento de tasas en Estados Unidos no haría más que empeorar las perspectivas de crecimiento mundial, algo que no tardaría en reflejarse en un deterioro del empleo y de las expectativas de inflación en Estados Unidos. 

Finalmente, la Fed es consciente de que un incremento en las tasas de interés, debido a su impacto en la economía y las finanzas globales, y más en este contexto de nerviosismo, podría provocar una violenta rotación de los activos de riesgo a otros más seguros, torpedeando más a unos mercados financieros globales que no habían mostrado tanta fragilidad desde los peores días de la Gran Recesión de 2008 y 2009, lo que también repercutiría en el crecimiento económico.

Por todo esto, creemos que en Jackson Hole la Fed tratará de nuevo de poner orden en unos mercados que andan desquiciados. Todavía tienen algo de margen para hacerlo. Ahora bien, ese resquicio cada vez es menor. Vendrá el día, cada vez más cercano, en el que los mercados globales se desmoronen y nadie pueda hacer nada para pararlos. 

INFOGRAFÍA

Pese a la bajada de tasas de China, el Shangai Composite no logra estabilizarse, ni tampoco las bolsas globales. Pekín ya usó su cartucho para remedar la actual volatilidad global, y ahora las miradas se dirigen a Wyoming, al foro que organiza la Fed en Jackson Hole, para calmar a los inversionistas…

 

Fuente: Bloomberg

 … el principal argumento que la Fed puede esgrimir para no subir las tasas es el comportamiento de la inflación. No sólo está deprimida, por debajo del objetivo de 2.0%, sino que además, medido por el deflactor del gasto de consumo, se ha alejado del objetivo en lo que llevamos de este año…

 

Fuente: Bloomberg

… lo peor es que las presiones a la baja sobre la inflación se pueden acentuar debido a los últimos acontecimientos. Por un lado, el precio del petróleo se ha vuelto a desplomar, lo que acentuará la tendencia a la baja de los combustibles…

 

Fuente: Bloomberg

… por otro lado, la renovada fortaleza del dólar tras la devaluación del yuan abaratará más los precios de los bienes importados en Estados Unidos, los cuales en términos anuales ya están en terreno negativo.

Fuente: Bloomberg

 

 

 

 

 

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

321092 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy375
Ayer626
Esta Semana375
Este Mes53693
Total3616063

23-09-2019

Visitantes ahora

Guests : 97 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition