Lunes, Julio 22, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Declaraciones de Bullard y Fisher dan inicio a la discusión del Tapering.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La discusión en los mercados se resume a un solo tema: el tapering. Y pese a que la puesta en marcha del proceso de reducciones en las compras monetarias fue bien recibido en diciembre y enero (después del desbarajuste de mayo de 2013), hoy los datos hoscos de EEUU, y la brusquedad con que las cifras han venido, parecen no responder solamente al mal clima del país vecino,  y empieza a abonar en la idea de que Yellen pueda urgir una pausa en el proceso de extinción del “QE3”.

Como ha sido de nuestro parecer, la posibilidad, y el margen para dar una “pausa” al tapering acomoda todavía de manera efectiva la reducción final de compras de la Fed este año, sin embargo, el viernes pasado, James Bullard, presidente de la Fed de San Luis, comentó que el tapering no tendría porque abarcar sólo el 2014, y que las disminuciones podrían continuar hasta 2015.

La debilidad de los datos ha sido abrumadora: ISM manufacturero, Producción Industrial, Confianza de los constructores, Inicio de Casas, Permisos de construcción, Inflación, nómina no agrícola, y hasta las ventas minoristas, han caminado al unísono en marcar tasas por debajo de lo esperado en el mercado, pero más importante aún, por debajo de lo que son las estimaciones de la FOMC.

Salvo en la tasa de desempleo que en apariencia ha presionado el margen de la aplicación en la llamada Regla de Evans, pero donde tanto las minutas de enero, como la propia Janet Yellen han atajado que la disminución del paro no es el último objetivo que persigue la Fed, y que de ello podría deducirse un cambio en el forward guidance de la institución, lo que podría ser uno de las primeras modificaciones en la reunión de marzo, todo lo cual podría llevar a algunos miembros de la FOMC (como Bullard), a proponer la extensión del calendario en el tapering hasta el próximo año, lo que será un alivio para el estrés con el que se han manejado las cosas en los emergentes, y por lo tanto, la oportunidad de un “bull” fuerte sobre los mismos.

Bullard fue muy claro: “no hay ninguna fecha para terminar con el programa de compras de activos de la Fed, y se mantiene flexible respecto a las perspectivas económicas”.

Sin embargo, Bullard no es el único que participará en la reunión de marzo, y tampoco ha sido el único en declarar respecto a las condiciones que observa  de la economía de EEUU. Su homólogo de Dallas, Richard Fisher, también lo ha hecho.

Para Fisher, el banco central de Estados Unidos camina por una cuerda floja para no caer en una inconsistencia dinámica, lo que podría perjudicar de lleno su credibilidad hacia los mercados, y sobre todo presionar futuras reacciones para cuando la Fed decida no terminar las compras, sino alzar las tasas de corto plazo, por lo que declaró que había que continuar con las reducciones debido a que “el tanque de gasolina está lleno, y no hay necesidad de seguirlo llenado”.

Fisher, por contrario a Bullard, no está dejando que su visión se nuble con los datos que hemos estado recibiendo hasta febrero (como es el caso de la confianza de constructores o el inicio de casas), sino sobre las propias expectativas de los empresarios del país, que en su opinión guardan una mejor visión de la economía de Estados Unidos que la que prevalecía en años anteriores.

Asimismo, reiteró que los principales factores que afectan a la economía de su país se centran sobre la incertidumbre de las políticas, y las preocupaciones de la sobrecarga de regulación e impuestos en gastos futuros, por lo que una inconsistencia dinámica en marzo, podría generar tanto problema como subir tasas de una vez, ya que confundiría las señales claras de la Fed hacia el grueso de los agentes económicos.

La diferencia sustancial entre Bullard y Fisher, es que este último, es un integrante con derecho a voto en la decisión de la FOMC, y es algo que no podemos dejar pasar de largo. Las condiciones para generar una pausa en el tapering se están concretando día a día, dato a dato, pero hasta el propio Bernanke sostuvo una gran afrenta para poder esquivar la corriente hawkish de la Fed, y ahora, la magnética Yellen, tendrá que lidiar con la “revolución de los halcones” si lo que quiere es poder ofrecer calma en las cosas y ponerle frío a los malos datos que ha traído este inicio de 2014. ¿Lo logrará para marzo?, bueno, eso es precisamente lo que todos tratamos de adivinar en estos días. 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

205052 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy136
Ayer301
Esta Semana136
Este Mes35437
Total3492889

22-07-2019

Visitantes ahora

Guests : 95 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition