Sábado, Marzo 23, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

La cantina de la Fed sigue abierta... las minutas muestran la discusión

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Hoy se publicaron las minutas de la Reserva Federal de los Estados Unidos, el documento más esperado en todo el día, y con el que se palparían las lecturas que van haciendo los distintos miembros de la FOMC sobre la economía de los Estados Unidos.

Y lo que vino en las minutas fue una mesa dividida, no sólo entre los que pedían sal y no pimienta, entre los que buscan beber agua en vez de vino; sino que diametralmente hay puntos de vista distintos entre cuando es conveniente subir la tasa de interés de los fondos federales.

Son dos pasajes en las minutas las que muestran la mayor discrepancia entre los miembros:

“Varios  participantes juzgan que con los datos económicos y las proyecciones actuales del Comité, es probable advertir que la normalización de la política monetaria comenzará en junio. Sin embargo, otros participantes anticipan que los efectos de la caída en los precios del petróleo y la apreciación del dólar continuara desviando la inflación de su objetivo de mediano plazo, sugiriendo que las condiciones actuales no son apropiadas para empezar el alza de tasas hasta más adelante en el año, y un par de participantes sugieren que el panorama económico probablemente no llamará el despegue de tasas hasta 2016”.

En suma, hay una división en la Fed entre quienes esperan se pueda subir la tasa de interés en junio, y otros que están mirando más cerca de marzo de 2016.

Ahora, todos estamos esperando que sea en junio cuando la Fed inicie el nuevo ciclo monetario, porque en esa reunión de la FOMC habrá una conferencia de prensa para dilucidar los siguientes movimientos de la Fed (recordemos que aún falta aclarar como desinflará el total de su hoja de balance).

Sin embargo, Janet Yellen no ha dicho nada acerca de que realmente tenga que haber una reunión con conferencia de prensa, por lo que de ser así todavía quedará la oportunidad de mover la tasa en julio y aclarar el movimiento hasta la reunión de septiembre.

El otro punto de deserción en las minutas se leyó como sigue:

“los participantes expresaron diferentes puntos de vista acerca de cómo están evaluando la inflación y como sería apropiado remover la política acomodaticia. Fue apuntado de que no existe un criterio sencillo para juzgar cuando sería conveniente, y, en particular, que el movimiento dependería de un contexto encaminado hacia el máximo empleo y una razonable confianza en que la inflación convergerá a un 2 por ciento en el mediano plazo”.

Lo anterior implica que la Fed sigue utilizando dentro de su forward guidance el “data dependent” para ajustar la política monetaria, sin embargo, las minutas también trajeron la intención de algunos miembros de comunicar una reunión antes del inicio del alza de tasas, que la normalización monetaria comenzaría, un argumento que no consiguió mucho eco debido a que otros participantes consideraron que la Fed podría caer en un problema de inconsistencia dinámica al generar dicha comunicación. Es decir, sería inconsistente entre prometer subir la tasa de interés (ex –ante) y no hacerlo si las condiciones económicas no se lo permitían (ex –post).

Así que hasta esta lectura podría parecer que la Fed está tratando de suavizar su lenguaje para comunicar que será flexible ante la posibilidad de no subir la tasa de interés en junio próximo. No obstante, hay una línea de las minutas que preocuparon al mercado:

“el proceso de normalización podría ser iniciado antes de ver aumentos en la inflación subyacente de los precios o el nivel salarial”. ¿Qué significa esto?, que la Fed está considerando que el nivel de precios estará sub-valuado por la apreciación del dólar, y la caída de los precios energéticos, y que por lo tanto no pueden ser un indicador preponderante para decidir cuándo subir la tasa de interés. De no ser así, entonces el argumento de subir la tasa de interés en junio vuelve a tener mayor peso.

¿Cuál será el detonante?

William Dudley, presidente de la Fed, lo dijo hoy por la tarde: “si el siguiente reporte del empleo es muy fuerte […] o si el segundo dato del PIB trimestral luce robusto”, entonces el alza de junio seguirá vigente.

Ahora, de acuerdo con las últimas proyecciones de la FOMC, en realidad son sólo 2 participantes los que siguen esperando el poder dejar la tasa de interés inmóvil durante el 2015, mientras que la mayor parte de los participantes estima el poder ajustar la tasa muy cerca de 0.75%, es decir esperan hacer un incremento de alrededor de 50 pbs, que se tendría que repartir en dos diferentes sesiones para que pudieran transmitirse adecuadamente.

Esto hace pensar que en definitiva el ajuste de tasas a junio sigue en la mesa de la cantina de la Fed, pero (ahí el detalle) no todos los miembros están bebiendo la misma botella.

Aquí las minutas oficiales.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

105858 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy298
Ayer2265
Esta Semana11623
Este Mes42184
Total3294059

23-03-2019

Visitantes ahora

Guests : 20 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition