Lunes, Septiembre 23, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Yellen prevé que la Fed continuará con el "tapering" a "pasos mesurados"

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

Janet Yellen, cuyo discurso estaba programado en un principio a las 9:00 hora de México, se adelantó y a las 7:30 ya estaba en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes leyendo el discurso que forma parte de su testimonio semestral de política monetaria.

Su discurso fue en esencia de continuidad. El propósito de la Fed es continuar reduciendo el monto de compra de activos (el llamado “tapering”) a “pasos mesurados” si las condiciones lo aconsejan, término que ya utilizó su predecesor, Ben Bernanke, en el pasado, aludiendo incluso que los “pasos mesurados” se refiere a recortes de 10,000 millones de dólares (mdd) en cada reunión.

Pero también, y como solía decir Bernanke, advirtió que la política de compra de bonos de la Fed no tiene un “rumbo preestablecido”. Ese comentario hace énfasis en el carácter discrecional de la política monetaria, que en esencia depende de cómo se muevan los indicadores económicos y las principales variables financieras. Es decir, que en caso de que las cifras se muevan en contra de las previsiones de la Fed, sobre todo en lo que se refiere a empleo e inflación, están dispuestos a detener el “tapering” e incluso a darle la vuelta.

Otro comentario contundente sobre la continuidad que ella dará a la labor de Bernanke es que “apoya fuertemente la actual política del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC)”.

¿De qué indicadores depende la conducción de la política monetaria en EE.UU.? En esencia de los dos que tiene como objetivos en su mandato dual, pues Yellen dijo que está comprometida a cumplir a carta cabal con ambos: lograr el pleno empleo en EE.UU y que la inflación retorne al objetivo de 2.0%.

Para el empleo, dijo que su recuperación está lejos de haberse completado. Para ella, el número de desempleados que llevan más de seis meses sin trabajo supone un porcentaje inusualmente alto del total de desempleados, así como el número de trabajadores que trabajan a tiempo parcial pero que preferirían tener un empleo a tiempo completo.  

En consecuencia, ella pretende seguir trabajando para que EE.UU. vuelva a ser una economía con pleno empleo. En ese sentido, quitó peso a la regla de Evans al advertir que la tasa de desempleo no es un fiel reflejo de lo que sucede en el mercado laboral en su conjunto, y que la tasa de los fondos federales puede permanecer en niveles muy bajos incluso si la tasa de desempleo se sitúa muy por debajo de 6.5% (la Regla de Evans establecía que la Fed podría empezar a considerar a subir tasas si el desempleo caía por debajo de 6.5%).

En lo que se refiere a la inflación, su perspectiva es que se mueva hacia el objetivo de 2% en los próximos años (dijo “años” y no “meses”) dando a entender que esa convergencia será lenta, señal de que no percibe presiones inflacionarias en la economía de EE.UU. en el corto plazo.

Finalmente, hizo alusión a la volatilidad de los mercados globales ante el inicio del “tapering”. En ese sentido, señaló que la vulnerabilidad de los mercados emergentes ante un ciclo más adverso de política monetaria en EE.UU. es menor que en episodios anteriores. Y que pese a la volatilidad observada, no implican un riesgo para las perspectivas económicas de EE.UU., dando a entender que la volatilidad externa (al menos en este momento) no será un impedimento para que la Fed prosiga con su estrategia si así lo ameritan las condiciones domésticas. Yellen también señaló que los inversionistas están discriminando entre los países emergentes más vulnerables y los menos. Entre los que se han mostrado más vulnerables, la Fed citó a Brasil, India, Indonesia, Sudáfreica y Turquía.

Por tanto, Yellen apuesta por la continuidad. Y es normal. Se sabe que su predecesor, Ben Bernanke, la consultaba muy de cerca y que tenían una gran afinidad en lo que se refiere a la conducción de la política monetaria en este época tan extraordinaria, tras la peor crisis financiera y económica desde la Gran Depresión.

Y el mercado recibió bien ese mensaje de continuidad de Yellen, de que bajo su mando todo seguirá más o menos el mismo curso que se vio durante la etapa de Bernanke. En Wall Street, el Dow Jones avanza un 0.4%, ell Nasdaq otgro 0.4% y el S&P’s 500 un 0.1%.

El mensaje de que es “probable “ de que la Fed continúe con el “tapering” presiona a la tasa de 10 años de EE.UU., que cotiza un 2.72%, o un alza de 5 pbs respecto al cierre de ayer. El oro, sin embargo, se aprecia un 0.4% a 1,280 dólares la onza.

En Europa, las ganancias también son generalizadas, lideradas por el Dax de Francfort (+1.2%), y el Ftyse-100 de Londres (+0.6%). También avanzan el Ibex-35 de Madrid, la bolsa de Milán y el Cac-40 de París con subidas cercanas al 0.3%.

Tampoco las divisas de los mercados emergentes sufren grandes convulsiones salvo el Tenge de Kazagastán, que hoy se despeñó un 15.7%. Pero eso fue antes de que hablara Yellen.

 

A ver ahora qué dice Yellen en el turno de preguntas y respuestas con los legisladores. Todavía, además, le queda comparecer en el Comité Bancario del Senado el próximo jueves.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

321064 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy372
Ayer626
Esta Semana372
Este Mes53690
Total3616060

23-09-2019

Visitantes ahora

Guests : 80 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition