Domingo, Septiembre 22, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Porqué Yellen es una “dovish”.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La noticia en el mundo de los Bancos centrales, es que Janet Yellen, actual vicepresidenta de la Reserva Federal de EEUU sucederá a Ben Bernanke en el timón de dicha institución, lo cual adquiere relevancia por dos circunstancias sin precedentes: 1) Yellen (no es sorpresa), es mujer, y será la primera vez que  el “chairman” se convierta en “chairwoman”; y 2) también será la primera vez que un vicepresidente sea ascendido a Presidente general de la autoridad monetaria.

Si bien, ambas cosas han sido del deleite de diversos artículos, en realidad la relevancia de la nominación de Yellen, está en saber cómo atajará al mercado, y a la política monetaria de la Fed de aquí en adelante.

Algunos de los argumentos anti-yellen al respecto, estriban en opinar que la futura chairwoman “no entiende a los mercados”, y que si éste se metiese en líos grandes otra vez, Yellen no sería tan condescendiente como lo fue Bernanke.

Otros más han opinado que tampoco es firme en sus opiniones, y que cuando en los 60´s era una liberal cualquiera, como muchos otros, ahora ha pasado a ser una pro-intervencionista.

En línea con este argumento, está que después de ser titular de la Fed en San Francisco, y promover una estricta regulación Bancaria, desde que es vicepresidenta, ha esquivado indistintamente el tema de conversación, sin mostrar autoridad en el tema. Yellen no protegerá al Bancario “de los populistas que siempre piden más intervencionismo en el mercado”.

Un último argumento, es que le falta comunicación con los medios financieros, sin lo cual le será bastante difícil encausar la transmisión de la política Monetaria de la Fed, es callada, seria, poco bromista, y siempre guarda un perfil bajo.

Empero, y pese a todo lo dicho, la mayor parte del concierto de opiniones se decanta por un estribillo positivo en la figura de Yellen, y lo hacen, porque dentro de ese perfil bajo que ha guardado la candidata a suceder a Bernanke, todo mundo rumora  una misma esencia: “Yellen…. es una paloma”.

Estos argumentos fluctúan por distintas razones. En primera instancia, Yellen es una académica educada por nada más y nada menos que el premio Nobel de economía de 1981, James Tobin, un economista declaradamente de corte Keynesiano que buscaba tanto estabilizar el producto, como el mercado financiero. (De hecho su premio nobel se le otorgó debido a esta confabulación de ideas).

Segundo, cuando la Fed era liderada por Alan Greenspan, y la novata Yellen pertenecía a los miembros de la FOMC, sucedió en 1996, una oportunidad para que la Reserva Federal guiase la inflación hasta un nivel de 0%, logró que colmaría de gozo al ortodoxo Greenspan.

Pues bien, desde aquella ocasión, la principal contendiente a la idea de buscar una inflación en cero fue la propia Yellen, quien atajo en plena mesa que “un poco de inflación, era algo saludable para la economía”. Como si el maestro Tobin, hablase por su boca.

Todos conocemos el debate intelectual que dio revuelta por aquellos años, la inconsistencia dinámica de Kydland y Prescott, la crítica de Lucas, el debate reglas versus discrecionalidad, y el nacimiento del sistema de blancos inflacionarios para controlar la inflación.

Todo, termino en veredicto favorable para las ideas de Yellen, el propio Greenspan declaró en 2001:

“El nivel de la inflación estable, es aquel cuando los agentes económicos no toman ya en cuenta el nivel general de precios como variable de peso para la toma de decisiones. Aunque por precios estables, como quiera que sea, no me refiero a un número en particular del índice de precios”.

Desde dicho contexto, el sesgo conservador que puede guardar Yellen, es a decir verdad, bastante tenue.

Por continuar, y ya con Bernanke en el mando, Yellen ha sido de las que más apoyo y mayor defensa han dado a la política de estímulos, asegurando que los intentos del mandatario son los adecuados para el tamaño de la crisis que enfrentó EEUU, e incluso aceptando en términos generales que la Gran Recesión, nació de problemas artificiales en el sistema de pagos. Lo que implica decir que el dinero, si tiene efecto sobre la economía.

En especificó, hay algunos otros tópicos en cuestión que pueden ayudar a saber si un Banquero Central tiene un perfil dovish o no, tales como el manejo de la tasa de interés, las estrategias de comunicación, el uso de los relajamientos monetarios (costos y beneficios observados), situación del mercado laboral, y efectividad de la política monetaria en el corto plazo etc.

Mientras más de estos argumentos, caminen por el sendero de la hipótesis de neutralidad, lo que significa esperar mayor inflación, poco efecto de los estímulos sobre la economía real, y consistencia con la idea del desempleo natural (por fallas estructurales), así como copnel uso irrestricto de reglas hard core, el perfil es claramente más hawkish.

Del lado contrario, mientras mayor sopeso se crea tener de las políticas económicas sobre las variables reales, sin que haya dilemas inflacionarios, podemos tomar vuelo cual “paloma” con este banquero.

 Aquí algunas de las respuestas que ha tenido Yellen, de acuerdo con Goldman and Sachs para definir si la próxima mandataria es o no dovish.

Cuestionamiento

Comentario de Yellen

Fecha

Control Óptimo

"Un enfoque que encuentro apropiado para observar el camino de las políticas monetarias, se basa en el control óptimo… Con la alta política acomodaticia que hay, y modelos de control óptimo es posible que haya una reducción más rápida del desempleo de lo que tenemos estimado en nuestras proyecciones base".

11 de Abril 2012

Tasa Natural de los Fondos Federales

"La tasa de interés real de equilibrio de los fondos federales es aquella que es consistente con el pleno empleo en el mediano plazo, y es probable que actualmente este por debajo de su promedio histórico, que suponen los enfoques simples de reglas monetarias".

06 de Junio de 2012

Forward Guidance

"Considero que estos umbrales mejoran nuestra estrategia de comunicación en el forward guidance. Ellos proveen mucha más información de las decisiones que toma la FOMC sobre las condiciones económicas".

04 de Abril de 2013

Eficacia del QE

"¿Es el programa actual de compra de activos de la Fed efectivo?, bueno, mi respuesta corta es que sí”.

08 deEnero de 2011

Costo del QE

"Sobre los potenciales costos que tienen las compras de la Fed, hay algunos que definitivamente deben ser monitoreados con el tiempo. Pero a este punto, yo no veo ninguno que me indique anular el programa de compras de activos".

04 de Marzo de 2013

Mercado laboral

"Yo veo que la evidencia es consistente con que la tasa de desempleo que atraviesa el país desde la Gran Recesión es largamente cíclica y no estructural".

11 de Febrero de 2013

 

Pues bien, el mercado está en lo cierto, y muy probablemente Yellen tenga un corte igual o más dovish que quien le precede. Pero tampoco es de notar que no sepa cuando apretar la mano.

De hecho, mucho del perfil requerido para la próxima tarea de la Fed es más hawkish que dovish, y la propia Yellen se ha mostrado astuta para saber cuándo es cuándo.

En este punto, en septiembre de 1996, la minutas de la Fed revelaron una discusión fuerte sobre subir o no las tasas de interés de los fondos federales, donde Yellen, tuvo un perfil más halcón que paloma.

“Yo concluyo”, comentaba Yellen en aquel entonces “que hay un riesgo definitivo en que haya un alza de la inflación, y caracterizaría este momento de la economía como una situación de zona en peligro inflacionario”.

Aunque al final, Yellen voto igual que Greenspan, y se mantuvieron las tasas de interés constantes, en una entrevista que concedió terminando la reunión comentó que “me encontré a mí misma muy cercana al margen de dejar la tasa de interés tal cual, o subirla 25 puntos base, como lo propuse en el comité”.

Curiosamente, uno de los argumentos que pesaban en aquel entonces para no elevar la tasa de interés, era que el mercado laboral podía resentir prontamente el agravio monetario, aunque Yellen difería directamente con esto, sopesando que la inflación era un mayor problema para el banco central.

En este sentido,  hoy por hoy, con una economía a ras de suelo, y una inflación tirada, Yellen luce en efecto más dovish que Juan Salvador Gaviota, pero podría ser que su perfil bajo no nos deje ver si cuando llegue el momento sacará el halcón que tiene escondido.

La certeza la tendremos hasta enero, cuando se convierta en una de las mujeres más poderosas del mundo, junto a la Merkel y Lagarde. Pero por lo pronto, al igual que el mercado sólo nos queda decir: “In Yellen we Trust”.

 

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

318836 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy76
Ayer659
Esta Semana11626
Este Mes52768
Total3615138

22-09-2019

Visitantes ahora

Guests : 83 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition