Martes, Noviembre 19, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

No cambia la dinámica de precios de EE.UU. Inflacion general y subyacente en 1.6% anual

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

La inflación en EE.UU. es una de las variables fundamentales en esta coyuntura. Uno de los asuntos que más preocupa a la Fed es que la tasa de inflación está demasiado baja y es sustancialmente inferior al objetivo de inflación del 2.0%. Es cierto que el indicador favorito de inflación de la Fed es el deflactor implícito del gasto de consumo personal que publica la Oficina de Análisis Económico (BEA por sus siglas en inglés). Sin embargo, tampoco pierden de vista lo que sucede con el Índice de Precios Al Consumidor que reporta la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), sobre todo porque es un indicador más oportuno.

Pues bien, las cifras siguen sin denotar presiones al alza preocupantes en los precios, si bien se puede ver con cierto alivio el reciente repunte en la inflación anual del componente general. La inflación subyacente, sin embargo, lleva estancada en un estrecho rango de entre 1.6% y 1.8% desde abril del año pasado.

El comportamiento de los precios en enero fue tal y como se esperaba, tanto el consenso como el pronóstico de Dinero Llama Dinero. La inflación general aumentó en 0.1% luego de registrar un alza de 0.2% en diciembre (revisado a la baja de 0.3%). La inflación subyacente, excluyendo los componentes de alimentos y energías, también subió un 0.1%, la misma tasa observada en diciembre.

 

Con esto, la tasa anual de la inflación general se ha acelerado ligeramente en los últimos meses. En enero los precios se incrementaron un 1.6% respecto al mismo mes de 2013, lo que supone una mejora respecto a 1.5% en diciembre, 1.2% en noviembre y 1.0% en octubre, que fue la tasa anual más baja desde      .

Por otro lado, la tasa anual de la inflación subyacente se relajó a 1.6% comparado con 1.7% en diciembre. Por tanto, y pese al reciente fortalecimiento de la economía de EE.UU., no emergen presiones de precios en la economía. Ayer, el presidente de la Fed de Altanta, Dennis Lockhart, se mostraba sorprendido por la ausencia de presiones inflacionarias tras cinco años de recuperación, y se preguntaba si no se estaría haciendo “una mala lectura sobre la fortaleza subyacente de la economía”.

Viendo el detalle de los datos de enero, llama la atención la casi inexistente presión que existe en el componente de alimentos. Apenas aumentaron un 0.1% en enero, y ya encadena seis meses con aumento pírricos, de 0.1% o directamente, de lecturas de 0.0%. En consecuencia, la tasa anual apenas es ya de 1.1%. Durante todo el 2013 se observó una tendencia de desaceleración en ese componente, del 1.6% de enero del año pasado a sólo 1.1% en enero de este año.

Por otro lado, los precios de la energía se incrementaron un 0.6% en enero tras aumentar un 1.6% en diciembre (revisado a la baja de 2.1%). Entre otros componentes, el sector de vivienda subió un 0.4% (2.4% anual vs 2.2% en diciembre),  y el de cuidado de salud un 0.3% (2.1% anual vs 2.0% en diciembre).

 En general los precios de las materias primas han sido un factor de desinflación, si bien los precios de los servicios sí se han venido presionando. Aquí el dilema es el siguiente: los precios de las materias primas responden a factores globales, en tanto los precios de los servicios reaccionan a variables internas. La tasa anual de las materias primas apenas aumenta un 0.3%, pero la de los servicios sube a una tasa de 2.4% (o 2.3% excluyendo energía). ¿Es verdad que la inflación no supone ningún riesgo? ¿Es la postura monetaria de la Fed demasiado acomodaticia dado el comportamiento del sector servicios, o es la correcta si contemplamos la evolución de la inflación general y subyacente?. Dicho esto, la inflación del sector servicios lleva más de un año por encima de 2% y no se ha traducido en presiones inflacionarias generales.

 

En general, la inflación de enero no trajo sorpresas. La dinámica de precios sigue siendo la misma: la inflación, en general, sigue en niveles demasiado bajos, e inferiores a lo que le gustaría a la Fed. Quizás la inflación de servicios está algo presionado, por encima del 2% que persigue la Fed, pero ya lleva así tiempo y no ha generado presiones de precios generalizadas. Otra cosa será en caso de que las materias primas repuntaran de nuevo. Pero con la economía china en desaceleración, la Fed no parece preocupada por la inflación, si acaso por lo contrario, la desinflación.

 

 

 

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

434046 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy838
Ayer2041
Esta Semana2879
Este Mes34611
Total3716820

19-11-2019

Visitantes ahora

Guests : 42 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition