Charts

Gráfica del Día: Donald Trump, tan odiado y tan amado

  • Imprimir
Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

El presidente de Estados Unidos es odiado y amado al mismo tiempo. Odiado por el electorado estadounidense, por el ciudadano de a pie; amado por Wall Street, por los empresarios, por los inversionistas.

Hace un año, Donald Trump se alzó con la victoria en las elecciones presidenciales. Un año después, su ratio de aprobación, según la encuesta de Washingpost/ABC, apenas es del 37%. Esa puntuación es la más baja para un presidente tras haber sido elegido por primera vez desde que se tienen datos disponibles, los cuales se remontan a la presidencia de Eisenhower (1953).

Sin embargo, pese a que Trump es desdeñado por el electorado, Wall Street lo adora. Desde que fue elegido, el S&P's 500 ha trepado, en este año, un 21.2%, lo que le sitúa como el tercer presidente que mejor ha sido recibido por el parqué neoyorquino,  sólo por detrás de Kennedy (26.5%) y Bush padre (22.7%). Ellos, al contrario que Trump, gozaban de una alta popularidad un año después de haber sido elegidos, con más de un 75% de aprobación. 

El caso contrario al de Trump es Bush hijo: un año después de haber sido elegido por primera vez, su popularidad era de un 89%, la más alta que se observa desde Eisenhower. Sin embargo, le pilló de por medio el estallido de la burbuja del Nasdaq, por lo que el S&P's 500 se había despeñado un 21.8%. Al final de su segundo mandato, a Bush hijo le tocaría el estallido de otra burbuja aún más severa que desembocó en la gran crisis financiera de 2008-2009.  

Para  ver cómo se comparan las economías de México y EU desde que victoria de Trump, lea aquí. 

 Fuente: Washington Post/ABC y Bloomberg