Lunes, Septiembre 23, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Se acelera actividad industrial en EE.UU, pero se deprimen casas.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

La semana concluyó con tres indicadores económicos más para que los diseccione la Fed: los inicios de casas y permisos de construcción de diciembre, la producción industrial de diciembre, y la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan para enero.

El más complejo de analizar es el de los inicios de casas y permisos de construcción. Los inicios se hundieron un 9.8% para situarse a un ritmo anualizado de 999,000 comparado con 1.107 millones en noviembre (revisado al alza de una cifra preliminar de 1.091 millones). La cifra vino un poco por encima de los 990,000 que estimaba el consenso de Bloomberg.

El declive de diciembre se vio en parte compensado por las revisiones al alza de noviembre (+10,000) y de octubre (+16,000). Respecto a diciembre de 2012, los inicios de casas aumentaron un moderado 1.6%.

Por otro lado, los permisos de construcción, una variable que sirve de proxy para estimar el ritmo de construcción futura, se redujeron un 3.0% para situarse en 986,000, comparado con 1.017 millones en el mes previo (revisado al alza de 1.007 millones). En este caso, la cifra vino muy por debajo de los 1.015 millones que preveían los analistas.

El dato es difícil de interpretar. En un principio es malo, dado que hubo una sustancial desaceleración tanto en los inicios de casas y permisos de construcción de diciembre respecto a lo observado en noviembre. Pero es complicado discernir qué parte se debe a factores transitorios (el hostil clima) y qué parte a factores más estructurales (el reciente encarecimiento de las hipotecas).

La caída en los inicios de casas era previsible: hubo un fuerte incremento en noviembre y el adverso clima de diciembre podría golpear los inicios de casas. Pero más desalentador es el comportamiento de los permisos de construcción, no sólo por su caída en sí, sino también porque fue generalizado: se redujeron en todas las regiones salvo el oeste de EE.UU. A esto hay que sumar el declive en la confianza de los constructores en enero, como se publicó ayer. La lectura de enero fue de 56 comparado con 57 en diciembre, la cual a su vez fue revisada a la baja de una cifra preliminar de 58.

Las cifras de producción industrial, sin embargo, son alentadoras. En diciembre, la actividad aumentó un 0.3%, en línea con lo pronosticado por el consenso de Bloomberg. El dato se compara con una crecimiento de 1.0% en noviembre (revisado a la baja de 1.1%). Se incrementó tanto la actividad en el sector manufacturero (+0.4% vs 0.6% en noviembre) como el minero (+0.8% vs 1.9%), en tanto el de servicios públicos se contrajo (-1.4% vs +3.0% en noviembre).

Es de agradecer que sea el quinto mes consecutivo de expansión en la producción industrial. Pero sobre todo que, en el cuarto trimestre, la actividad se incrementó un 6.8%, lo cual representa el mayor crecimiento desde el segundo trimestre de 2010, cuando aumentó un 8.7%. El componente manufacturero en sí, el de más peso en la actividad industrial, subió un 6.2% en el cuarto trimestre, en tanto el minero lo hizo un 2.8% y el de servicios públicos casi un 19%.

En términos interanuales, la actividad industrial creció un 3.7% en diciembre respecto al mismo mes de 2012. Es importante recalcar el fortalecimiento de la actividad industrial a lo largo de la segunda mitad del año. Apenas en julio, la tasa anual era de 1.5%.

El auge industrial empieza a presionar a la capacidad instalada, lo que puede suponer una fuente de presión alcista en los precios para el corto plazo. En diciembre, el ratio de capacidad instalada se ubicó en 79.2 comparado con 77.8 en diciembre del año pasado. Y aunque todavía se ubica por debajo de su promedio de largo plazo de 80.2 (para el período de 1972-2012), ya se acerca a dicho nivel. La Fed prevé que la inflación, ahora en niveles demasiado bajos e inferiores a su objetivo de precios, retorne a niveles más confortables conforme la recuperación vaya ganando más músculo.

 

El último dato del día fue la lectura preliminar para enero de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Y ahí sí hubo una sorpresa negativa: pese al rally bursátil, la mejora del empleo, el alza de los precios de las casas, inesperadamente su lectura de enero bajó a 80.4 comparado con 82.5 en diciembre.  

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

321051 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy370
Ayer626
Esta Semana370
Este Mes53688
Total3616058

23-09-2019

Visitantes ahora

Guests : 65 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition