Martes, Diciembre 12, 2017
Text Size

Buscador

Síguenos en Google + y encuentra todas nuestras gráficas en la galería

Charts

Gráfica: ¿Quién se vería más afectado con el Grexit?

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Tal parece que la crisis de Grecia se esfuerza por no encontrar su fin. Hay un deadline tras un deadline que impide bajar la tensión aunque sea un poco.

Aunque ya hay un acuerdo casi hecho, está comenzando a ver demasiada oposición hacia el nuevo rescate de Grecia.

En Atenas las manifestaciones ya están en las calles, los sindicatos han llamado a paros de 24 horas contra el gobierno de Syriza, y se espera una revuelta social similar a la que tumbó a Yorgos Papandréu en su momento.

Pero no sólo eso, en Alemania tampoco están contentos con el acuerdo. Una reciente encuesta transmitida en televisión expuso que sólo hay un 12% de los votantes en Alemania que se sienten cómodos con la negociación griega, pero hay una extensa mayoría que opina simplemente que Grecia no debería tener un nuevo rescate bajo las actuales circunstancias.

Así que aquí estamos otra vez, preguntándonos, ¿a quién afectaría más que de una buena vez Grecia abandone el euro?

El Gobierno griego defaulteria hasta 323 mil millones de euros al salir de la zona del euro, y el 75% de este dinero está en manos de acreedores extranjeros, que podrían no ver ni un céntimo de este dinero que se les debe.

 

¿Quiénes son?, los Big Four:

 

Como se muestra en la gráfica anterior, Alemania es el principal socio acreedor de Grecia, con 92 mil millones de euros dentro de su nación, lo que equivale al 3.2% de su PIB, mientras que países con una mayor economía, están mucho más expuestos al default de Grecia, como es el caso de España, donde se juegan hasta 4 puntos porcentuales del grueso de la economía española. Pero aún hay más.

De acuerdo con Dent Research, si Grecia sale del euro, la moneda que use en sustitución (el dracma) tendría sólo un valor de entre el 30 y 50% del euro. Lo que implicaría una brusca devaluación para los atenieses.

Esto significa que si alguien hoy podía comprarse un BMW en Grecia por 50 mil euros, ahora tendría que pagar algo así como 100 o 170 mil dracmas. Lo que representa un costo sumamente elevado. ¿Qué pasaría entonces?, la teoría dicta que en parte los griegos consumirían menos (por un efecto renta adverso), pero que al mismo tiempo entraría en acción un efecto sustitución entre los bines nacionales y los bienes extranjeros, lo que haría caer con todo el peso de la gravedad las importaciones griegas.

Ahora, esto significa que además de los poco más de 242 mil millones de euros que afectarían a la eurozona con un completo “default”, hay que sumar el impacto de la caída de las importaciones, las cuales pesan 60.5 mil millones de euros en bienes. El más afectado aquí es Rusia, quien le exporta a Grecia hasta 8.5 mil millones de euros en bienes de energía. Pero el segundo es “Alemania” con 5.9 mil millones de euros adicionales exportados ( 0.2% de su PIB).

Ahora, a diferencia del impacto directo de la deuda, la caída de las exportaciones germanas no tendría fin. Estas decaerían año con año hasta alcanzar un nuevo equilibrio entre el dracma y el euro, que sería notablemente inferior al vigente por Alemania. La devaluación de Grecia, por la vía de los costos, le haría más competitivo.

Esto no implica decir que a Grecia le favorezca este escenario. Por mucho, los más afectados serán siempre los atenienses.

Con una devaluación tan brusca, y el efecto sustitución actuando lentamente (por restricciones en la oferta griega) se generaría por la vía de los hechos un nuevo impuesto: la inflación.

Lo malo de la inflación es que la paga todo el mundo, y al no ser uniforme, tiende a comportarse como un impuesto regresivo, que le quita más a la gente que menos tiene.

Islandia por ejemplo, quien devaluó en el 2009 vio crecer su inflación un 20%, lo que perjudicó sus estándares de vida  de toda la población.

Ahora, de una u otra, el Gobierno quedaría sin crédito alguno, tanto por la vía institucional, como por el mercado, lo que le obligaría a monetizar su deuda (utilizar al Banco Central para emitir dinero que financie el presupuesto público) con tal de salir a flote. Lo que seguiría generando una espiral continúa de inflación y devaluación, lo que también obligaría al gobierno a convivir cada vez más con mayores controles de capital, ceses bancarios infinitos, y poco a poco volver a cerrarse.

Al final, habría que subir impuestos para evitar el colapso, y tras ello, se podría volver a hablar de una reestructuración de la deuda para acceder al mercado, tal y como lo hizo Islandia en 2012 (3 años después de su crisis).

 

 Pero mientras, Grecia sería (salvo por la violencia que esto pueda desatar), el lugar más barato del mundo para vacacionar en el mediterráneo.

Add comment


Security code
Refresh

Indices

An error occured during parsing XML data. Please try again.

Hits en Llamadinero

626303 Hits

Nuestros Visitantes

Hoy2377
Ayer2573
Esta Semana2377
Este Mes27086
Total2262740

11-12-2017

Visitantes ahora

Guests : 256 guests online Members : One member online

¡Bienvenido!

Te invitamos a darte de alta o acceder a nuestra red. Puedes hacerlo con tu cuenta de facebook. No utilizaremos tu nombre ni información personal en ningún caso.

  • ¿Olvidaste tu contraseña?
  • ¿Olvidaste tu nombre de usuario?
  • Crear una cuenta

Suscripción




¿Acepta HTML?
Terms and Condition