Viernes, Marzo 22, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Ya está aquí otra vez el problema del techo de la deuda... y cada vez más amenazante

Ratio:  / 3
MaloBueno 

 

De nuevo el tema del techo de endeudamiento ha copado el centro del debate económico y de los mercados. El Secretario del Tesoro de EE.UU., Jacob J. Lew, acaba de poner una fecha sobre cuándo el gobierno se puede quedar sin dinero: es el 17 de octubre. Para esa fecha, el Departamento del Tesoro sólo dispondrá  de 30,000 millones de dólares (mdd) en efectivo, y avisa que para entonces el gobierno podría no contar con los recursos necesarios para pagar todas sus obligaciones y entrar en suspensión de pagos. Antes, el primero de octubre, si no hay acuerdo, no se podrían pagar algunos de los servicios públicos del gobierno.

El asunto es de vital importancia. Y la solución difícil, dado que cada vez es más enconado el enfrentamiento entre el presidente de EE.UU., Barack Obama, y los republicanos liderados por la extrema derecha del Tea Party.

Desde el pasado 19 de mayo, el gobierno de EE.UU. alcanzó el techo de endeudamiento de 16.7 billones de dólares, lo que le impedía emitir deuda nueva para pagar sus facturas. Por tanto, sólo ha podido renovar la deuda que ha venido venciendo.

Ahora bien, el gobierno de EE.UU. sigue registrando fuertes déficits, y la factura es cada vez más alta, y  para poder cumplir con sus obligaciones ha recurrido a diferentes estratagemas y “medidas extraordinarias” que le ha permitido liberar recursos por 300,000 mdd en efectivo para pagar las cuentas.

Pero esas medidas se están agotando, el efectivo se acaba y el Congreso sigue sin darle la autorización para elevar el techo de endeudamiento. Entre tanto, los republicanos condicionan cualquier aumento del techo de la deuda a que Obama dé marcha atrás en algunas partes de su programa de salud o a que acepte nuevos recortes de gasto, más allá de los pactados en marzo bajo el llamado “secuestro fiscal”.  

En medio, ha sucedido el dislate del senador republicano por Texas, Ted Cruz, del Tea Party, quien estuvo hablando durante 21 horas y 19 minutos seguidos en la Cámara del Senado en contra de la reforma sanitaria de Barack Obama en  esa apuesta filibustera. Así se conoce el mecanismo del Senado de EE.UU. según el cual un senador puede retrasar una votación siempre y cuando suba al estrado y hable sin parar.

Ahora bien,  lo de Ted Cruz fue un “falso filibusterismo”, dado que en esta ocasión, antes de que se subiera al estrado, el presidente del Senado, el demócrata Harry Reid, ya había logrado convocar la votación y el formato para este miércoles a las 13:00 hora de Washington, por lo que Ted Cruz se tuvo que bajar cuando llegó la hora de la votación.

En la sesión de hoy del Senado,  lo que se somete a votación es la eliminación de los fondos para financiar la reforma sanitaria de Barack Obama. Lo que los republicanos arguyen es que si el gobierno quiere seguir pagando a sus empleados a partir del 1 de octubre, tendrá que recurrir a los recursos del sistema sanitario que nació de la reforma. Los demócratas consideran un chantaje que por esta vía, los radicales republicanos pretendan echar por tierra una reforma que en su día fue aprobada por ambas cámaras del Congreso.

 El Senado, con mayoría demócrata, echará la propuesta para atrás, por lo que tendrá que regresar a la Cámara de Representantes para realizar cambios a la propuesta de recorte de gasto. En esas andamos, y así nos acercamos a la fecha del 1 de octubre, cuando inicial el ciclo presupuestario en EE.UU.

Así lleva viviendo el gobierno de EE.UU. desde hace seis meses, a base de extensiones que le permita seguir obteniendo recursos y operando, más en un curso en el que no hay presupuesto. El proyecto de presupuestos que Obama envió hace seis meses, allá por abril, no ha logrado siquiera su tramitación en el Congreso.

Si el Senado devuelve la propuesta al Congreso, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, volverá a quedar expuesto. Es de sobra conocido que no tiene el liderazgo necesario para poner orden siquiera entre las filas republicanas, y ahora mismo es una marioneta del Tea Party.

El tema del techo de endeudamiento casi siempre se obvia porque los mercados dan por hecho que a última hora se llegará a un acuerdo. Y así ha sido hasta la fecha, aunque sea “in extremis”. Pero cada vez la situación es más extrema, más enconada, con un Tea Party más radicalizado, con un John Boehner sin liderazgo y con un Obama de capa caída que cada vez se parece más a un “pato cojo”. Y en política, la insensatez y necedad puede llegar hasta límites insospechados.  A ver qué pasa en los próximos días.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

104022 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy482
Ayer2341
Esta Semana9542
Este Mes40103
Total3291978

22-03-2019

Visitantes ahora

Guests : 76 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition