Viernes, Julio 19, 2019
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Y mañana, el dato de empleo de EE.UU. ¿Hay algo más importante para ver?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, busca el día D y la hora H para un eventual ataque a Israel. En el reunión del G-20 busca amargamente apoyos ante una comunidad internacional cada vez más escéptica y más proclive a una solución diplomática. Pero los mercados y la Fed tienen su propio día D y hora H, y ambos parámetros están claramente determinados. Es mañana, a las 7:30 hora de México. Es cuando se publica el supremo dato de empleo, el indicador con más potencial para mover al mercado, y el más definitivo para la decisión que la Fed pueda tomar cuando concluya su próxima reunión de política monetaria el próximo 18 de septiembre.

Los indicios, a priori, es que tendremos un buen dato, suficiente para justificar en un principio un recorte en el monto de compra de activos. Actualmente, la Fed inyecta al sistema financiero 85,000 millones de dólares (mdd) al sistema financiero mediante su programa de compra de activos. El consenso, según una encuesta de Bloomberg, es que reduzca ese monto en 10,000 mdd el 18 de septiembre para situarlo en 75,000 mdd.

El consenso de analistas prevé un incremento de la nómina no agrícola de 180,000 empleos en agosto, por encima de los 162,000 del mes de julio. La estimación de los analistas está muy cerca del promedio móvil de las tres últimas semanas. Pero nuestra perspectiva es que la cifra venga más alta, cercana a los 200,000 nuevos puestos de trabajo.

Para empezar, el comportamiento de los subsidios de desempleo en agosto ha sido muy favorable. Aunque es cierto que el comportamiento del desempleo no necesariamente explica el del empleo, por lo general hay una relación inversa entre ambas variables. Y en agosto, las solicitudes de subsidios de desempleo descendieron a mínimos no vistos desde enero de 2008.

En la semana terminada el nuevo de agosto, el número de solicitudes se ubicó en 322,000, la cifra más baja desde la lectura de 321,000 registrada a mediados de enero de 2008. Pero además ese descenso parece consistente: el promedio móvil para las cuatro semanas terminadas el 30 de agosto se ubicó en 329,000, lo que supone su nivel más bajo desde octubre de 20067, antes de que iniciara la Gran Recesión.



Sin embargo, los componentes de empleo del ISM manufacturero y no manufacturero resultaron mixtos. El del ISM manufacturero se debilitó de 54.4 en julio a 53.3 en agosto. Sin embargo, el de ISM no manufacturero, o del sector servicios, que representa en torno a un 90% de la economía de EE.UU., se incrementó de manera sustancial, al pasar de 53.2 en julio a 57.0 en agosto. Esa lectura es la más elevada desde febrero de 2013. En ese mes, la nómina no agrícola se disparó a 332,000, la cifra más alta desde mayo de 2010.

Pero hay más cosas: el período de mayo a julio ha sido especialmente lluvioso en EE.UU., muy concretamente en la costa este, lo que puede haber afectado a las contrataciones de empleo en los sectores más sensibles al clima, como es la construcción. Otros sectores, como educación y salud, también pueden exhibir un mejor comportamiento que en meses recientes una vez que se diluye el efecto del llamado “Secuestro Fiscal”.

Son esos tres sectores los que nos hacen prever un número mejor que el del consenso, junto con el comportamiento de las solicitudes de subsidios de desempleo y el componente de empleo del ISM no manufacturero los que nos hacen prever un número mejor que el consenso. Para la tasa de desempleo, el consenso prevé que se mantenga sin cambios en 7.4%.

Por otro lado, hay que destacar que generalmente en agosto, la lectura preliminar suele ser revisada al alza posteriormente. Esa tendencia a que el número preliminar de agosto sea menor que el definitivo quizás se deba a que con las vacaciones, las empresas se retrasan a la hora de entregar la documentación de la nómina a la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS por sus siglas en inglés)

Si el dato resulta más fuerte de lo pronosticado, como prevemos en Dinero Llama Dinero, aumentará la apuesta del mercado respecto a la posibilidad de que la Fed recorte el monto de compra de activos. De ser así, posiblemente las tasas de largo plazo repunten y prolonguen su tendencia alcista, lo que producirá más reverberaciones en los mercados emergentes, que han venido batallando con el mayor atractivo de las tasas de los bonos de EE.UU. y la consiguiente salida de capitales.

Ahora bien, ¿será una apuesta definitiva? Tendremos que ver, pues si las condiciones de los mercados financieros se siguen apretando antes de que la Fed haga nada, a más de un alto funcionario del Banco Central de EE.UU. le puede temblar la mano. El mercado, en buena parte, ha hecho ya el trabajo de la Fed. Y por otro lado, lo más probable es que el ataque de EE.UU. a Siria se produzca antes del 18 de septiembre, lo que también puede tener repercusiones en los mercados, sobre todo en los precios del petróleo.

Add comment


Security code
Refresh

Más Leídos

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

196203 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy1293
Ayer1518
Esta Semana5994
Este Mes31886
Total3489338

18-07-2019

Visitantes ahora

Guests : 101 guests online Members : No members online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition