Lunes, Julio 22, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

La Gran negociación. Entre la Fed y el Senado

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Es la pregunta del millón: ¿Cuándo retirará la Reserva Federal de Estados Unidos sus estímulos monetarios?

Si uno logra anticipar correctamente esta fecha, entonces tendrá oportunidad de vender antes de que las tasas en renta fija suban, y por lo tanto el precio de los bonos al redor de todo el mundo bajen.

Pero saber esto, no es una tarea sencilla.

Desde el 18 de septiembre de este año, la Fed confirmo que de lo único que estaban sujetos sus estímulos monetarios, no era ni  más ni menos que de los datos económicos duros, y que cuando estos arrojasen luz verde, sería entonces el momento de ponerle freno al cochecito de plata que gira desde diciembre de 2008 sobre la carretera larga de la curva de bonos en EEUU.

Pues bien, los datos, han venido en verde, la inflación tuvo su menor avance anual desde abril (1.2%), el PB terminó por crecer mucho más de lo esperado (a 2.8%), y la creación de empleo volvió a las 200 mil unidades.

Así que como hemos comentado en llama dinero (aquí), el gran conflicto que tendrá que meditar la Fed esta sosegado al tema de la Política Fiscal que se de en el Congreso a partir del mes entrante. Para a lo cual tendrá que recurrir a una Gran Negociación, si quiere cumplir de una vez con la amenaza que planteó desde el 22 de mayo.

En el último informe que dieron a conocer los miembros de la FOMC, en octubre, hubo una ausencia tremenda de parte de las implicaciones que tendría el shutdown en la economía vecina, y que en efecto no arrojaron trastabilleo sobre los datos económicos, todo lo cual, ha acelerado la expectativa de que el tapering comience finalmente en último banderazo de Ben Bernanke. En diciembre próximo.

Así que la pregunta subyacente que se están haciendo todos los analistas en estos últimos días es: ¿Qué tanto la crisis fiscal afecta la evaluación de los pronósticos económicos de la FOMC?

Antes de que conociéramos el comunicado oficial de la Fed sobre su decisión de política monetaria de octubre, la respuesta que todos dábamos a esto, era que la Fed estaría muy inquieta por el problema fiscal, y que por lo tanto no reduciría los estímulos sino hasta marzo de 2014.

La lógica se ceñía a que en las conferencias de Bernanke, el mandatario ha citado dos sucesos como principales factores para impedir el tapering en septiembre: los inadecuados datos económicos; y la tormenta fiscal en Washington D.C.

Hasta el viernes, en el primer punto no parecía que pudiese dar ningún viraje, porque noviembre y diciembre traerían muy pocos datos sobre el punto de inflexión económica para asegurar que la Fed podría retirarse el mes entrante, sin embargo, la buena cara con la que han venido los datos (sorpresivamente), nos hace pensar que podrían funcionar de pretexto para revertir la inconsistencia dinámica de septiembre, y retomar el camino, como algunos de sus miembros así sugieren (aquí).

En cuanto al segundo punto, si la Fed sopesa que el conflicto próximo del tema fiscal , podría aventar un nuevo cierre de gobierno, y una nuevo posible default, entonces los estímulos deberían durar mucho más de lo que tenemos planeado, a menos claro, que la Fed logré asegurarse de que en el congreso se llegará a un acuerdo pronto.

“estamos hablando de que tanto la Fed es fiscalmente dependiente” dijo Paul Asworth, economista en jefe de Capital Economist “Que en septiembre la Fed dejase la ventana abierta por preocupaciones en el tema fiscal, ha hecho que corramos el riesgo ahora de tener un QE eterno”.

El punto inquietante esta por tanto en saber que tomar de la Fed, si el mensaje de Bernanke de septiembre donde se mostró inquieto por el tema fiscal, o si nos guiamos con el comunicado que arrojaron los miembros de la FOMC en octubre. En ambos casos la ponderación del tema fiscal es diferente.

En septiembre, las palabras de Bernanke concluyeron en que por el inquietante problema fiscal, no era aconsejable retirar los estímulos monetarios, sin embargo, por lo que en octubre, esperábamos  dar el jaque mate al tapering de 2013 con algún texto de reconocimiento al problema fiscal, el cual nunca llegó.

De acuerdo con JP Morgan, los datos económicos pueden justificar la reducción de estímulos, siempre que en el horizonte de mediano plazo, no se observen riesgos por el lado fiscal. “necesitamos una Gran Negociación que nos permita eventualmente terminar con las posibilidades de un QE crucnh” aseguró esta mañana George Gonclaves.

Muchas opiniones por el estilo se han mantenido en este tenor: “en términos del actual tapreing estamos lejos de las condiciones que permanecían entre los participantes del mercado en septiembre” dijo Steven Englander, Director de estrategias G-10 FX.

Para Capital Economist “la concentración más grande de probabilidades aún está en algún momento temprano del próximo año, pero el balance de riesgos se ha movido un poco desfavorablemente al consenso”.

Nomura´s Gonclaves, a su vez, confirma que el razonamiento debe darse a la luz del comunicado oficial de octubre por parte de la FOMC. “estamos sorprendidos de la importancia que está tomando el primer y tercer párrafo del statement de octubre de la FOMC, que señala que el impacto fiscal para los miembros, será bajo “, sin embargo en su análisis concluyen que “es normal que la Fed siga tratando de sonar optimista, porque esa es la única manera en que podrán iniciar el tapering, pero para eso, no sólo necesitan confirmar que los datos económicos serán buenos, si no que las peleas fiscales no repercutirán en absoluto para el futuro entrante”.

Al respecto, los miembros de la FOMC curiosamente, no han acelerado el discurso reduccionista que parecían mantener en la orquesta de agosto y septiembre. James Bullard dijo en octubre que “para mí no hay necesidad de apresurar la reducción de estímulos porque la inflación sigue baja”.

Charles Evans de su parte, también concluyo en el mismo mes que “necesitamos un par de reportes buenos de empleo y crecimiento del PIB, pero el problema del shutdown puede retrasar a los miembros unos meses”.

Lochart también comentó en la misma línea: “aún existen temores de que el crecimiento de la economía estadounidense sea demasiado lento para seguir reduciendo el desempleo, pese a las mejores cifras de octubre [..] Existen preocupaciones reales sobre si la economía irá bien por un tiempo, por lo que en general la política monetaria debería mantenerse expansiva el tiempo que nos permite asegurarnos de esto”. Sin embargo, el cliché está en que reducir los estímulos monetarios no quita de ello que la política monetaria sea todavía expansionista, por lo que el presidente de la Fed en Atlanta se vio obligado a admitir el viernes pasado que “la mezcla de herramientas que utilizamos para la actual política monetaria podría cambiar”.

Por tanto, no cabe duda que estamos en unos días de revaloración de opiniones dond elo principal será saber que tanto la Fed podrá adelantar de las negociaciones fiscales, meintras los demás adelantamos que tanto podremos saber de lo que puede saber la Fed sobre el mismo tema.  

En este contexto, Janet Yellen, próxima a suceder a Bernanke hablará el jueves frente al Senado de cara para su nominación.

Muchos aseguran que este careo de Yellen, servirá de plataforma en esta “gran negociación” para que la Fed pueda asegurarse de reducir sus compras, siempre que por algún momento podamos sacar algo sobre como evalúan los propios legisladores la pugna fiscal en Washington.

Si los legisladores, parecen lucir más ecuánimes, la Fed podrá dar su brazo a torce, esa es la negocación. Pero en términos de la Fed.

Mientras que en terninos del Senado, podría ser necesario que la Fed tenga que ceder en otros aspectos para que el Congreso le deje ver su Pokér de ases.  

De hecho, el senador republicano Rand Paul ya ha puesto sobre la mesa una amenaza a la nominación de Yellen a menos, que se apruebe una auditoría (propuesta por él mimo) a las fianzas de la Fed.

“el pueblo estadounidense tiene derecho a saber lo que esta institución está haciendo con la oferta monetaria de la nación “dijo el senador “la reserve federal no necesita secretismo, necesita ser auditada, y mi ley bipartidista, Federal Reserve Transparency Act hará precisamente eso”.

En este tenor, para tener al congreso más calmado, la Fed tyendría que incluir esta propuesta republicana en el entremés del jueves a razón de no sólo convalidar la elección de Yellen sino también de poder mantener contento a un Congreso que está a punto de ir a la campal fiscal.

En este sentido, senadores republicanos, presionan a la baja la expansión fiscal a razón de esperar todavía una política monetaria expansiva, mientras la Fed espera que la Política fiscal no decaiga tanto, que no permita reducir la expansión monetaria.

La propuesta del senador de Kentucky es a decir verdad, bastante popular, al ciudadano común le empieza  a hacer suficiente eco en el oído el tema de tener todo el tiempo a la Reserva Federal en la prensa, y desea animar el conocimiento sobre la misma, otorgándole mayor poder al congreso.

Hay 24 republicanos y un demócrata como coproponentes de la iniciativa, por lo que la mejor jugada podría radicar en bloquear la participación demócrata sujetando un tema mayor: la nominación de Yellen.

No es para poca cosa, ya en otra ocasión el congreso logró evitar que Peter Diamond, quien después tuvo el Premio Nobel de Economía, dirigiese la Fed a propuesta de Obama. Por lo que esta amenaza real puede dificultar la negociación que se espera provenga de la Fed.

Bernanke de momento, ya ha relucido que la iniciativa del senado por auditar, carece de sentido, y compromete la independencia del Banco Central, y que éste en última instancia es auditado por reguladores externos tanto a la Fed como al gobierno. Y nuevamente ha empujado el timón hacia Janet Yellen, pero el jueves tendremos el gran desenlace de ésta historia.

Por consiguiente, la línea base está en que la Fed dentro de lo que queda de noviembre, y la mitad del próximo mes, se logré asegurar de que el problema fiscal no resurgirá con demasiado ahínco, para poder endurecer su política expansionista, de lo contrario, el ajuste esperará hasta el año entrante.

 

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

204987 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy133
Ayer301
Esta Semana133
Este Mes35434
Total3492886

22-07-2019

Visitantes ahora

Guests : 39 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition